Inicio / Estudios Biblicos / Libertad del, cuerpo, alma y espíritu

Libertad del, cuerpo, alma y espíritu

Estudios Biblicos – Predicas Cristianas

Existen tres clases de liberación, física, moral y espiritual; en los puntos siguientes, nos enfocaremos en la necesidad de ser libres en estas tres partes, mayormente en nuestra alma; esto por supuesto se lograra con una confianza plena en los versículos que a continuación citaremos.

Aunque muchas personas, puedan estar presas en una cárcel literalmente hablando, su espíritu y alma, están libres, sin embargo hay muchos que están libres literalmente, pero encadenados, en su espíritu y alma, esta liberación la única persona que nos la puede dar se llama Jesucristo.

Liberación y Ministración.

Existe una tremenda dificultad en la vida de muchos cristianos al haber conocido a Cristo, y es el ser totalmente libres del pasado, esto obviamente es algo que no se logra de hoy para mañana sino que necesita tiempo, en la medida que cada uno se entregue a la presencia de Dios ira siendo libre de las cosas hechas en el pasado, de los malos recuerdos, y de las heridas recibidas por muchas personas que a nuestro alrededor han estado y las han causado, sin embargo existe un ser el cual fue vencido en la Cruz del Calvario por nuestro Señor Jesús, y ese es Satanás, el acusador, este no cesa de traer a memoria de los redimidos las cosas del pasado, sino que persevera hasta ver su plan cumplido como en muchas personas lo ha logrado, pero es menester de cada uno de nosotros luchar individualmente para ser verdaderamente libres de las ataduras del pasado, que frenan muchas veces el propósito de Dios en nuestras vidas, en muchos porque no se quieren despojar de ello, pero en otros porque el enemigo se vuelve mas fuerte que ellos por falta de conocer la herencia que hemos recibido de parte de Dios siendo nosotros los herederos del reino de los cielos.

Es pues necesario entender que cada área de nuestra vida ocupa ser liberada, de todo lo respecto al pasado, sentimientos, emociones, voluntad, pensamientos, alma, cuerpo, espíritu y todo nuestro ser; ahora bien para esto utilizaremos los recursos divinos, la guía del espíritu Santo de Dios y la Palabra de Dios. Por causa de la necesidad de muchos hermanos en la fe hemos escrito este articulo de liberación y Ministración, en donde recalcamos la necesidad de tener confianza plena en la palabra de Dios ya que es a través de ella que conocemos lo establecido por Dios y lo que el nos ha dejado a nosotros como herederos. Decíamos que uno de los trabajos mas efectivos del enemigo es el de acusar a los escogidos de Dios, por aquellos pecados realizados cuando estábamos en el mundo; y uno de los hechos mas importantes ya mencionados fue el triunfo de Jesús en la Cruz del Calvario (Colosenses 1:14) en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados.

El campo de batalla mas fuerte es el que se libra en la mente, es por ello que vemos que muchos cristianos no viven una vida de libertad ya que se dejan envolver por las acusaciones del enemigo de aquellos hechos vergonzosos que una vez hizo estando lejos de Dios, sin embargo la escritura declara que su sangre nos limpia de todo pecado.

La liberación física

En este tipo de liberación se encierran, los condenados en una cárcel, puesto que es algo que se vive en el cuerpo, pero que sin embargo proviene del alma del ser humano; en realidad tanto espíritu, alma y cuerpo están ligados, pero cada uno tiene su función distinta; en la Biblia encontramos a ejemplos de la palabra de Dios donde siervos de Dios como Jeremías fue apresado, o sea, privado de libertad, Jeremías 37:15.   Y los príncipes se airaron contra Jeremías, y le azotaron, y le pusieron en prisión, en la casa del escriba Jonatan, porque la habían convertido en cárcel.   A través de este versículo nos damos cuenta de la prisión literal que sufre una persona, en muchos casos injustamente, pero en otros, como justa retribución a la mala manera de vivir como lo fue Barrabas; San Juan 18:40.   Entonces todos dieron voces de nuevo, diciendo : No a este, sino a Barrabas.   Y Barrabas era ladrón .

Luego de haber pasado Jeremías, tremenda tribulación a causa de la palabra de Dios, fue suelto, y lo sacaron de la cárcel, y este ultimo Barrabas, fue echado afuera de la cárcel también, injustamente para condenar a un Justo, Jesús. En estos puntos podemos ver, lo que se encierra en la liberación física, puesto que va de acuerdo a una sentencia, dictamina por un juez aquí en la tierra, de esta sentencia depende el tiempo que el súbdito ha de pasar dentro de una cárcel, ya sea justa o injustamente.

Sin embargo también hay gente presa en las enfermedades a causa de su mala manera de vivir, aquel hombre que fumo por toda su vida y ahora tiene cáncer, aquel hombre o mujer que tuvieron relaciones ilícitas antes de su matrimonio o fuera de su matrimonio contrayendo así sida o cualquier otra clase de enfermedad, al venir a Cristo Jesús debemos aferrarnos de las promesas de nuestro Dios para con nosotros sus hijos “Por su yaga nosotros fuimos curados”, podemos recordar aquel pasaje en las escrituras en donde Jesús le dice al paralítico : tus pecados te son perdonados; allí mismo ese hombre recibió sanidad en su cuerpo, ya que el perdón de pecados trae sanidad, sin embargo nos encontramos en otra situaciones difícil las personas que están dentro del pueblo de Dios, atormentados por algún tipo de enfermedad por mal alimentarse o por descuido, así la palabra de Dios declara lo que sembramos eso cosechamos; es por ello que debemos de ser sabios en toda manera de vivir.

La liberación del Alma

En esta parte inclinaremos mas tiempo en tocar puntos muy importantes para la vida del creyente, ya que por nuestras almas Jesús vino a este mundo ” a buscar y salvar lo que se había perdido”; nuestras almas; ahora bien en el momento que venimos a Cristo Jesús, venimos impregnados con la maldad del pecado y este se encuentra en el alma del ser humano, y por lo tanto se deja dominar por el, de manera que esta esclavo del pecado y del poder de Satanás.

El poder de la confesión.

Es importante mencionar que otra de las estrategias del enemigo es hacerle creer al hijo de Dios que ya todo esta olvidado, y así pasan por alto el confesar los pecados del pasado, arrepentirse de ellos, y convertirse al buen camino; por esta causa muchas veces los errores del pasado son un utensilio en las manos de Satanás al el estar enterado que no ha confesado sus pecados, los utiliza para hacer sentir frustrado al hijo de Dios hasta el punto de que pierda su comunión con Dios, 1ra Juan 1:9 “Si confesamos nuestros pecados, el es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad “. Que declaración tan poderosa de esta escritura, si hay algo que el enemigo odia es el que un cristiano le recuerde lo que dice la palabra de Dios, por esto decíamos la importancia de confesar nuestros pecados delante de Dios, todo aquello malo que hizo usted desde el momento que estaba consciente que lo que estaba haciendo era malo es necesario declararlo a Dios y así arrepentirse y volverse de todo mal camino, pues la escritura declara la importancia de confesar nuestros pecados, y así obtener perdón de todos ellos, cuando dice que Dios es fiel no se refiere a nosotros sino a su palabra, primero que nada derrama el perdón y luego limpieza. Cuantas veces el cristiano camina con una mente sucia, llena de malos recuerdos, pornografía, adulterios, robos, fornicaciones, envidias, peleas y toda clase e males; por causa de que no ha sido limpio por no confesar sus pecados.

Apártate del pecado.

Es necesario también en este punto anotar que “todo aquel que es nacido de Dios no practica el pecado, porque la simiente de Dios o la naturaleza de Dios permanece en el y no puede pecar, porque es nacido de Dios. 1 Juan 3:9″. Es por ello que todo aquel que realmente es hijo de Dios ya no vive bajo el yugo de esclavitud al pecado y a la maldad, porque no es su naturaleza, sino que ha recuperado la naturaleza del hombre primitivo y por ende la del Hijo de Dios, hay un tremendo misterio en la confesión del hombre y la mujer cuando vienen a Dios, pero no la confesión simplemente de palabras; sino; de corazón Proverbios 28:13 “Mas el que confiesa sus pecados y se aparta alcanzara misericordia”. El sacar todo el mal cometido de nuestro corazón tiene mucho que ver, para que habiéndolo hecho quede nuestro corazón vacío y así halle lugar la presencia de Dios y el fluir del espíritu Santo de Dios. Al analizar esta palabra podemos darnos cuenta que es una necesidad apártanos de aquellas cosas que nos llevaban a pecar, de otra manera seguiremos involucrados en lo mismo y nunca saldremos de la mentira del diablo, es en este punto en donde muchos siguen todavía subyugados a los placeres de la carne, por causa de no alejarse del pecado y aquellos instrumentos que usa el enemigo para hacer caer al hijo de Dios y así hacerlo ver como un fracasado, es una demanda para cada uno de nosotros quitarnos a un lado y ya no ser motivo de burla para con el enemigo haciéndonos caer en lo mismo.   Este es otro de los puntos importantes en la vida de todo cristiano para poder experimentar la verdadera libertad en Cristo Jesús.

Tus pecados han sido borrados.

Este punto que vamos a tratar en este momento es esencial para cada uno de nosotros como redimidos por la sangre de Cristo Jesús, ya que es a través de esta palabra que nos damos cuenta que cada pecado que hemos declarado delante de Dios ha sido legítimamente borrado del acta de Dios, por medio de la sangre poderosa de Cristo Jesús.

Isaías 43:25 “Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mi mismo, y no me acordare de tus pecados”.   Esta es una de las declaraciones mas poderosas que tiene que estar de continuo en nuestras oraciones como gratitud a Dios porque por amor de su nombre nos perdono. Es en este aspecto por lo cual antes mencionábamos que es imprescindible creer plenamente en la palabra de Dios, porque su palabra nunca cambia, lo que el dijo eso es, y en el no hay variación, es este punto donde el enemigo se levanta a querer confundir al hijo de Dios haciéndole creer que aun sus pecados están vigentes, y que no es apto para la presencia de Dios y mucho menos para ser llamado hijo de Dios, también recalcaremos que en la vida de muchos hermanos en la fe, ocurre que los mismos pecados del pasado le atormentan y le roban la paz, y la libertad adquirida por la fe en Jesús, por su gracia derramada para con nosotros, es pues importante que tengamos en cuenta que si Dios borro nuestras rebeliones, y que si ya el no se acuerda de nuestros pecados, quienes somos nosotros para seguir viviendo los errores del pasado?; si el te perdono, perdónate a ti mismo creyendo en su palabra y declarándola en los momentos que todo ello venga a tu memoria, haciéndole así frente al enemigo con la Espada del espíritu que es la palabra de Dios (Ef. 6:17). Sabiendo pues que Dios ya no hace memoria de nuestros pecados pasados, debemos vivir rectamente para así habitar confiados y mantenernos en comunión con el espíritu Santo de Dios en todo momento.

La Sangre de Cristo limpia tu conciencia.

Acerca Carlos Villarreal

Revise también

Tiempo de los Jose

Tiempo de los Jose

Estudios Biblicos - En estos tiempos, hay estrategias donde Dios manifiesta su provisión, sus sustento, su protección, como su mano poderosa obras grandemente en medio de toda crisis...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *