Inicio / Bosquejos Biblicos / La hora de decisión

La hora de decisión

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

Ruth 1:1-18

INTRODUCCIÓN

A lo largo de la vida vamos tomando decisiones. Cada día es un día de decisión. Hoy decidimos lo que íbamos a desayunar, la ropa que nos pondríamos y con quién estaríamos. En esta semana tomaremos decisiones que afectarán el lugar a donde iremos, lo que haremos y cómo usar las capacidades que Dios nos ha dado. Hay ocasiones en nuestras vidas cuando debemos tomar decisiones muy importantes. Como son grandes, estas decisiones hacen que nos detengamos y pensemos antes de tomarlas. La hora de decisión es un momento en nuestras vidas en el que podemos o no terminar en bendición. Todo depende de la elección que tomemos.

Esas horas de decisión incluyen la pareja con la que se va a casar, escoger una carrera, o escoger un tipo de moralidad para dirigir la vida. En el capítulo 1 de Ruth encontramos 4 personas que también llegaron a su hora de decisión. Dos de ellas tomaron decisiones sabias; las otras dos no. Sus decisiones son importantes para nosotros porque hoy también nos veremos forzados a tomar alguna decisión similar. Aunque el libro de Ruth probablemente fue escrito en los días del rey David, los eventos que se describen pudieron haber ocurrido durante el tiempo de Gedeón. Ruth 1:1 dice que fue durante el período en que gobernaban los jueces cuando ocurrió todo esto. Por cierto, según Jueces 2:11-19 éstos no eran días buenos.

I. ELIMELEC: LA DECISIÓN DE RETIRARSE DE LA VOLUNTAD DE DIOS (1-5)

El vr. 1 dice que había hambre. Era un tiempo de juicio de parte de Dios. La tierra estaba seca y no producía. Elimelec debía tomar una decisión. Él se encontraba en la tierra que Dios le había dado al pueblo de Israel. Él pudo haberse quedado en la tierra y soportar la disciplina de Dios o buscar la bendición en algún otro lugar. Abraham enfrentó una decisión similar y tomó la misma mala decisión. Creo que Elimelec hizo mal al salirse de Israel. Dios había mandado a los israelitas que no tuvieran nada que ver con los hijos de Moab. Elimelec me recuerda lo que se podría llamar un cristiano que se vuelve atrás. Hubo un momento en que su vida era ardiente, estaban entusiasmado con su nueva vida en Cristo y estaba involucrado en la obra del Señor. Pero de pronto, decidieron dejar de caminar con el Señor y de servirle como al principio Aquellos que regresan a su antigua vida no deberían sorprenderse cuando reciban la disciplina descrita en Hebreos 12:5. En Ruth 1:3-5 encontramos el juicio de Dios sobre Elimelec y su familia.

II. NOEMÍ: LA DECISIÓN DE REGRESAR A LA VOLUNTAD DE DIOS (6-7)

Aquí tenemos la historia de una persona que se apartó y que hizo todas las cosas que hizo su marido, pero volvió al Señor. Ella oyó que el pueblo de Dios estaba siendo bendecido y decidió regresar a Israel. Es una gran oportunidad que un cristiano apartado oiga que Dios está bendiciendo a su pueblo, porque puede influir en su arrepentimiento. El creyente que se ha apartado necesita confesar su pecado y regresar a servir al Señor.

III. ORFA: LA DECISIÓN DE RECHAZAR LA VOLUNTAD DE DIOS (8-14)

Orfa iba bien. Estaba siguiendo a su suegra de vuelta a Israel. En lugar de quedarse a adorar a falsos dioses ella estaba yendo a la tierra de Israel y adorar a Jehová. Pero Orfa cambió de opinión. El vr. 14 dice que se despidió de su suegra para dejarla. Orfa tenía otros motivos al comienzo de su regreso a Israel. Ella nos recuerda a muchas personas que dicen haber confiado en Jesucristo como su único salvador; comenzaron con una profesión de fe, pero no avanzaron. Se quedaron a medio camino. Sus vidas no dieron evidencia de un verdadero cambio, como dice 2 Corintios 5:17 En los vrs. 8-13 Noemí habla claramente. Ella expuso los hechos fríos y difíciles, pero Orfa decide que el costo de seguir a su suegra es demasiado alto. Cuando los seudo-cristianos, que nunca confiaron verdaderamente en el Señor Jesús se enteran del compromiso que se debe hacer con Cristo, rechazan su nueva fe: si no lo hacen de palabra, al menos lo hacen de hecho. Mateo 13:20-21. El relato dice que Orfa besó a su suegra y la abandonó. Ella rechazó a Noemí y al Dios de ella.

IV. RUTH: LA DECISIÓN DE CONFIAR EN LA VOLUNTAD DE DIOS (14-18)

Cuando Orfa decidió dejar a Noemí, Ruth se aferró a ella. Ruth nos da un ejemplo de una persona que en realidad ha nacido de nuevo. Ella estaba totalmente convencida de su fe, por lo que nadie la iba a hacer cambiar de decisión e hizo un firme compromiso con Noemí y su Dios. Viendo su sinceridad, Noemí dejó de convencerla de que la dejara. Noemí decidió confiar en el Señor. El verdadero cristiano escoge confiar por fe en Cristo ante cualquier situación de apuro. Ruth no tenía mucho conocimiento de Dios, pero eso no fue impedimento para continuar hacia la tierra del Señor.

CONCLUSIÓN

Las decisiones que tomaron estas cuatro personas son representativas de las que tomamos a cada instante. De Elimelec y Orfa no sabemos nada más. Pero Noemí y Ruth han llegado a ser fuente de inspiración a muchos creyentes hoy, principalmente Ruth, quien llegó a formar parte de la genealogía del Señor Jesús, por este acto de fe en Dios. Nuestras decisiones forman nuestro carácter y personalidad. Tomemos aquellas que reflejen nuestra nueva vida y que glorifiquen el nombre del Señor.

Acerca Félix D. Ramírez Montalvo

Revise también

Bosquejos Biblicos - Creceremos por el favor de Dios

El perfecto plan de Dios y la fe

Bosquejos Biblicos - Nada de lo que se encuentra en la Biblia esta fuera de orden, todo tiene un propósito, no hay casualidades, no hay errores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *