Inicio / Bosquejos Biblicos / Consecuencias del pecado

Consecuencias del pecado

INTRODUCCIÓN

La mayoría de las personas pasan por alto que las consecuencias del pecado son devastadoras y trágicas. El pecado deteriora la vida particular de los hombres, destruye a la familia, y aún pone en conflictos a las naciones, y aún más, corta futuros brillantes de los seres humanos, pero muchos ven los actos pecaminosos como algo normal y rutinario, pero su fin es fatal.

1. Aparta el favor de Dios del ser humano (Isaías 59:2)

a. Cuando la persona necesite de Dios no tendrá su ayuda, porque no existe comunicación con él.

b. Una actitud de ignorancia de la persona de Dios y de su existencia.

2. El pecado conduce al alejamiento definitivo de Dios (Salmos 9:17, Marcos 16:15-16)

a. Define el destino final del hombre sin la menor oportunidad de cambio ni arrepentimiento.

b. Es un apartamiento irreversible y para siempre.

3. Problemas psicológicos: desasosiego del alma (Isaías 48:22)

a. El pecado turba la paz interior del ser humano.

b. Puede darse la paz del mundo, pero la paz de Dios no.

4. Aumenta las dificultades de la propia vida (Proverbios 4:19)

a. El hombre camina a su propia conveniencia, sin la ayuda de Dios.

b. Es una vida de incertidumbre, sin dirección, sin esperanza y sin Dios.

5. ¿Cuál es la solución?

a. Buscar la salvación en Cristo: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe” (Efesios 2:8).

b. Con arrepentimiento en la vida presente: “…arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados” (Hechos 3:19)

c. Tomar la decisión de cambiar: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es…” (2 Co. 5:17).

CONCLUSIONES:

El dolor, el fracaso y la miseria humana, es producto del pecado. Y para evitar esta tragedia, la única opción es recibir a Jesucristo como Señor y Salvador personal.

Acerca Antonio González T.

Revise también

Bosquejos para Predicar - Amor ferviente

Como permanecer en el Amor Ferviente

Bosquejos Biblicos - Dios nos está llamando para que demos a conocer su amor ferviente, a cada uno de nosotros. Debemos practicar continuamente el amor ferviente y no permitir que...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *