Inicio / Bosquejos Biblicos / La Palabra de Dios es viva y eficaz

La Palabra de Dios es viva y eficaz

Hebreos 4:12

INTRODUCCIÓN:

Entramos en el segundo trimestre del año con una palabra que Dios trae a nuestros corazones: “Creced en la Palabra”.

Como cristianos es vital que esta palabra se haga carne en nosotros.

Después de haber meditado acerca de ser verdaderos adoradores en espíritu y verdad los cuales Dios busca, ahora nos metemos de lleno en fortalecernos y crecer en la palabra de Dios, pues el crecer en la palabra no es una opción sino una necesidad.

I. LA PALABRA DE DIOS ES VIVA.

A. Su palabra ordena y llena. (Gn.1:1-21)

1) En el primer libro de la Biblia y en su primer capítulo podemos ver que la palabra que sale de la boca de Dios es viva.

a) En el principio todo era un caos, pues la tierra se encontraba desordenada y vacía. ¿Qué fue lo que trajo orden y llenó la tierra? La palabra que salió de la boca de Dios, pues de continuo vemos la frase: “y dijo Dios”. El libro de Juan dice: “todas las cosas por él fueron hechas” (Jn.1:1-4,14).

b) Nosotros éramos tierra desordenada y vacía, siendo la palabra de Dios la que obró el milagro en nuestras vidas. Conocer la palabra viva de Dios es trascendental para nosotros, para no seguir desordenados y vacíos.

c) Cuando entendemos que la Palabra es viva y crecemos en esta palabra no hay nada que pueda estorbar nuestro desarrollo en los caminos y voluntad de Dios.

2) La palabra de Dios es viva porque Dios dijo y todo fue creado e hizo todo cuanto quiso (Sal.115:3). Es importante saber, conocer, entender y discernir todo aquello que Dios tiene para nosotros, comprendiendo que es a través del “Verbo de Dios”, la acción de Dios a nuestro favor.

B. Su Palabra alimenta. (Mt.4:4)

1) La palabra de Dios es alimento para nuestras vidas, pues por medio de ella crecemos y nos desarrollamos en la vida nueva que hemos recibido de Dios, en Cristo Jesús.

2) ¿Deseas la Palabra de Dios? ¿Tomas de ella y te alimentas? “Desead como niños recién nacidos la leche espiritual no adulterada para que por medio de ella crezcáis para salvación” (1.Pe.2:2).

C. Su Palabra nos defiende del enemigo. (Ef.6:17)

1) La palabra de Dios es la espada del Espíritu, Jesús supo usarla muy bien (Mt.4:1-10).

2) De nada nos servirá el Espíritu, sin la espada, que es al fin y al cabo la que nos libra de nuestros enemigos.

a) Es muy importante saber manejar bien “La espada del Espíritu”, pues para hacerle frente a nuestro enemigo todo dependerá del manejo, o la destreza que tengamos de dicha espada, esto nos dará seguridad en nuestro andar cotidiano con Dios.

b) Jamás debemos ignorar al enemigo, al contrario hemos de conocer la palabra de Dios, de modo que sepamos quien es nuestro Dios y a la vez conocer todas sus promesas que él nos ha hecho, sabiendo que todas sus promesas son sí y Amén, en Cristo Jesús.

II. LA PALABRA DE DIOS ES EFICAZ.

A. su palabra sanó al enfermo. (Lc.7:1-10)

1) La palabra de Dios es eficaz, como bien comprobó un centurión que llamó a Jesús para que viniese a su casa para sanar a su criado y esto fue lo que le dijo al Maestro: “di la palabra, y mi criado será sano”.

2) ¿Crees tú, que la palabra de Dios es eficaz? ¿Tiene poder, fuerza y produce resultados? Este hombre lo creyó y para creerlo debía conocerlo primero pues sin conocerlo es imposible creerlo.

3) Es digna de admirar la fe que este hombre depositó en la palabra eficaz de Dios.

4) ¿Para qué depositar confianza en su palabra si no fuese eficaz?, pero su palabra es tan eficaz que lo que nosotros vemos hoy fue hecho de lo que no se veía (He.11:3).

5) Su palabra nunca vuelve vacía sino que es prosperada (Is.55:11).

B. No ignores su eficacia. (Mt.22:29)

1) No hay que ignorar la eficacia de la palabra de Dios pues hemos de conocer las escrituras ya que estas dan testimonio de nuestro Señor.

2) No ignoremos la eficacia de la palabra, sino que más bien al contrario seamos entendidos y no para discutir, sino para vivir conforme a ella, pues a través de la palabra conoceremos los caminos y pensamientos de Dios para nuestras vidas (Is.55:8).

3) ¿Cómo conocer el pensamiento y el camino de Dios? Escudriñando las escrituras (Jn.5:37-39).

4) Su palabra es Eficaz.

CONCLUSIÓN:

Que en este trimestre crezcas en su palabra y a través de su palabra Dios traiga grandes resultados a tú corazón.

Recibe toda la vida y eficacia de Dios.

Vive su palabra, porque ella es la que ordena y llena tu vida, es la que te alimenta, es la que te defiende del enemigo, ella también es lumbrera para tu camino, su palabra no es ajena ni anticuado para nosotros hoy, pues cielo y tierra pasará más su palabra no pasará. Comprueba por ti mismo que su palabra de Dios es viva y eficaz.

“Crece en la palabra de Dios, ella es viva y eficaz”

Acerca Alfonso Calderón E.

Revise también

Bosquejos para Predicar - Subiendo a la presencia de Dios

Subiendo a la presencia de Dios

Bosquejos Biblicos - Para subir a la presencia de Dios necesitamos ser humildes, componer nuestra vida y gobernarla, tener sabiduría, tener frutos, para poder tener una comunión con el Altísimo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *