Inicio / Bosquejos Biblicos / Nuestra actitud determina el éxito o fracaso

Nuestra actitud determina el éxito o fracaso

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

Mateo 5:13

Introducción:

Dios nos concibió para experimenta una vida de gozo. Está en nuestro diseño original pero se ha ido desdibujando como consecuencia del pecado que albergamos. Cuando nos volvemos a Dios, experimentamos cambio, transformación y crecimiento.  Dios planeó para nosotros un futuro de éxito y es posible si nos movemos en Su divina voluntad, ¡Él está dispuesto a ayudarnos para lograrlo!

I. Nuestra actitud determina nuestro éxito o fracaso

1. Nuestra actitud puede ser poderosa para construir o para destruir. Edifica a quienes nos rodean o los causa heridas.

a. Hay quienes encuentran una oportunidad en cada dificultad.

b. Otros encuentran una dificultad en cada oportunidad.

c. Frente a las dificultades, algunos escalaran d. Ante los problemas hay quienes caen en una espiral sin fondo.

2. Nuestras actitudes nos permiten avanzar en Dios o nos aseguran el fracaso.

2.1. La actitud no es un sentimiento ni depende de las circunstancias externas.

2.2. Todos somos responsables por la actitud que asumimos frente a los problemas o las circunstancias de la vida.

II. Dios nos permite escoger la actitud que asumimos cada instante

1. Usted y yo determinamos la actitud que asumimos (Gálatas 6:7) 2. A través de nuestra actitud, impactamos con el testimonio de vida o defraudamos a quienes nos rodean (Mateo 5.13) a. Nuestra actitud determina nuestras acciones b. Nuestras acciones determinan lo que acontecerá en el presente y en el futuro.

3. Nuestra actitud es determinante en:

a. Nuestra paz y armonía interior

b. Nuestra salud

c. Las relaciones interpersonales

d. Nos permiten ver de qué manera las maldiciones se transforman en bendiciones 4. No nacemos con una actitud determinada; cultivamos la actitud correcta, que es distinto.

III. ¿Cómo cultivamos la actitud de un vencedor en Cristo?

1. Revisar cuál es nuestra actitud ante la vida a. Hacerlo con una capacidad autocrítica b. Hacerlo con honestidad

2. Reconocer que nuestro corazón es engañoso (Cf. Jeremías 17:9; Proverbios 20:24)

3. permitir que Dios nos transforme (Proverbios 16:9)

a. Disposición de corazón

b. Perseverancia para cambiar

4. Si Dios transforma nuestra actitud, podemos avanzar hacia el éxito (Mateo 5:13)

a. Se puede tener capacitación académica, pero tener una actitud de fracaso

b. se puede carecer de talento, educación o habilidades pero mantener siempre una actitud de éxito, de fe y de esperanza,

5. Ajustar nuestra “sintonía fina” con Dios, quien nos bendice y prospera.

a. El pequeño ajuste debe hacerse en nuestra actitud

b. El pequeño ajuste puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso

Conclusión:

Cuando Dios creó el género humano diseñó nuestra estructura para el éxito. Tenemos todas las herramientas para ser hombres y mujeres triunfadores. Lograrlo es posible si desarrollamos la actitud correcta: una actitud de éxito, de fe, de esperanza. Debemos cooperar con Él en ese proceso. Y no dar cabida al desánimo. Sólo cuando perseveramos, llegamos a ser bendecidos y prosperados.

Acerca Fernando Alexis Jiménez

Fernando Alexis Jiménez es periodista, profesión que ha ejercido por más de treinta años en radio y prensa de su país. Cursó su formación eclesial en el Seminario Bíblico Alianza de Colombia, en donde recibió la Licenciatura en Teología. Ha realizado otros estudios, a nivel superior, relacionados con la Comunicación Social y Ciencias Religiosas.

Revise también

Predicaciones Cristianas - El décimo tercer pasajero

Como ataca Satanas a los líderes de Dios

Bosquejos Biblicos - Satanas tratara de impedir que levantes una muralla en tu vida, asi que a traves de este mensaje espero darte herramientas para resistir los ataques de el a tu vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *