Inicio / Bosquejos Biblicos / El precio de la excelencia

El precio de la excelencia

El compañero inseparable de la excelencia

Eclesiastés 4:4

INTRODUCCIÓN

Hay muchas cosas que se asocian con la excelencia como la constancia, la tenacidad, el esmero, la dedicación, etc. Pero pocos se ponen a pensar que el precio más caro que se tiene que pagar por la excelencia es la gratuita envidia de otros.

La necesidad de excelencia en nuestra vida. (Lucas 6:27-36)

Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos. Mateo 5:20

y a cualquiera que te demandare ante la ley y tomare tu túnica, déjale tomar también la capa; y cualquiera que te obligare a ir una milla, ve con él dos. Mateo 5:40-41

Procurad, pues, los dones mejores; mas yo os muestro un camino aun más excelente. 1 Corintios 12:31

Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor. 1 Corintios 13:13

La excelencia de Abel y la envidia de Caín

Caín se ensaño con Abel no con Dios que fue quien rechazo su ofrenda.

En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios. Porque este es el mensaje que habéis oído desde el principio: Que nos amemos unos a otros. No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas. 1 Juan 3:10-12 RV

La excelencia de José y la envidia de sus hermanos.

Los hermanos se enfadaron con José no con Jacob que lo distinguió con una túnica de colores.

Y los patriarcas, movidos de envidia, vendieron á José para Egipto; mas Dios era con él, Y le libró de todas sus tribulaciones, y le dió gracia y sabiduría en la presencia de Faraón, rey de Egipto, el cual le puso por gobernador sobre Egipto, y sobre toda su casa. Hechos 7:9-10 SRV

Castiga a los que tienen envidia haciéndoles bien.Provervio Árabe

La excelencia de David y la envidia de Saúl.

Saúl se ensaño con David en vez de tenerle gratitud por librarlos de los filisteos.

Aconteció que cuando volvían ellos, cuando David volvió de matar al filisteo, salieron las mujeres de todas las ciudades de Israel cantando y danzando, para recibir al rey Saúl, con panderos, con cánticos de alegría y con instrumentos de música. Y cantaban las mujeres que danzaban, y decían:

Saúl hirió a sus miles,

Y David a sus diez miles.Y se enojó Saúl en gran manera, y le desagradó este dicho, y dijo: A David dieron diez miles, y a mí miles; no le falta más que el reino. Y desde aquel día Saúl no miró con buenos ojos a David.Aconteció al otro día, que un espíritu malo de parte de Dios tomó a Saúl, y él desvariaba en medio de la casa. David tocaba con su mano como los otros días; y tenía Saúl la lanza en la mano. Y arrojó Saúl la lanza, diciendo: Enclavaré a David a la pared. Pero David lo evadió dos veces. 1 Samuel 18:6-11 RV

La excelencia de Daniel y la envida de los gobernadores y presidentes de Babilonia.

Se ensañaron con Daniel porque no podían hallar falta en él.

Pareció bien a Darío constituir sobre el reino ciento veinte gobernadores, que estuviesen en todo el reino. Y sobre ellos tres presidentes (de los cuales Daniel era el primero), a quienes estos gobernadores diesen cuenta, para que el rey no recibiese daño. Pero el mismo Daniel era más estimado que estos gobernadores y presidentes, porque en él había un espíritu excelente; y el rey pensaba en ponerlo sobre todo el reino. Entonces los presidentes y gobernadores buscaban ocasiones contra Daniel por parte del reino; mas no podían hallar alguna ocasión o falta, porque él era fiel, y ningún vicio ni falta fue hallado en él. Entonces dijeron aquellos hombres: No hallaremos contra este Daniel ocasión alguna, si no la hallamos contra él en relación a la ley de su Dios. Daniel 6:1-5 RVG

La excelencia de Jesús y la envidia de los escribas y fariseos.

La excelencia en un humilde carpintero que ofendía la hipocrecíad de los doctores de la Ley.

Y Pilato les respondió, diciendo: ¿Queréis que os suelte al Rey de los judíos? Porque él sabía que los príncipes de los sacerdotes por envidia le habían entregado. Mas los príncipes de los sacerdotes incitaron a la multitud, para que les soltase más bien a Barrabás. Marcos 15:9-11

La envidia es una declaración de inferioridad.

La envidia nació en el corazón de Satanás teniendo celos de aquel a quien debiera respetar y adorar.La envidia le hizo pasar por alto las infinitas bendiciones que sin mérito alguno Dios le otorgó

¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo. Se inclinarán hacia ti los que te vean, te contemplarán, diciendo: ¿Es éste aquel varón que hacía temblar la tierra, que trastornaba los reinos; que puso el mundo como un desierto, que asoló sus ciudades, que a sus presos nunca abrió la cárcel?  Isaías 14:12-17 RV1960

CONCLUSIÓN

La envidía es el puñal de los mediocres y la admiración la escuela de los piadosos. La excelencia nos asemeja a Dios, la envidia al maligno.

Bienaventurado hermanos cuando os envidien porque nadie envidia a los mediocres.

Dios demanda excelencia en nuestras vidas pero nos previene de la envida que esto despertará en los amantes de la mediocridad. La excelencia nace en el corazón de Dios y la envidia en el de Satanás.

Una ilustración al respecto:

Cuenta la Leyenda, que una vez, una serpiente empezó a perseguir a una Luciérnaga; esta huía rápido con miedo de la feroz depredadora, y la serpiente no pensaba desistir.

Huyó un día, y ella no desistía, dos días y nada…..En el tercer día, ya sin fuerzas la Luciérnaga paro y dijo a la serpiente:

-Puedo hacerte tres preguntas???

-No acostumbro dar ese privilegio a nadie pero como te voy a devorar, puedes preguntar…

-¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?

-No, contestó la serpiente….

-¿Yo te hice algún mal?

-No, volvió a responder

-Entonces, ¿Por qué quieres acabar conmigo?

-Porque no soporto verte brillar……..!

Muchos de nosotros nos hemos visto envueltos en situaciones donde nos preguntamos: ¿Por qué me pasa esto si yo no he hecho nada malo?

Sencillo…….porque no soportan verte brillar.

La Envidia, es el peor sentimiento que podemos padecer……….

Que envidien tus logros, tu éxito……Que Envidien verte brillar…..

Cuando esto pase, no dejes de Brillar, continua siendo tu mismo, sigue dando lo mejor de ti, sigue haciendo lo mejor, no permitas que te lastimen, no permitas que te hieran, Sigue Brillando y No podrán tocarte….

porque tu Luz seguirá intacta!!!

Acerca Pablo Ortega

Revise también

Central de Sermones - ¿Riquezas o pobreza?

Jesús vio a zaqueo

Bosquejos Biblicos - Zaqueo un Magnate, muy rico; sufría del síndrome de enanismo, por eso era corto de estatura y de lo que le faltaba algo la salvacion. Mensaje evangelistico, porque...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *