Inicio / Bosquejos Biblicos / Cuando Dios me dio un Nuevo Nombre

Cuando Dios me dio un Nuevo Nombre

Isaías 62:2 – Entonces verán las gentes tu justicia, y todos los reyes tu gloria; y te será puesto un nombre nuevo, que la boca de Jehová nombrará.

Introducción:

En la palabra de Dios encontramos que el creador eventualmente cambia el nombre de las personas esto se debe a que el nombre en antaño era asociado con el carácter y naturaleza de las cosas y personas. Por esta razón un cambio de nombre implicaba también un cambio de naturaleza o carácter, casi siempre para bien, pero ocasionalmente para mal.

El nombre englobaba en el Antiguo y Nuevo Testamento muchas otras cosas, tales como  fama, carácter, autoridad, esencia, naturaleza, etc. A continuación algunos ejemplos:

I. Aquí la palabra NOMBRE se asocia con la idea de FAMA.

Apocalipsis 3:1 – Escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice esto: Yo conozco tus obras, que tienes nombre(fama) de que vives, y estás muerto.

Génesis 6:4 – Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre. (varones de mucha fama)

II. Aquí la palabra NOMBRE se asocia con la naturaleza y existencia misma de las cosas personas o animales.

Génesis 2:19-20 – Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ese es su nombre. 20  Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo ganado del campo; mas para Adán no se halló ayuda idónea para él.

El Altísimo cambio el nombre de Abram (padre enaltecido) al de Abraham (padre de las naciones o multitudes). Dando el Señor a entender que cambiaria su naturaleza de solo ser padre de un pueblo a ser padre de todos los creyentes sin importar su nacionalidad.

Abram era en si un nombre poco apropiado para un hombre que no podía ser padre por la esterilidad de su mujer, sin embargo el Altísimo hizo el milagro y no solo fue padre se Isaac sino que es el padre de todos los creyentes.

Génesis 17:5  – Y no se llamará más tu nombre Abram, sino que será tu nombre Abraham, porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes.

JACOB cuyo nombre significa usurpador, era el recuerdo permanente de su pecado. Cuando El Omnipotente le cambia el nombre por ISRAEL que significa príncipe de Dios. La naturaleza de JACOB cambió de ser un Usurpador a ser un hombre de Dios.

Génesis 32:23 -30 – Los tomó, pues, e hizo pasar el arroyo a ellos y a todo lo que tenía. Así se quedó Jacob solo; y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba. Y cuando el varón vio que no podía con él, tocó en el sitio del encaje de su muslo, y se descoyuntó el muslo de Jacob mientras con él luchaba. Y dijo: Déjame, porque raya el alba. Y Jacob le respondió: No te dejaré, si no me bendices. Y el varón le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y él respondió: Jacob. Y el varón le dijo: No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel; porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencidoEntonces Jacob le preguntó, y dijo: Declárame ahora tu nombre. Y el varón respondió: ¿Por qué me preguntas por mi nombre? Y lo bendijo allí. Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar, Peniel; porque dijo: Vi a Dios cara a cara, y fue librada mi alma.

Consciente del estigma que un nombre puede causar en la vida Jacob cambió el nombre de su hijo (Benoni) a (Benjamin) Raquel, que estaba de nuevo embarazada, sintió por el camino los dolores del parto. Al dar a luz, viendo que se moría, le puso al niño el nombre de Benoni, que significa “hijo de mi dolor”.Pero Jacob se lo cambió por el de Benjamín, que significa “hijo de mi diestra”. (Su diestra era Raquel). José y Benjamín fueron los preferidos de Jacob

Génesis 35:17-18 – Y aconteció, como había trabajo en su parto, que le dijo la partera: No temas, que también tendrás este hijo.  Y aconteció que al salírsele el alma (pues murió), llamó su nombre Benoni; mas su padre lo llamó Benjamín.

III. El Señor da al creyente un nuevo nombre 

Nuestro Señor dio a Pedro un nuevo nombre que manifestaba una transformación o cambio de naturaleza, es decir una conversión. De un voluble individuo El Señor le daría la firmeza de una piedra.

Juan 1:42  – Y le trajo a Jesús. Y mirándole Jesús, dijo: Tú eres Simón, hijo de Jonás; tú serás llamado Cefas (que quiere decir, Pedro).

IV.  Cristiano 

El Señor da al creyente un nuevo nombre,  CRISTIANO, el cual nadie conoce sino el que lo recibe. Sin una conversión genuina nadie puede saber lo glorioso que es portar este nombre. Este nombre muestra la transformación que El Señor operó en nuestra naturaleza y carácter.

Apocalipsis 2:17 – El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe.

Hechos 11:25-26 – Después fue Bernabé a Tarso para buscar a Saulo; y hallándole, le trajo a Antioquía.   Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente; y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía.

1 Pedro 4:16 – pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello.

Conclusión:

Glorificar a Dios. Porque nos dio un nuevo nombre que la boca del Altísimo ha nombrado. El nombre glorioso de CRISTIANO.Dejemos los motes sectarios y seamos uno en el nombre divinamente provisto.

De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía, porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres? Porque diciendo el uno: Yo ciertamente soy de Pablo; y el otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois carnales? ¿Qué, pues, es Pablo, y qué es Apolos? Servidores por medio de los cuales habéis creído; y eso según lo que a cada uno concedió el Señor. Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios. Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento.  1 Corintios 3:1-7 RV1960

Entonces verán las gentes tu justicia, y todos los reyes tu gloria; y te será puesto un nombre nuevo, que la boca de Jehová nombrará.
Isaías 62:2 RV1960

Acerca Pablo Ortega

Revise también

La iglesia que practica oración - Bosquejos Biblicos

Un servicio de obediencia

Bosquejos Biblicos - Si habremos de ser diligentes en el servicio que estamos dando a nuestro Dios, entonces esta diligencia se trasmite como obediencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *