Inicio / Bosquejos Biblicos / El líder y su relación matrimonial y familiar

El líder y su relación matrimonial y familiar

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

Para empezar debemos dejar en claro algunas cosas o puntos.

Debemos preguntarnos primero…

¿Qué significa líder? Persona a la que un grupo sigue reconociéndola como jefe u orientadora.

¿Quién es un líder? Persona a quien alguien o algunos siguen.

¿Quién no es un líder? Sencillo, alguien a quien nadie sigue, alguien dijo: “Si tu crees que eres un líder, voltea hacia atrás y mira, y si nadie te sigue entonces sólo estas dando un paseo”.

¿Que significa relación? Conexión, correspondencia, trato, comunicación de alguien con otra persona.

¿Quién tiene una relación? Quien corresponde y se conecta con otros y quien tiene comunicación con ellos.

¿Quién no tiene una relación? Fácil, aquel quien no corresponde ni se comunica con sus seguidores mucho menos se conecta; Por que deje decirle que se puede ser líder y no tener una relación con sus seguidores. Este tipo de líderes son prácticamente aquellos a quienes se les paga por hacer algo, es decir desempeñar un puesto. Este tipo de liderazgo lo vemos en los grandes consorcios y grandes empresas, y es bueno, pero solamente en las empresas, no así en las familias mucho menos en las iglesias.

Dios quiere que todos aquellos que están en los negocios del Señor sean líderes a la manera de Dios, es decir, que entiendan que la familia y la iglesia no es una empresa ni organización (aunque debe de estar organizada) sino que es un organismo, y esto significa que tiene vida propia, se mueve por si sólo y por ejemplos.

Para que la familia y la iglesia respondan o funcionen debe de haber algo sumamente importante; como líderes cristianos debemos de ser diferentes, es decir, actuar de manera diferente a como se lidera una organización o una empresa.

La Familia y la Iglesia no son una empresa, por lo tanto se deben de conducir de diferente manera. Tanto la iglesia como nuestra familia forman parte del cuerpo de Cristo.

1 Corintios 12:27 – Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular.

Por lo tanto debemos de saber que para poder hacerlo bien, debemos de poner en orden las prioridades.  La gran mayoría de las personas y esto también les compete a los líderes cristianos, tienen prioridades, pero no las tienen en el orden correcto.

Y esto les trae más dolores de cabeza que satisfacciones.

En el liderazgo de un cristiano debe de haber orden en las prioridades.

Para que el liderazgo sea correcto o completo.

Para que haya balance entre familia e iglesia.

Esta es la razón principal, el balance, ya que seremos no sólo buenos líderes sino que seremos dignos de imitar, si así como lo escuchó, dignos de imitar.

“Veremos mas adelante un poco de esto, en la vida de Abraham y su hijo Isaac”

En nuestras iglesias tenemos desafortunadamente líderes callejeros, si así como escuchó; Son buenos líderes en otro lado pero no en su casa, no con su familia, y esto no quiere decir que no les obedezcan o algo así, sino que en realidad no son con su familia como son en la iglesia o con otros por así decirlo.

Hay quienes animan, consideran, premian, reconocen, buscan y le hablan bonito a otros hermanos y hermanas.

Pero cuando su mujer y sus hijos le escuchan hablar de esa manera, lo desconocen y se preguntan ¿por qué no es así con nosotros?

Hay un dicho en el mundo que dice: “Candil de la calle oscuridad de tu casa”

Hay muchos (as) que en realidad así son. “Líderes callejeros, o mejor conocidos como hermanos faroles”

Abraham es un buen ejemplo de liderazgo.

Sólo que Abraham tuvo que ser probado por Dios para que él pudiera establecer las prioridades en su vida.

Génesis 22:1-12, 16-18 En este pasaje Dios probó la Fe de Abraham y así lo hizo que establecer sus prioridades, Dios lo probó en por lo menos 3 cosas:

I. DE LA OBEDIENCIA  (vv.1-4)
II. DE LA FE (vv.5-8)
III. DEL AMOR (vv.9-10)

LAS PRUEBAS DE DIOS ESTABLECEN PRIORIDADES

Dios quiere tener buenos líderes y siervos, pero es necesario que esos líderes empiezan primero por su casa, y para eso Dios nos pone a prueba. Él nos pide que sacrifiquemos lo que tanto tiempo “nos costó”, es ahí donde como dicen en mi pueblo “la puerca torció el rabo”, o mejor dicho es ahí donde empiezan los problemas, problemas con que si viene de Dios o no viene de Dios. Es ahí donde debemos de poner en orden las prioridades, dejar de darle el lugar a algo alguien que no le corresponde, algunos tienen en primer lugar la iglesia, y luego los hijos y sucesivamente.

A continuación el orden correcto de las prioridades.

1. DIOS

Éxodo 20:3 – No tendrás dioses ajenos delante de mí.

Deuteronomio 13:6-8 – Si te incitare tu hermano, hijo de tu madre, o tu hijo, tu hija, tu mujer o tu amigo íntimo, diciendo en secreto: Vamos y sirvamos a dioses ajenos, que ni tú ni tus padres conocisteis, 7 de los dioses de los pueblos que están en vuestros alrededores, cerca de ti o lejos de ti, desde un extremo de la tierra hasta el otro extremo de ella;
8 no consentirás con él, ni le prestarás oído; ni tu ojo le compadecerá, ni le tendrás misericordia, ni lo encubrirás,…

Dios, hermanos, es el número uno, y debe de ser el número uno en el orden de tus prioridades, es un requisito indispensable para los líderes cristianos y su buen funcionamiento en cuanto a su liderazgo y relaciones personales, por que la Biblia dice bien claro que debemos de buscar todo lo que concierne a Dios primero y que todo lo demás viene por
consecuencia.

Lucas 12:31 – Mas buscad el reino de Dios, y todas estas cosas os serán añadidas.

La siguiente prioridad es muy importante para que las demás funcionen a la perfección pudiéramos decirlo, ya que sin esta prioridad en este orden, creo firmemente y por  experiencia se los digo, no funcionen las cosas, podemos hacer muy bien nuestra labor como papá o como obrero etc. pero si no hacemos bien nuestra labor como esposo(a), no podremos funcionar bien con nuestra relación y liderazgo; Tengo aprox. 21 años de casado con la misma mujer y, lo he vivido en carne propia, por lo tanto les digo como dijo el gran Apóstol Pablo “verdad digo en Cristo no miento”.

La 2da prioridad en el orden es:

2. ESPOSA (O)

Hermanos y hermanas, la relación con Dios y con su iglesia es muy importante, pero de que sirve que trates de estar bien con Dios y con tus semejantes si no estas bien con tu cónyuge.

Muchos matrimonios se han venido abajo por la razón de que han dejado de verse como se veían antes de casarse.

Si hermano(a) es necesario que usted tenga una relación que vaya más fuerte con su compañero(a), algunos tienen mas confianza con sus amigos que con su esposa(o) o con sus papás, con sus hijos o hermanos o con su pastor y, no debe de ser así, ya que los esposos no son sino uno del otro, la Biblia lo dice:

Génesis 2: 24 – Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

Nuestra relación con el cónyuge, es la pieza fundamental para la relación con otros, cuando hablo de relación estoy hablando de que sean más que esposos, que sean amigos, confidentes, a veces es necesario regresar al tiempo cuando estábamos de amigos y queríamos convertirnos en más que eso.

También en lo que a relaciones de esto y que lo otro, es necesario que tanto el hombre como la mujer sean como dice la Biblia cumplidores, si tu esposa quiere, ámonos chiquito, si tu esposo quiere, ámonos chiquito, La Biblia dice:

1 Corintios 7:4-5 – La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer. 5 No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia.

Sabe muchos hermanitos(as) cometen un error garrafal sólo quieren tener lo que necesitan cuando lo necesitan; Es decir se les ha olvidado que tienen que granjearlo, se les ha olvidado el cortejo, ya son como el gallo de la canción, “racatapuchinchine y el gallo sube, echa su polvorete, racatapuchinchine y se sacude” y en realidad no es así, si usted es así, déjeme decirle que lo que esta haciendo es sólo sexo, y no amor, no comparte ese tiempo que debe de ser mas que sexo, debe de ser el mejor tiempo que tengan y no un martirio o sufrimiento, un tiempo en el cual se entregan y compaginan el uno y el otro, el tiempo que los hace más fuertes como pareja y a la vez como líderes.

La siguiente prioridad en el orden es o son:

3. HIJOS

Si hermano los hijos deben ser la tercera prioridad y eso no quiere decir que sea menos importante, sino que debe de llevar un orden de manera que usted pueda llevar su liderazgo correctamente y por ende su relación con ellos y con los demás.

Esto es sumamente Sencillo:

Cuando usted pone a Dios como #1 empezamos bien ya que Dios es Él que debe regir nuestra vida, ya que a Él es a quien nos debemos; Luego #2 nuestro cónyuge, la razón principal es que con nuestro cónyuge somos uno ¿entiende eso?; Ya no es usted sólo, y sabe que hermano? Además su cónyuge es con quien va a terminar el resto de su vida (por que cuando usted se casa es para siempre, para que no piense en que si me divorcio etc.), los hijos se van y desafortunadamente la gran mayoría se olvida de sus padres.

Otra y es la mejor si yo estoy bien con la madre o el padre, por consecuencia estoy bien con mis hijos, de lo contrario muy difícilmente voy a estar bien con los hijos si no estoy bien con la madre o padre.

La siguiente prioridad en el orden y no menos importante es:

4. LA IGLESIA

Si hermano no se equivoque y piense que si está bien con la iglesia va a estar bien y con buena relación con Dios, con su esposa o con sus hijos, déjeme decirle que este es uno de los errores que más cometen los líderes en las iglesias.

Se meten en su cabeza que la iglesia lo es todo y confunden la iglesia con Dios, déjeme ser un poco atrevido y decirle que la iglesia no es Dios, la iglesia es un grupo de personas que se reúnen para adorar a Dios, la iglesia es el cuerpo de Cristo ciertamente, pero no es Dios; La palabra para iglesia en el Nuevo Testamento griego es:

EKKLESIA= Congregación Esta palabra está compuesta de dos palabras: ek que significa afuera y kaleo que significa llamar.

Es decir hermanos, que todos nosotros unidos formamos el cuerpo de Cristo, la Iglesia que Él ganó con su sangre. Pero de nuevo hermanos no confundan las cosas y pongan en primer lugar a un grupo de hermanos antes que a Dios, antes que su Esposa(o), antes que a sus hijos, las cosas no son así; Cuando usted y yo somos candil de la calle y oscuridad de nuestra casa, nuestros cónyuges e hijos lo resienten, y no somos de bendición para ellos mucho menos a otros.

¿Y sabe qué hermano? Es por lo cual muchas de las veces la gente no nos cree lo que les decimos o predicamos y por consecuencia no se acercan a Dios; Hermanos, la gente nos está viendo siempre, somos libros abiertos para ellos, en el fondo toda persona quiere acercarse a Dios pero siempre quiere ver si en verdad hay cambio en las personas que están dentro de lo que ellos llaman las cosas de Dios.

Seamos de buen testimonio primero a nuestra familia y después a los demás, la Biblia dice en:

1 Timoteo 3:1,4 que si alguno anhela obispado buena cosa desea, pero una de los requisitos es que gobierne bien su casa y tenga a sus hijos en sujeción… Y el verso 5 es importante también 5 (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?)

Por lo tanto debemos de poner en orden las prioridades Todos saben que hay prioridades y tienen prioridades pero muchos las tienen en desorden, la siguiente prioridad es la que nos cuesta mucho ponerla en último lugar por así decirlo ya que en esta ocasión sólo hablaré de estas 5 Prioridades; Esta es la que absorbe a la mayoría de las personas, líderes y no líderes y es el:

5. TRABAJO

Esta es una de las prioridades más importantes para nuestra familia, ya que la mayoría está dependiendo del trabajo para seguir adelante en todo por así decirlo, y sobre todo como está la situation en estos días, no obstante a pesar de que es muy importante o pudiéramos decir una de las más importantes, no es por la que subsistimos; Todo cristiano sabe que
todo desciende de Dios, es decir que Dios nos dá lo que necesitamos, en su Palabra lo dice:

Santiago 1:17 – Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.

Sabemos que si es importante muy importante, esto del trabajo, pero el trabajo no es más importante que Dios, Dios es más importante que el trabajo.

Necesitamos el trabajo y necesitamos a Dios, podemos vivir sin el trabajo pero no podemos vivir sin Dios. Jesús dijo:

Lucas 12:22-23, 28-31 No os afanéis por vuestra vida, qué comeréis; ni por el cuerpo, qué vestiréis. 23 La vida es más que la comida, y el cuerpo que el vestido.

28 Y si así viste Dios la hierba que hoy está en el campo, y mañana es echada al horno, ¿cuánto más a vosotros, hombres de poca fe? 29 Vosotros, pues, no os preocupéis por lo que habéis de comer, ni por lo que habéis de beber, ni estéis en ansiosa inquietud. 30 Porque todas estas cosas buscan las gentes del mundo; pero vuestro Padre sabe que tenéis necesidad de estas cosas. 31 Mas buscad el reino de Dios, y todas estas cosas os serán añadidas.

Hermanos líderes todo lo que nos desvíe del objetivo principal que es Dios, esta fuera del orden correcto.

Estos son sólo algunos de otros tantos que hay, pero en realidad son los más importantes, ya que de estos dependen mayormente el buen funcionamiento de nuestro liderazgo en el matrimonio, familia e iglesia.

Hermano recuerdas a Abraham y a su Hijo Isaac, bueno Abraham por haber puesto sus prioridades en orden Dios le hace patente la promesa que ya una ves le había hecho al decirle que levantaría una nación grande en su descendencia.

Génesis 22:11-12,16-18

11 Entonces el ángel de Jehová le dio voces desde el cielo, y dijo: Abraham, Abraham. Y él respondió: Heme aquí. 12 Y dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único.

16 y dijo: Por mí mismo he jurado, dice Jehová, que por cuanto has hecho esto, y no me has rehusado tu hijo, tu único hijo; 17 de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos. 18 En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz.

Bueno estos versos ratifican que Dios cuando nosotros hacemos lo correcto, OBEDECEMOS tenemos FE y AMOR y que además tenemos las prioridades en orden, Él personalmente nos lo firma y confirma, y nos dice:

¡TE BENDECIRÉ!

Hermano no tengas duda, ánimo, pon en orden tus prioridades, obedece a Dios ámalo de todo tu corazón y, La promesa de Dios se hará real en tu vida

Acerca Alejandro Solórzano

Revise también

Predicas Cristianas - Cuando el Amor...

Espíritu de amor

Bosquejos para Predicar - El amor no es cualquier cosa, porque el amor es un sentimiento que experimenta una persona hacia otra a la cual se le desea todo lo bueno.

2 comentarios

  1. Es una bendición recibir un mensaje tan real donde nos obliga a pensar y a re direccionar nuestro trabajo dentro de un ministerio. Gracias hermano. DIOS LE BENDIGA

  2. Hola en mi iglesia hay que ir casi toda la semana los martes., miércoles jueves y a juntas y claro el domingo yo voy con gusto pero me dicen que es excesivo y que mi hijo me necesita, ahora estoy confundida ya que no quiero lastimar a mi esposo ni a mi hijo por mis ausencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *