Acerca de la Navidad - Estudios Bíblicos

Escrito por Geovanny A. Barrantes. Publicado en Estudios Bíblicos

Ratio:  / 9
MaloBueno 
AddThis Social Bookmark Button

Los estudios biblicos nos enseñan que el término Navidad viene de Natividad que significa Nacimiento. Conocemos que la navidad es una celebración que se realiza el 25 de diciembre apenas inicia el día, o sea, a las 12:00 a.m. Las costumbres de cómo se celebra varía de una cultura a otra; en Costa Rica se participa de una buena cena a las doce de la noche, y luego, todos se dirigen al árbol de Navidad para repartir los regalos.

La Real Academia define Navidad como la natividad de Nuestro Señor Jesucristo; y eso es lo que realmente se celebra: el Nacimiento de nuestro Salvador. Aunque en algunos lugares se aprovecha para realizar fiestas mundanas, donde abunda el licor, a veces la droga y hasta bailes; el sentido justo de esta celebración es honrar al Hijo de Dios que se hizo carne, habitó entre nosotros y dio su vida por el perdón de nuestros pecados. Como creyentes que hemos sido alcanzados por su misericordia, debemos esforzarnos por honrar a Nuestro Señor, negándonos a resbalar en todo aquello que a él le desagrada y que traerá tristeza y desconsuelo a nuestros seres queridos. Así como los ángeles anunciaron su nacimiento con gran gozo y los pastores fueron a verle al pesebre con reverencia y alabanza en su corazón, de la misma forma hoy, no solo nos llenamos de alegría por el hecho de que el Verbo se encarnó, sino que oramos para que sea un tiempo de mucha bendición para todos, en todos los rincones del mundo. Algunos grupos religiosos se niegan a celebrar la navidad por diferentes motivos, sin embargo, ninguno de ellos es tan fuerte como para atrevernos a negarnos el celebrar la venida del Hijo de Dios al mundo. Varios de esos motivos son:

a. La confusión del día de su nacimiento ante la cuestión de ¿si fue verdaderamente un 25 de diciembre?

b. La forma como la celebran los mundanos, dando ocasión al pecado en una fecha en la que se debería respetar y celebrar en familia.

c. El bombardeo publicitario en el que, aprovechando esta fecha, se induce a las personas a hacer de esta celebración algo más material que espiritual.

d. Recursos utilizados para celebrarla como : el árbol de navidad, Santa Claus, luces, y tantas otras cosas con las cuales quienes disfrutan la navidad, adornan su casa.

a. La fecha de su nacimiento.

En cuanto a si nació un 25 de diciembre, hay mucha controversia, y hasta se cree que fue un invento romano para inducir la adoración de dioses paganos a los cuales les celebraban su día, exactamente esta misma fecha. Históricamente fue en el año 354 d.C, que el Obispo Liberio de Roma, ordenó a los creyentes celebrar el nacimiento de Cristo el 25 de diciembre y no para unirse a las celebraciones pagas a otros dioses, sino para contrarestar dichos actos con una celebración que si valía la pena y que nos permitía dar gracias por el nacimiento más hermoso en la historia de la humanidad.

b. Es una celebración mundana.

Si bien es cierto, hay muchos que toman este día como una oportunidad para reunirse y llevar a cabo actos que traen tristeza a sus vidas y a la de su familia; esto no debe de decepcionarnos como para no celebrar nosotros de forma reverente y agradecida el hecho de que el Dios Todopoderoso se hiciera carne y habitara entre nosotros. La Navidad es una oportunidad para prepararnos de antemano para mostrar nuestro gozo por el Hijo de Dios, une a la familia, nos hace reflexionar en el gran amor del Creador por todos nosotros al darnos su único hijo; y nos da la oportunidad de compartir el glorioso evangelio con todos aquellos que estarán a nuestro lado. Aunque estamos en el mundo, no somos del mundo y por lo tanto, mientras otros actúan en la oscuridad de un corazón sin Dios, nosotros somos la luz del mundo, y alumbramos con nuestras actitudes a aquellos que andan en tinieblas.

c. El mal uso de la Navidad para malgastar el dinero y hacer de esta celebración algo más material que espiritual. Si bien es cierto que muchos aprovechan esta ocasión para bombardearnos con toda clase de publicidad para que gastemos nuestro dinero; nadie nos obliga a ello y como es un tiempo de compartir, si tú decides apartar algo de tu presupuesto para dar algún detalle de cariño a un ser querido, no está mal que lo hagas. La idea no es endeudarse, ni dejarnos llevar por el consumismo; se entiende que oramos para que Dios nos dé en todo sabiduría, y esto tiene que ver también con el uso de nuestro dinero.

d. No valoramos más a quienes más nos dan, ni tampoco debemos creer que es una obligación dar, o que vamos a ser juzgados por el precio de lo que damos, simplemente Navidad es un tiempo de compartir y no es solamente cosas materiales, sino sentimentales y de gran valor como sería: una tarjeta con alguna frase que sale del corazón, una llamada telefónica, un abrazo, un te amo y tantos otros detalles que no pueden medirse con valor alguno.

e. Algunos símbolos en Navidad. Se utilizan algunos recursos para celebrar la Navidad y hemos escuchado algunas negativas en cuanto a esto, tales como el árbol de navidad, Santa Claus, luces, y tantas otras cosas con las cuales quienes disfrutan la navidad, adornan su casa.

El Árbol de Navidad:

He oído algunas exposiciones en las que, usando textos bíblicos acerca de árboles usados por paganos para la adoración a dioses falsos, algunos señalan al árbol de navidad como algo pagano y pecaminoso. Pero el problema aquí no tiene que ver nada con los árboles, sino con el uso que hacían de él; Dios es quien creó todas las cosas y es el hombre que con sus actitudes ha contaminado su creación; pero los que conocemos al Señor usamos todo para su gloria. Así como algunos usaron árboles para colocar sus ídolos, también la Biblia dice que los árboles del campo darán palmadas de aplauso ante los que llevan el mensaje de salvación, Isaías 55:12-13, y también, en el Nuevo Testamento nos cuenta de cómo una multitud recibió a Jesús con ramas de palmera y le alababan como el Rey de Israel.

Santa Claus:

Santa Claus es otro personaje atacado por quienes no están de acuerdo en celebrar la Navidad; cierto es que no es un personaje bíblico y es cierto también que en algunos círculos se le ha puesto por encima de Jesús, pero esto depende de cómo celebremos la Navidad los que hemos creído en el Señor. No veo por qué razón atacar a Santa Claus y herir sentimientos de personas que desde pequeñas se han identificado con él como un símbolo amoroso de la navidad; lo que si podemos hacer es no colocarlo como el principal motivo de la Navidad. Algunos hacen pensar a los pequeños que es Santa Claus quien les traerá los regalos, pero es más tierno el que nuestros niños sepan quienes son realmente los que les envolvieron sus regalitos, esto les ayudará a ser agradecidos y a no olvidar el esfuerzo que hacemos los mayores con el fin de que nuestros seres queridos pasen un tiempo especial.

En Palos Verdes, California; acostumbran, desde que inicia diciembre a adornar las casas y de todo lugar las personas vienen para ver las decoraciones. Hay una pintura en la que Santa Claus está arrodillado adorando en el pesebre al niño; y esto viene a ser una clara representación de lo que la Navidad es realmente: es la celebración del nacimiento de aquel que vino a salvarnos, el recuerdo del Verbo encarnado que dejando su gloria habitó entre nosotros y se le dio un Nombre sobre todo nombre con el fin de que todo rodilla se doble y toda lengua confiese su señorío. Luces navideñas: En cuanto a las luces en navidad, somos nosotros los que le damos el simbolismo que deseamos; ellas pueden significar la luz del Señor que resplandeció en el mundo a su nacimiento; o su venida que alumbró a los que estaban en tinieblas.

Los estudios biblicos nos enseñan que la celebración de Navidad es un motivo de regocijo, instrucción familiar, unidad en la congregación, gozo inefable, alegría del corazón y hasta una forma de concluir un año más reconociendo la gloria de quien nos da todas las cosas.

Muchos temas podemos desarrollar para comentar la navidad:

- Dios se hizo carne y habitó entre nosotros. Juan 1:14.
- Su nacimiento es la venida de la luz a un mundo de oscuridad. Juan 1:4,9.
- La manifestación del amor de Dios a un mundo necesitado. Juan 3:16.
- El nacimiento del Salvador de todos los hombres. Jesús significa salvador. Lucas 1:31, Lucas 2:10-11.
- La venida del Emanuelle = Dios con Nosotros, el glorioso Dios morando con la humanidad. Mateo 1:23.
- La venida del Rey de Reyes, Señor de Señores, el más grande soberano sobre la tierra. Lucas 1:32-33.
- Su nacimiento es motivo de fiesta y alegría, es el más grande acontecimiento y la más grande manifestación del amor de Dios. Lucas 2:10-11, 13-14.
- Su venida marca el fin de la oscuridad y la maldad, de la tristeza y el dolor.

La luz resplandeció, los que moraban en sombra de muerte, vieron la vida, la gente se multiplicó, también la alegría, el yugo es quebrantado, el opresor avergonzado, y el rencor y la rencilla acabarán, Isaías 9:1-5.

La razón:

Un niño nos es nacido, el principado, la autoridad sobre su hombro, su Nombre abarca su obra para con la humanidad: Admirable, consejero, Dios fuerte, Padre Eterno, Príncipe de paz, su imperio y la paz no tendrán fin, V.6-7.

Aprovechando los símbolos de la Navidad:

Los estudios biblicos nos enseñan que la navidad está llena de símbolos y recursos que podemos usar para nuestra instrucción o la de los que nos rodean, a continuación algunas ideas para aprovechar de mejor forma algunas cosas características de la época:

1. El árbol lleno de luces, puede significar nuestra vida, o la familia o la misma humanidad; las luces vienen a ser las bendiciones de Dios y los regalos representan el más grande de todos los regalos jamás dados: Jesucristo.

2. Las medias de regalos. Se cuelgan en la pared con el nombre de cada miembro del hogar; y durante la época, los vamos llenando de sorpresas que el dueño de la media recibirá: textos bíblicos, algún pensamiento escrito en sencillo papel, un buen deseo, u otra cosa que pueda impactarle.

3. Los regalos: son símbolo del más grande regalo: Jesucristo.

4. Llamadas telefónicas: una llamada a nuestros seres queridos estén donde estén es también impactante, sobre todo cuando alguien de nuestra familia o conocidos no esperaba que le llamáramos o jamás pensó que lo fuéramos a hacer; es un bien tiempo para amar y pedir perdón, también para perdonar, y la distancia no debe ser un obstáculo, para lo cual contamos con el teléfono. Nunca concluya una oración sin hablar de Jesús y si te atreves a hacer una pequeña oración, será fantástico.

5. La Cena navideña en familia es símbolo de unidad y prosperidad y una oportunidad para recordar a quienes nada tienen, es el momento en que los familiares nos reunimos alrededor de la mesa y damos gracias a Jesús, el cual estará ahí reunido con cada uno de nosotros. Puede participarse de la cena mientras se escuchan villancicos y es importante tomar muy en cuenta que no será el momento para discutir, al contrario, daremos gracias al Señor y su amor estará en medio de nosotros.

6. Tiempo para compartir: una sonrisa, un regalito, un mensaje electrónico, algo que haga a los sentir a los demás, cuanto les amamos.

7. Coloca una carta de Navidad debajo de la almohada de tus hijos pequeños, con tus propias palabras, será un detalle que jamás olvidarán, trata de escribir en un papel o una tarjeta aquello que sientes por ellos y quizá no has expresado.

8. Piensa qué persona pobre o necesitada requiere un detalle de cariño tuyo. Hay actitudes que se convierten en milagros para los demás: para ese niño pobre a quien envías un regalito y que será lo único que reciba; para esa anciana que ahora tendrá un suéter con que enfrentar el frío de invierno; o ese hombre que recibirá unas sandalias que cubrirán sus pies; o esa familia que con lo que pudiste regalarles, tendrán algo que cenar esta navidad.

9. Puedes llevar un pequeñito detalle a la iglesia donde te congregas como muestra de tu gratitud; recuerda tus pastores, tus líderes o alguno de tus hermanos en la fe; el valor de las cosas no importan, sino la actitud de tu corazón.

10.Aprovecha cada ocasión que se te presente para hablar acerca de lo más importante de la navidad: Jesucristo y la salvación. Recuerda el significado de la Navidad y comparte con todos aquellos con los cuales converses en esta época. Un buen reto sería llevar a alguien a los pies de Jesús, sería glorioso.

11. Si en donde trabajas se realiza una fiesta, escoge unas estampas con el nacimiento y escribe en ellas: "No te olvides de Jesús esta Navidad", y regálalas el día de la fiesta a todos los que puedas, no te olvides de guardar tu testimonio y comportarte no como los que no conocen al Señor, sino como uno que ha sido redimido del pecado.

12. Hay algunos pasajes bíblicos que te pueden ayudar para explicar el significado de la Navidad, entre ellos los siguientes:

Lucas 1:26-38. Anunciación del Nacimiento de Cristo

Lucas 2:1-7. El Nacimiento de Jesús

Lucas 2:8-20. La visita de los ángeles a los pastores.

Isaías 9:1-7. La promesa de la venida y el reinado del Mesías Mateo 1:18-25. Anuncio de su nacimiento y nacimiento.

Mateo 2:1-12. La visita de los magos al pesebre donde estaba Jesús.

Puedes tomar alguno de estos pasajes y meditarlo en familia mientras te reúnes con los tuyos a celebrar la navidad. Podría hacerse antes de la cena, cuanto todos están alrededor de la mesa; o alrededor del árbol o el lugar de los regalos, antes de abrir los regalos y hacer árbol o el lugar de los regalos, antes de abrir los regalos y hacer énfasis en el significado de la Navidad y en el más grande regalo de Dios al mundo: Jesucristo.

Nuestra visón evangélica

Centraldesermones.com promueve el evangelio de el señor Jesucristo ofreciendole la oportunidad a todo siervo/sierva de Dios que comparta su predicación cristiana, sermones escritos, estudios de la Biblia, cursos bíblicos, bosquejos para sermones, mensajes cristianos, y devocionales completamente gratis. Aprenda como hacer una predicación expositiva cristiana escrita usando los estudios bíblicos en Español; aprenda que significa la palabra Cristiano, que significa santidad, a través de las miles de predicaciones de la Biblia, y bosquejos para sermones Cristianos.