Inicio / Bosquejos Biblicos / El poder del acuerdo

El poder del acuerdo

Amos 3:3; Mateo 18:19

Introducción.

¡Hay poder en el acuerdo!

¡El acuerdo mueve la mano de Dios!

Así como la división trae ruina, destrucción y fracaso, el acuerdo trae bendición, prosperidad y éxito

Jesús dijo: “Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquier cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos”

I. Pregunto, ¿Cuántas personas se necesitan para estar en acuerdo? 2

• La escritura enseña que: “uno persigue a mil, pero dos hacen huir a diez mil” (Deut 32:30)

• Ahora, según este pasaje, cuando estás de acuerdo con alguien más, tu nivel de influencia, poder, y capacidad aumentan. No es lo mismo “perseguir” que “hacer huir”

• ¿En que estás de acuerdo y con quién?, tal vez ahora mismo te encuentres de acuerdo con respecto a algo negativo y con las personas incorrectas y tú no te has dado cuenta.

• Si hablas fracaso y derrota, te estás poniendo de acuerdo para el fracaso y la derrota.

• Si hablas maldición y enfermedad, te estás poniendo de acuerdo para ello.

• Pero si hablas bendición, éxito, libertad; entonces te estás poniendo de ACUERDO para recibir lo que pides.

II. Pregunto: ¿en donde debemos de ponernos de acuerdo? En la tierra

• Pregunta: ¿ Que significa esto? Que tu provisión no es algo que se genere aquí, en la tierra, sino que se genera en el cielo para entonces manifestarse en la tierra

• Hay gentes que se preocupan por tener la bendición del mundo, de la tierra pero se olvidan que: “Toda buena dadiva y todo don perfecto descienden de lo alto” Santiago 1:17 es decir; Dios es quien bendice y prospera, pero El espera que estemos en acuerdo, donde no hay acuerdo, no hay bendición.

III. Pregunto: ¿en qué cosas debemos de ponernos de acuerdo? En cualquiera

• Debemos de estar de acuerdo para pedirle a Dios cualquier cosa
• Te preguntaras, ¿también en las cosas malas? ¡por supuesto que no!
• Pedirle a Dios que te conceda algo que este fuera de su carácter o su voluntad se llama tentar a Cristo. ( Num 21:5-6)
• No puedes pedir algo que esté en contra de su voluntad, o que sea inconsecuente con su carácter

CONCLUSIÓN

Permanecer en la palabra es no darle lugar a la duda, empiece a declarar y a actuar sabiendo que tiene lo que pidió en acuerdo con otros.

¡No desaproveche este principio que Dios a establecido!

Únase en compañerismo de pacto con sus hermanos, póngase de acuerdo con ellos sobre lo que van a pedir, y asegúrese que la palabra lo respalda. A partir de que haya orado, agradezca y no declare mas derrota.

Acerca Omar Hernández Díaz

Revise también

Predicaciones Cristianas - La gloria postrera

Sanando el cuerpo y alma

Bosquejos Biblicos... Las siete zambullidas de Naamán nos revelan 7 cosas a las que debemos renunciar para ser sanos en cuerpo y alma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *