Inicio / Bosquejos Biblicos / El impacto de la madre sobre su(s) hijo(s)

El impacto de la madre sobre su(s) hijo(s)

Texto: Proverbios 1:8-14

Introducción

A. La huella de nuestra madre sigue con nosotros después de muchos años de muerta o en vida.

B. El impacto es inevitable, de allí que los padres han de tener cuidado con la instrucción o enseñanza que damos a nuestros hijos.

I. La madre ha de dar dirección a sus hijos.

A. Los hijos mientras son niños dependen de los padres, para el rumbo de su vida. Pro. 22:6

B. Hemos de buscar el propósito de Dios para sus vidas.

II. El impacto en la vida de los hijos (v.9)

A. Distinción, identidad.

“Guirnalda de gracia pondrá en tu cabeza, corona de hermosura te entregará.” (Pro 4:9 LBLA)

B. Autoridad.

1. Ejemplo de José.

“Y Faraón se quitó el anillo de sellar de su mano y lo puso en la mano de José; y lo vistió con vestiduras de lino fino y puso un collar de oro en su cuello.” (Gen 41:42 LBLA)

2. Ejemplo de Daniel.

“Entonces Belsasar ordenó que vistieran a Daniel de púrpura y le pusieran un collar de oro al cuello, y que proclamaran acerca de él, que él tenía ahora autoridad como tercero en el reino.” (Dan 5:29 LBLA)

III. La protección en la vida de los hijos. (Pro. 1:10-14)

A. Serán protegidos de malas influencias. vs. 10.

B. Serán protegidos de malos caminos. vs. 11-14

C. Usarán del sentido común (vs.16-17)

Conclusión

Los hijos han de hacer caso a las instrucciones o enseñanzas de sus padres.

Dios declaraba la muerte sobre los hijos rebeldes:

“El que hiera a su padre o a su madre, ciertamente morirá.” Ex 21:15

“Todo aquel que maldiga a su padre o a su madre, ciertamente se le dará muerte; ha maldecido a su padre o a su madre, su culpa de sangre sea sobre él.” Lev. 20:9

“Si un hombre tiene un hijo terco y rebelde que no obedece a su padre ni a su madre, y cuando lo castigan, ni aun así les hace caso, el padre y la madre lo tomarán y lo llevarán fuera a los ancianos de su ciudad, a la puerta de su ciudad natal, y dirán a los ancianos de la ciudad: Este hijo nuestro es terco y rebelde, no nos obedece, es glotón y borracho. Entonces todos los hombres de la ciudad lo apedrearán hasta que muera; así quitarás el mal de en medio de ti, y todo Israel oirá esto y temerá.” Dt. 21:18-21

Porque Dios dijo: “HONRA A tu PADRE Y A tu MADRE,” y: “QUIEN HABLE MAL DE su PADRE O DE su MADRE, QUE MUERA.” Mat. 15:4

NOTA. Esto debe de mostrar a los hijos lo serio que Dios mira a la rebeldía que se refleja en la desobediencia.

Acerca Víctor M. Mendoza

Revise también

Bosquejos Biblicos - Rompe con las maldiciones

Rompe con las maldiciones

Bosquejos Biblicos - Cuando recibimos a Jesucristo en nuestras vidas, se rompe el siclo de maldiciones con su poder, y no da una vida libre y eterna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *