Inicio / Bosquejos Biblicos / Las ofrendas, donde duele al cristiano

Las ofrendas, donde duele al cristiano

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

Introducción.

La ofrenda es un regalo o donativo que se ofrece a una deidad, para implorar ayuda, agradecer un favor o cumplir un voto.

1. Fueron establecidas por Dios.

Exo 25:2 “Di a los israelitas que recojan una ofrenda para mí. Deben recogerla entre todos los que quieran darla voluntariamente y de corazón; Exo 25:3 y lo que deben recoger es lo siguiente: oro, plata, cobre, Exo 25:4 tela morada, tela de púrpura, tela roja, lino fino, pelo de cabra, Exo 25:5 pieles de carnero teñidas de rojo, pieles finas,[1] madera de acacia, Exo 25:6 aceite para lámparas, perfumes para el aceite de consagrar y para el incienso aromático

Exo 30:12 “Cuando hagas un censo de los israelitas, cada uno de ellos deberá dar una contribución al Señor como rescate por su vida, a fin de que no haya ninguna plaga mortal con motivo del censo.

Exo 30:13 Todo el que sea registrado dará como contribución al Señor cinco gramos de plata, que es la mitad del peso oficial del santuario.

Exo 30:14 Todos los registrados de veinte años para arriba darán esta contribución al Señor, Exo 30:15 y al dar cada uno al Señor el rescate por su vida, ni el rico dará más de cinco gramos de plata, ni el pobre menos de cinco.

Exo 30:16 Así que recogerás la plata que los israelitas den como rescate por su vida, y la entregarás para el culto de la tienda del encuentro. Eso hará que el Señor se acuerde de los israelitas, y de que dieron el rescate por su vida.”

1 Crónicas 16:29 Dad a Jehová la honra debida a su nombre; Traed ofrenda, y venid delante de él; Postraos delante de Jehová en la hermosura de la santidad.

Exo 35:29 Todos los hombres y mujeres israelitas que sintieron deseos de ayudar para que se hiciera lo que el Señor le habían ordenado a Moisés, trajeron su ofrenda voluntaria al Señor.

2. Fueron Recordadas por Jesús.

2.1 Mateo 5:23,24
Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, Deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.

3. Fueron una práctica de la Iglesia.

3.1 2ª de Corintios 9:7
“Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.

Tienen un propósito definido
2.1 Reconocer a Dios.
2.2 Agradecer a Dios por un beneficio recibido
2.3 Cumplir un voto a Dios.

4. Deben ofrecerse con una actitud correcta

4.1 No con tristeza.
4.2 No por necesidad.
4.3 No para ser vistos por los hombres

5. Deben agradar a Dios.

5.1 La ofrenda de Abel Génesis 4:5 pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, Y decayó su semblante.

5.2 La ofrenda de la viuda Lucas 21:1-4

Levantando los ojos, vio a los ricos que echaban sus ofrendas en el arca de las ofrendas.

Vio también a una viuda muy pobre, que echaba allí dos blancas. Y dijo: En verdad os digo, que esta viuda pobre echó más que todos. Porque todos aquéllos echaron para las ofrendas de Dios de lo que les sobra; más ésta, de su pobreza echó todo el sustento que tenía.

Dios juzga lo que ofrendamos por la cantidad con que nos quedamos”.

5.3 Las ofrendas de Israel. Isaías 1:13

No me traigáis más vana ofrenda; el incienso me es abominación; luna nueva y día de reposo, el convocar asambleas, no lo puedo sufrir; son iniquidad vuestras fiestas solemnes.

Malaquías 1:7,8
En que ofrecéis sobre mi altar pan inmundo. Y dijisteis: ¿En qué te hemos deshonrado? En que pensáis que la mesa de Jehová es despreciable.
Y cuando ofrecéis el animal ciego para el sacrificio, ¿no es malo? Asimismo cuando ofrecéis el cojo o el enfermo, ¿no es malo? Preséntalo, pues, a tu príncipe; ¿acaso se agradará de ti, o le serás acepto? dice Jehová de los ejércitos.

6. Tienen su recompensa.

6.1 2ª de Corintios 9:6
Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

2ª de Corintios 9:10
Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia,

CONCLUSIÓN

Ilustración “No debe doler ahí”

“Cuando vas al Doctor para tu chequeo anual, muchas veces empieza a picar y presionar en varios lugar, mientras que pregunta, ‘¿Esto duele? ¿Qué tal aquí?’ Si gritas en dolor, una de dos cosas han sucedido: El Doctor ha presionado demasiado fuerte, sin la correcta sensibilidad; o, lo más probable es que hay algún problema. Entonces el Doctor dirá:

‘Debemos hacer más pruebas. ¡No debe de doler allí!’

Así es cuando pastores predican sobre la responsabilidad financiera y ciertos miembros empiezan a criticar. El pastor ha presionado demasiado o quizá hay un problema allí. En ese caso, yo digo: ‘¡Amigo, necesitamos del Gran Médico, porque no debe de doler allí!”

Acerca Ismael Balderas Sánchez

Revise también

Predicaciones Cristianas - La gloria postrera

Sanando el cuerpo y alma

Bosquejos Biblicos... Las siete zambullidas de Naamán nos revelan 7 cosas a las que debemos renunciar para ser sanos en cuerpo y alma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *