Inicio / Bosquejos Biblicos / Maranatha Cristo viene

Maranatha Cristo viene

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

“…Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada. Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor…” (Mateo 24: 40-42)

Introducción:

La Segunda Venida de Cristo es un evento notablemente señalado, profetizado, revelado y enseñado en las Sagradas Escrituras. Se hace alusión a este evento en unos 1,845 versículos, sea directamente o indirectamente. En el Nuevo Testamento esta doctrina se destaca aproximadamente en 318 versículos. Pablo hizo alusión en sus epístolas a esta gran verdad en más de 50 pasajes bíblicos. Esta doctrina fundamental de la iglesia arrastra una gran dificultad en la interpretación de los estudiosos. La realidad es que la Segunda Venida de Cristo abarca dos manifestaciones del Señor:

(1) El Rapto que significa: traslado, arrebatamiento, levantamiento; esto es donde los muertos en Cristo y los creyentes vivos serán transformado y trasladado para encontrarse con el Señor en el aire esta; es la primera fase de la Venida del Señor,

(2) La Revelación de Cristo a la tierra que significa: la aparición de Cristo luego de la gran tribulación aquí en la tierra, Cristo descender! á visiblemente en las nubes con los santos para pelear por su pueblo Israel en la Gran Tribulación; esta el la segunda fase de la Venida del Señor.

Cuerpo del Mensaje:

A. Cuatros pasajes bíblicos que se refieren al rapto:

1. “No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere, y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré conmigo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.” (Juan 14: 1-3)

2. “Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.” (1ra Tesalonicenses 4: 15-18)

3. “Por tanto, hermano tened paciencia hasta la Venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia hasta que reciba la lluvia temprana y la tardía. Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca.” (Santiago 5: 7-8)

4. “Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su Venida.” (2 Timoteo 4:8)

B. Cuatros pasajes bíblicos que se refieren a la Revelación de Cristo:

1. “He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá…” (Apocalipsis 1:7)
2. “Entonces verán a l Hijo de Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria.” (Lucas 21:28)
3. “Entonces verán al Hijo de Hombre, que vendrá en las nubes con gran poder y gloria, Y entonces enviará a sus ángeles, y juntará a sus escogidos de los cuatros vientos, desde el extremo de la tierra hasta el extremo del cielo.” (Marcos 13: 26-27)
4. “Y Jesús le dijo: “Yo soy; y veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo.” (Marcos 14:62)

C. Veamos algunas cincos comparaciones entre el rapto y la revelación de Cristo:

1. El rapto es para la Iglesia; La revelación es para el mundo.
2. El rapto es secreto; la revelación es pública.
3. En el rapto Cristo viene por la Iglesia; En la revelación Cristo viene con la Iglesia.
4. El rapto le permitirá al Anticristo manifestarse; La revelación pondrá fin al ministerio del Anticristo.
5. El rapto es gozo para los creyentes; La revelación será tristeza para los incrédulos.

D. ¿Porqué el rapto es un gozo para el creyente?

1. Porque nuestros cuerpos serán transformados y glorificados.

A. ¿Por qué se tendrá un cuerpo glorificado?

1. El propósito original de Dios fue dotar de inmortalidad al ser humano. Esto se echa de ver en la prohibición: “Porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.” (Gen. 2:7)

2. Porque Jesús con su muerte venció al pecado, con su resurrección venció la muerte. El pecado y la muerte tienen que ser derrotados por el creyente.

3. Gobernar con Cristo durante el milenio exige que los creyentes posean cuerpos glorificados.

B. ¿Cuando se tendrá ese cuerpo glorificado?:

1. Los santos de la iglesia lo recibirán durante el rapto.

2. Será “en un momento, en un abrir y cerrar de ojos” (1ra Corintios 15:52)

C. ¿Cómo será el cuerpo glorificado?

1. Será como el cuerpo glorificado del Señor en su resurrección.

2. Cuando Jesús dijo: “¡María!” (Juan 20: 16-17). Está le reconoció por su tono de voz. Con el cuerpo glorificado podremos hablar y nuestra voz será la misma que tenemos ahora.

3. La mujeres tocaron y abrazaron los pies del Señor (Mateo 28:9). Nuestros cuerpos glorificados podrán ser tocados.

4. Jesús entró al lugar donde los discípulos estaban escondidos estando las puertas y ventanas cerradas (Juan 20:19). El cuerpo glorificado no encontrará barreras en la materia que lo detengan.

5. El Señor se les apareció a los discípulos camino a Emaús y también se les desapareció (Lucas 24:31). Los creyentes con cuerpos glorificados podrán aparecer y desaparecer.

6. Con su cuerpo glorificado Jesús se comió “un pez asado, y un panal de miel” (Lucas 24:42-43). Nosotros también podremos comer en la eternidad.

7. La manera de Jesús de partir el pan, hizo posible que los discípulos de Emaús lo reconocieran (Lucas 24: 30, 35). Algunas de nuestras peculiaridades y manerismos actuales serán notables en el cuerpo glorificado.

E. ¿A que nos desafía el Señor para poder ser levantado en el Rapto:

1. Ha asistir a los servicios del Señor con regularidad.

A. “No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándole; y tanto más, cuanto veis que aquel dia se acerca”. (Hebreos 10:25)

2. Ha observar la Cena del Señor con el arrebatamiento en mente.

A. “Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciás hasta que él venga”. (1ra Corintios 11:26)

3. Ha de amar a los creyentes y a todos los hombres.

A. “Y el Señor os haga crecer y abundar en amor unos para con otros y para con todos, como también lo hacemos nosotros para con vosotros, para que sean afirmados vuestros corazones, irreprensibles, en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la venida de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos. (1 Tesalonicenses 3:12, 13)

4. Ha de ser paciente.

A. “Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca.” (Santiago 5:8)

5. Ha de vivir una vida apartada.

A. “… pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es. Y todo aquel que tiene esperanza en él, se purifica.” (Ira Juan 3: 2, 3)

B. “… renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo.” (Tito 2: 12,13)

6. Ha de abstenerse de juzgar a otros.

A. “Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios.” (1ra Corintios 4:5)

7. Ha de predicar la palabra y ganar almas.

A. “Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.” (2 Timoteo 4: 1,2)

B. “Conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna. A algunos que dudan, convencedlos. A otros salvad, arrebatándolos del fuego… “ (Judas 1:21, 23)

8. Ha de interesarse por el cielo.

A. “Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.” (Colosenses 3:1-4)

Conclusión:

Querido hermano vivamos para Dios hasta la aurora de ese nuevo día continuemos predicando la Segunda Venida de Cristo.

Acerca Gamalier Ortiz Collazo

Revise también

Espíritu de Servicio - Bosquejos para Predicar

El servicio al Señor

Bosquejos Biblicos - Un buen ministro de Jesucristo debe estar bien nutrido de la Palabra de Dios, así lo expresa el apóstol Pablo en sus cartas a Timoteo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *