Libertad del, cuerpo, alma y espíritu

Escrito por Carlos Villarreal. Publicado en Estudios Bíblicos

Ratio:  / 7
MaloBueno 
AddThis Social Bookmark Button

Existen tres clases de liberación, física, moral y espiritual; en los puntos siguientes, nos enfocaremos en la necesidad de ser libres en estas tres partes, mayormente en nuestra alma; esto por supuesto se lograra con una confianza plena en los versículos que a continuación citaremos.

Aunque muchas personas, puedan estar presas en una cárcel literalmente hablando, su espíritu y alma, están libres, sin embargo hay muchos que están libres literalmente, pero encadenados, en su espíritu y alma, esta liberación la única persona que nos la puede dar se llama Jesucristo.

liberación y Ministración.

Existe una tremenda dificultad en la vida de muchos cristianos al haber conocido a Cristo, y es el ser totalmente libres del pasado, esto obviamente es algo que no se logra de hoy para mañana sino que necesita tiempo, en la medida que cada uno se entregue a la presencia de Dios ira siendo libre de las cosas hechas en el pasado, de los malos recuerdos, y de las heridas recibidas por muchas personas que a nuestro alrededor han estado y las han causado, sin embargo existe un ser el cual fue vencido en la Cruz del Calvario por nuestro Señor Jesús, y ese es Satanás, el acusador, este no cesa de traer a memoria de los redimidos las cosas del pasado, sino que persevera hasta ver su plan cumplido como en muchas personas lo ha logrado, pero es menester de cada uno de nosotros luchar individualmente para ser verdaderamente libres de las ataduras del pasado, que frenan muchas veces el propósito de Dios en nuestras vidas, en muchos porque no se quieren despojar de ello, pero en otros porque el enemigo se vuelve mas fuerte que ellos por falta de conocer la herencia que hemos recibido de parte de Dios siendo nosotros los herederos del reino de los cielos. Es pues necesario entender que cada área de nuestra vida ocupa ser liberada, de todo lo respecto al pasado, sentimientos, emociones, voluntad, pensamientos, alma, cuerpo, espíritu y todo nuestro ser; ahora bien para esto utilizaremos los recursos divinos, la guía del espíritu Santo de Dios y la Palabra de Dios. Por causa de la necesidad de muchos hermanos en la fe hemos escrito este articulo de liberación y Ministración, en donde recalcamos la necesidad de tener confianza plena en la palabra de Dios ya que es a través de ella que conocemos lo establecido por Dios y lo que el nos ha dejado a nosotros como herederos. Decíamos que uno de los trabajos mas efectivos del enemigo es el de acusar a los escogidos de Dios, por aquellos pecados realizados cuando estábamos en el mundo; y uno de los hechos mas importantes ya mencionados fue el triunfo de Jesús en la Cruz del Calvario (Colosenses 1:14) en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados.

El campo de batalla mas fuerte es el que se libra en la mente, es por ello que vemos que muchos cristianos no viven una vida de libertad ya que se dejan envolver por las acusaciones del enemigo de aquellos hechos vergonzosos que una vez hizo estando lejos de Dios, sin embargo la escritura declara que su sangre nos limpia de todo pecado.

La liberación física

En este tipo de liberación se encierran, los condenados en una cárcel, puesto que es algo que se vive en el cuerpo, pero que sin embargo proviene del alma del ser humano; en realidad tanto espíritu, alma y cuerpo están ligados, pero cada uno tiene su función distinta; en la Biblia encontramos a ejemplos de la palabra de Dios donde siervos de Dios como Jeremías fue apresado, o sea, privado de libertad, Jeremías 37:15.   Y los príncipes se airaron contra Jeremías, y le azotaron, y le pusieron en prisión, en la casa del escriba Jonatan, porque la habían convertido en cárcel.   A través de este versículo nos damos cuenta de la prisión literal que sufre una persona, en muchos casos injustamente, pero en otros, como justa retribución a la mala manera de vivir como lo fue Barrabas; San Juan 18:40.   Entonces todos dieron voces de nuevo, diciendo : No a este, sino a Barrabas.   Y Barrabas era ladrón .

Luego de haber pasado Jeremías, tremenda tribulación a causa de la palabra de Dios, fue suelto, y lo sacaron de la cárcel, y este ultimo Barrabas, fue echado afuera de la cárcel también, injustamente para condenar a un Justo, Jesús. En estos puntos podemos ver, lo que se encierra en la liberación física, puesto que va de acuerdo a una sentencia, dictamina por un juez aquí en la tierra, de esta sentencia depende el tiempo que el súbdito ha de pasar dentro de una cárcel, ya sea justa o injustamente.

Sin embargo también hay gente presa en las enfermedades a causa de su mala manera de vivir, aquel hombre que fumo por toda su vida y ahora tiene cáncer, aquel hombre o mujer que tuvieron relaciones ilícitas antes de su matrimonio o fuera de su matrimonio contrayendo así sida o cualquier otra clase de enfermedad, al venir a Cristo Jesús debemos aferrarnos de las promesas de nuestro Dios para con nosotros sus hijos "Por su yaga nosotros fuimos curados", podemos recordar aquel pasaje en las escrituras en donde Jesús le dice al paralítico : tus pecados te son perdonados; allí mismo ese hombre recibió sanidad en su cuerpo, ya que el perdón de pecados trae sanidad, sin embargo nos encontramos en otra situaciones difícil las personas que están dentro del pueblo de Dios, atormentados por algún tipo de enfermedad por mal alimentarse o por descuido, así la palabra de Dios declara lo que sembramos eso cosechamos; es por ello que debemos de ser sabios en toda manera de vivir.

La liberación del Alma

En esta parte inclinaremos mas tiempo en tocar puntos muy importantes para la vida del creyente, ya que por nuestras almas Jesús vino a este mundo " a buscar y salvar lo que se había perdido"; nuestras almas; ahora bien en el momento que venimos a Cristo Jesús, venimos impregnados con la maldad del pecado y este se encuentra en el alma del ser humano, y por lo tanto se deja dominar por el, de manera que esta esclavo del pecado y del poder de Satanás.

El poder de la confesión.

Es importante mencionar que otra de las estrategias del enemigo es hacerle creer al hijo de Dios que ya todo esta olvidado, y así pasan por alto el confesar los pecados del pasado, arrepentirse de ellos, y convertirse al buen camino; por esta causa muchas veces los errores del pasado son un utensilio en las manos de Satanás al el estar enterado que no ha confesado sus pecados, los utiliza para hacer sentir frustrado al hijo de Dios hasta el punto de que pierda su comunión con Dios, 1ra Juan 1:9 "Si confesamos nuestros pecados, el es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad ". Que declaración tan poderosa de esta escritura, si hay algo que el enemigo odia es el que un cristiano le recuerde lo que dice la palabra de Dios, por esto decíamos la importancia de confesar nuestros pecados delante de Dios, todo aquello malo que hizo usted desde el momento que estaba consciente que lo que estaba haciendo era malo es necesario declararlo a Dios y así arrepentirse y volverse de todo mal camino, pues la escritura declara la importancia de confesar nuestros pecados, y así obtener perdón de todos ellos, cuando dice que Dios es fiel no se refiere a nosotros sino a su palabra, primero que nada derrama el perdón y luego limpieza. Cuantas veces el cristiano camina con una mente sucia, llena de malos recuerdos, pornografía, adulterios, robos, fornicaciones, envidias, peleas y toda clase e males; por causa de que no ha sido limpio por no confesar sus pecados.

Apártate del pecado.

Es necesario también en este punto anotar que "todo aquel que es nacido de Dios no practica el pecado, porque la simiente de Dios o la naturaleza de Dios permanece en el y no puede pecar, porque es nacido de Dios.1ra Juan 3:9". Es por ello que todo aquel que realmente es hijo de Dios ya no vive bajo el yugo de esclavitud al pecado y a la maldad, porque no es su naturaleza, sino que ha recuperado la naturaleza del hombre primitivo y por ende la del Hijo de Dios, hay un tremendo misterio en la confesión del hombre y la mujer cuando vienen a Dios, pero no la confesión simplemente de palabras; sino; de corazón Proverbios 28:13 "Mas el que confiesa sus pecados y se aparta alcanzara misericordia". El sacar todo el mal cometido de nuestro corazón tiene mucho que ver, para que habiéndolo hecho quede nuestro corazón vacío y así halle lugar la presencia de Dios y el fluir del espíritu Santo de Dios. Al analizar esta palabra podemos darnos cuenta que es una necesidad apártanos de aquellas cosas que nos llevaban a pecar, de otra manera seguiremos involucrados en lo mismo y nunca saldremos de la mentira del diablo, es en este punto en donde muchos siguen todavía subyugados a los placeres de la carne, por causa de no alejarse del pecado y aquellos instrumentos que usa el enemigo para hacer caer al hijo de Dios y así hacerlo ver como un fracasado, es una demanda para cada uno de nosotros quitarnos a un lado y ya no ser motivo de burla para con el enemigo haciéndonos caer en lo mismo.   Este es otro de los puntos importantes en la vida de todo cristiano para poder experimentar la verdadera libertad en Cristo Jesús.

Tus pecados han sido borrados.

Este punto que vamos a tratar en este momento es esencial para cada uno de nosotros como redimidos por la sangre de Cristo Jesús, ya que es a través de esta palabra que nos damos cuenta que cada pecado que hemos declarado delante de Dios ha sido legítimamente borrado del acta de Dios, por medio de la sangre poderosa de Cristo Jesús.

Isaías 43:25 "Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mi mismo, y no me acordare de tus pecados".   Esta es una de las declaraciones mas poderosas que tiene que estar de continuo en nuestras oraciones como gratitud a Dios porque por amor de su nombre nos perdono. Es en este aspecto por lo cual antes mencionábamos que es imprescindible creer plenamente en la palabra de Dios, porque su palabra nunca cambia, lo que el dijo eso es, y en el no hay variación, es este punto donde el enemigo se levanta a querer confundir al hijo de Dios haciéndole creer que aun sus pecados están vigentes, y que no es apto para la presencia de Dios y mucho menos para ser llamado hijo de Dios, también recalcaremos que en la vida de muchos hermanos en la fe, ocurre que los mismos pecados del pasado le atormentan y le roban la paz, y la libertad adquirida por la fe en Jesús, por su gracia derramada para con nosotros, es pues importante que tengamos en cuenta que si Dios borro nuestras rebeliones, y que si ya el no se acuerda de nuestros pecados, quienes somos nosotros para seguir viviendo los errores del pasado?; si el te perdono, perdónate a ti mismo creyendo en su palabra y declarándola en los momentos que todo ello venga a tu memoria, haciéndole así frente al enemigo con la Espada del espíritu que es la palabra de Dios (Ef. 6:17). Sabiendo pues que Dios ya no hace memoria de nuestros pecados pasados, debemos vivir rectamente para así habitar confiados y mantenernos en comunión con el espíritu Santo de Dios en todo momento.

La Sangre de Cristo limpia tu conciencia.

La conciencia del ser humano, trabaja hasta cierto punto fuera del Señor, pero llega al limite que a causa del pecado esta se endurece y se vuelve insensible de manera que no tiene el poder para guiarnos a hacer la voluntad de Dios, sin embargo sigue siendo un instrumento en las manos de Dios, una vez esta limpia de todo pecado; es ella la que nos hace estar conscientes de nuestro andar, si es bueno o malo; esto sucede cuando le hemos permitido a la Sangre de Cristo limpiarnos de todo mal.

Hasta aquí hemos tratado principios basados en la palabra de Dios que deben estar ayudándole a tomar una decisión para ya no caminar de la misma manera que antes, pues el propósito de este articulo es el de tomarlo y hacerle vivo en usted de otra manera en vano seria prestarle tiempo. Ahora bien una vez, entendamos que Dios no tiene memoria de nuestras rebeliones, habiéndolas confesado una por una, y apartándonos de todo ello, es importante caminar bajo la pureza de su santidad que solo la produce la sangre de Cristo, Hebreos 9:14 Cuanto mas la sangre de Cristo, el cual mediante el espíritu eterno se ofreció a si mismo sin mancha a Dios, limpiara vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo". Recordemos que fue por el sacrificio de Cristo, y por su sangre derramada ante el trono de Dios que nosotros tenemos perdón de pecados, y por lo tanto podemos deleitarnos en su presencia. Por esto decíamos que hay que apartarse de lo que nos llevaba a fallarle a Dios para así caminar en la pureza divina, y así servir a Dios con corazón limpio. Las obras muertas del pasado ya no deben tener vida en nosotros si realmente hemos muerto a ellas, y ahora nos encontramos bajo el dominio del Hijo de Dios y no mas del maligno. Este pues es otro de los lugares en donde muchos cristianos se chocan, ya que no caminan con una conciencia limpia, por causa de seguir viviendo en las obras muertas del pasado, la sangre de Jesús ha hecho su labor de limpiarlo y de capacitarlo para la obra del reino de Dios aquí en la tierra, ahora solo depende del hijo de Dios someterse a la guía del espíritu Santo de Dios y así poder servir al Dios vivo.

El pasado, pasado es, todo es nuevo en Cristo Jesús.

A continuación citaremos un versículo que ha muchos cristianos se les hace fácil recitarlos, pero no vivirlo en su propia vida, en muchos momentos cuando se enfrentan al tema que estamos tratando, es pues una demanda de colocar cada palabra que estamos viendo en lo profundo de nuestro corazón para así tomar ventaja al enemigo y de esa manera ser vencedores y no ser vencidos. El apóstol Pablo hace mención de esta palabra que vamos a citar escribiéndole al pueblo de los Corintios ya que muchos problemas se estaban originando y muchos malentendidos acerca de la doctrina de Cristo Jesús, con motivo de ello el apóstol dice así "De modo que si alguno esta en Cristo, nueva criatura es, las cosas viejas pasaron, he aquí todas han sido hechas nuevas" 2 Corintios 5:17. Al contemplar esta palabra en cada momento que el enemigo trae los recuerdos del pasado tormentoso, lleno muchas veces de dolor y de las malas experiencias vividas, es necesario proclamar la palabra de Dios como así lo decía el apóstol Pablo, ya que la vida de este siervo de Dios no fue la mejor antes de haber conocido a Jesús, sino mas bien siendo un pecador al luchar en contra de la voluntad de Dios. Es aquí donde podemos observar una vez mas el poder de las escrituras si las plasmamos en nuestro corazón, de tal manera que sea nuestro hablar, nuestro pensar y nuestro meditar constantemente, este ejercicio de estar plantado en la palabra de Dios sofoca al enemigo de manera que no tiene lugar ni en el mínimo pensamiento nuestro. Tal vez su vida fuera de Cristo no fue muy agradable que digamos, o tal vez fue todo lo contrario pero aun así estaba envuelto en los negocios de la vida, es pues esta escritura poderosa para hacernos saber que somos una nueva creación en Cristo, por Cristo y para Cristo, y nos recalca esta palabra que las cosas del pasado ya no son mas, sino que quedaron en el olvido por el poder de la Cruz,(Romanos 6:6 sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con el, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos mas al pecado),recordemos que la cruz fue un instrumento el cual se utilizo para crucificar a nuestro Salvador y el fin de esa cruz fue la muerte, allí cuando el murió toda nuestra vieja naturaleza al nosotros venir a el morimos en el a lo pasado, pero nos levantamos en el espíritu así como el se levanto de entre los muertos, es por ello que necesitamos vivir ya no en el pasado sino en el presente de la mano de Jesús y proyectándonos al futuro que Dios tiene para nosotros.

Caminar bajo las cosas nuevas que Dios ha hecho para con nosotros es estar viviendo la nueva naturaleza divina, o sea en la voluntad de Dios y ya no a nuestra forma, ni de la manera que nosotros creemos, sino al parecer de Dios. Esta debe ser una proclamación en nuestro diario vivir muy a menudo, ya que diariamente nos encontramos en el terreno de batalla y debemos estar armados con la armadura que Dios nos ha dado, tenemos que atesorar esta palabra en nuestra corazón y creerlo que si estamos en Cristo todo lo viejo paso y el mismo lo ha hecho todo nuevo.

Renuévate en el espíritu de tu mente.

Otra de las cosas bien importantes en la vida del cristiano que anhela poder desarrollar una vida de comunión con el espíritu Santo de Dios, estar en paz con Dios, y a la vez desarrollar los dones, talentos, y ministerios que Dios ha depositado dentro de si con efectividad, es estar plenamente despojado de todo lo vivido en el pasado por mas difícil que haya sido; Ef. 4:22-24 "En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que esta viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad",es en esta parte donde logramos entender que nuestra mente espiritual o sea de nuestro espíritu, comienza a funcionar cuando dejamos de vivir de una manera natural ya no bajo el dominio de la pasada forma de vida, sino de la nueva vida en Cristo Jesús. La palabra despojarse quiere decir "vaciarse" y es que de cuantas cosas del pasado hay que vaciarse, para así estar apto para la tarea que Dios ha de encomendarnos a hacer. Esta palabra se refiere a los deseos del corazón, recordaras aquella palabra que dice en Isaías "Engañoso es el corazón mas que todas las cosas y perverso quien lo conocerá", bueno en si esto habla del corazón humano que no ha sido domado por la persona del espíritu Santo de Dios y no ha gustado del nuevo nacimiento en el Señor.  Este es un trabajo que no lo tiene realizar Dios, ni un hermano de la congregación, ni nadie mas, sino nosotros mismos tomar el compromiso de sacar aquellas cosas del viejo hombre, y la vida pasada, entendiendo que nos hemos desligado de la vida de este mundo para ya no satisfacer los deseos y pasiones carnales se tiene que haber renunciado de corazón y así no ser esclavo de los deseos pecaminosos; es así cuando entonces nuestros sentidos espirituales se van adiestrando y pensamos con la mente espiritual, y andamos según el espíritu "Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne, pero los que son del espíritu en las cosas del espíritu."  Rom. 8:5, es allí cuando estamos vestidos del nuevo hombre y caminamos, hablamos, pensamos, y nos expresamos bajo la guía del nuevo ser que Dios ha creado en nosotros.   Cuanto necesita la Iglesia de Cristo en estos momentos proféticos que estamos viviendo, de hombres que ya no estén bajo los deseos viciosos del pasado, inclinados al pecado, sino a hacer la perfecta voluntad de Dios, este proceso lo realiza el espíritu Santo de Dios desde lo mas profundo del hombre hacia afuera del mismo, dándole así la imagen que Dios quiere darle.

El pasado solo se olvida, cuando ocupas el presente en las cosas del Señor.

Al haber tocado puntos muy importantes y necesarios para poder ser libres del pasado de pecado, y de los tormentos que en muchas ocasiones utiliza el enemigo para robarnos el bien recibido por Dios es tiempo de que ya vayamos experimentando esa paz gloriosa que solo viene de Dios al recibir su palabra en nuestros corazones. Cabe decir que no importa cuanto tiempo, estudio, titulo, cuantas cosas pueda ser o tener una persona; sino ha experimentado la verdadera libertad en Cristo Jesús, para así vivir en completo descanso para con Dios y para consigo mismo. Esto lo decimos porque el mismo apóstol Pablo siendo un tremendo siervo de Dios y utilizado por Dios el reconocía que habían muchas cosas que en el tenían que ser enterradas, y ya no pensar en ellas. Filipenses 3:13-14 "Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo alcanzado todo; pero una cosa hago : olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que esta delante; prosigo a la meta; al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús".Que tremenda y contundente manera de ir finalizando con este articulo. En muchas ocasiones cuando se mira atrás no se puede mirar hacia adelante, es de admirar estas palabras que salen de este siervo de Dios que había hecho mucho por la obra de Dios, pero sin embargo había una necesidad, de dejar de mirar lo que esta atrás para poder luchar por lo que viene por delante con todo el esmero y con todo el esfuerzo que demande lo por venir, de igual manera es así la única forma que podemos concentrarnos, espíritu, alma y cuerpo; en lo que estemos haciendo; y de esa forma perseverar hasta alcanzar el premio del supremo llamamiento o sea la vida eterna con Cristo Jesús. Es pues un mandamiento que ya no veamos atrás, los logros obtenidos, los fracasos mal habidos y las cosas que nos sucedieron, ya no mirarlas; sino mas bien luchar por objetivos venideros que estén en la voluntad de Dios, pero ello solo lo lograremos, si ya no estamos aferrados al pasado y a las cosas que están atrás, sino mas bien mirando hacia el frente; no quitando la mirada de aquel que nos llamo.

No te conformes con los deseos del pasado.

Otra de las referencias que encontramos en la palabra de Dios, muy contundentes para vivir en un continuo crecimiento de manera que ya no estemos sujetos a las cosas del pasado es a no conformarnos con, las cosas que antes hacíamos, veíamos, oíamos, y toda nuestra vieja manera de vivir ya que una vez hemos venido a Cristo debemos deshacernos de todo lo que quiera hacernos quitar la mirada de nuestro Dios; 2Pedro 1: 13.Por tanto ajústense los lomos de su entendimiento, sean sobrios, y esperen por completo en la gracia que se les traerá cuando Jesucristo sea manifestado; 14.como hijos obedientes, no se conformen a los deseos que antes tenían estando en su ignorancia; 15. sino, como aquel que los llamo es santo, sean también ustedes santos en toda su manera de vivir; esta palabra es una de las demandas mas grandes en la vida del cristiano, ya que al haber venido a Cristo Jesús, día con día necesitamos ir siendo desintoxicados de los deseos carnales y pecaminosos que antes dominaban nuestra vida, obviamente que esto es algo que se esta llevando a cabo en nuestra alma, ya que esta es la que esta viniendo en una regeneración y restauración del pasado, resta de nosotros de acuerdo a nuestra entrega para con el Señor, vivir en santidad para con el, o sea apartarnos del pecado y de todo aquello que nos induce a fallarle a el. Esto es algo que le toca vivir a todo cristiano, ya que cuando uno sale del mundo trae impregnado en su alma, las malas costumbres, malas palabras, malos pensamientos, y todas las obras de la carne habidas y por haber, que necesitan ser echadas fuera de nuestra alma, y únicamente esto lo logramos " Habiendo purificado nuestra alma, por la obediencia a la verdad por medio del espíritu Santo de Dios" 1 Pedro 1:22.

Ahora bien el punto principal en esto es, no conformarnos a los deseos de antes y ser santos en toda nuestra manera de vivir, puesto que Dios no quiere nada a medias, es una demanda que nosotros seamos santos en todos los sentidos, de una manera integral, espíritu, alma y cuerpo, esta segunda o sea nuestra alma, es a la cual debemos dedicarle mucho tiempo, y esmero de manera que por la obediencia a la palabra de Dios mediante el espíritu Santo que guía a nuestro espíritu a hacer la voluntad de Dios, en toda nuestra manera de vivir, cabe decir que todo aquel que todavía se deja dominar por los deseos que antes tenia necesita, entregarse por completo a la Cruz, ya que la Cruz significa morir, y para eso Jesús nos dijo que cada día debemos llevar nuestra Cruz, para crucificar esa vieja naturaleza que de vez en cuando se quiere manifestar otra vez, sin embargo cuando quiere salir de nuevo a relucir, esta de nosotros crucificar aquellos deseos o, dejarlos que tomen lugar en nosotros, esto es algo que no lo va hacer Dios por nosotros, ni nadie mas, sino únicamente nosotros mismos, con la ayuda del Santo espíritu de Dios.

Liberación espiritual

La liberación espiritual, se encierra mas bien en que una persona este dominada por un espíritu inmundo, un demonio o alguna influencia satánica, esto ocurre no en el espíritu de esta persona sino en el alma de ella, puesto que esta persona que esta endemoniada no tiene su parte espiritual viva en Dios, ya que para tener vida en nuestro espíritu, necesitamos haber nacido de nuevo, del Agua y del espíritu; este ejemplo lo podemos ver en diversas partes de la Biblia:

*Los espíritus inmundos, reconocen la autoridad de Jesús:

Mateo. 8:28-34.

Nos relata, a los endemoniados gadarenos, estos hombres poseídos por demonios inmundos que se llamaban legión, ya que eran muchos, al llegar Jesús a ellos, ellos salieron de aquellos jóvenes; en este caso se puede ver la reacción no de los hombres, sino de los demonios que habían en los hombres, estos necesitaron una liberación espiritual.

*El espíritu inmundo que vuelve:

Mateo 12:43-45.

En este pasaje Jesús relata, lo que sucede, con aquellos espíritus que salen del hombre, puesto que una vez salieron del ser humano, siguen buscando donde reposar, y si hallan lugar en lugar de donde salieron vuelven a entrar nuevamente y siete géneros mas .

Solo ponemos estos dos ejemplos por así decirlo, de que la liberación espiritual se refiere a alguna posesión, demoníaca y la otra a alguna influencia demoníaca, en esta ultima el hijo de Dios siempre se va a ver envuelto, ya que el poder demoniaco va a buscar la forma de quitarle su fuerza, con aquellas influencias del maligo, esto requiere de que nosotros como hijos de Dios permanezcamos en una constante lucha espiritual, velando y orando de manera que nuestros sentidos espirituales, estén habilitados, para deshacer las obras del diablo en contra de nosotros.

Un autoanálisis de nuestro andar diario.

Por ultimo quisiéramos citar una serie de versículos que nos ayudaran a entender y comprender, si realmente ya hemos enterrado la vieja naturaleza, o si todavía seguimos obedeciendo al viejo hombre:

Romanos:

8:1 Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andamos conforme a la carne, sino conforme al espíritu.

Andar conforme a la carne, quiere decir vivir de acuerdo a los deseos pecaminosos y a las obras de la carne que nos menciona Gálatas 5 :19-21, de acuerdo a nuestro diario vivir, nos damos cuenta si andamos conforme a la carne o conforme al espíritu de Dios, de nuestro andar depende si estamos bajo condenación o si no lo estamos.

Cabe decir también que, cuando la palabra de Dios declara esta frase "carne", no se refiere a nuestro cuerpo, sino mas bien a aquellas pasiones desordenadas que están en el alma, el cuerpo es simplemente digámoslo así un títere, que sigue las ordenes del alma, o del espíritu que Dios nos ha dado.

8:5 Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne, pero los que son del espíritu, en las cosas del espíritu.

El pensamiento es algo, que nos hace auto examinarnos a nosotros mismos, esos pensamientos que pasan por nuestra mente al pasar del día, son del espíritu o son de la carne o sea pecaminosos?, esa respuesta solo la tenemos nosotros nadie mas.

8:6 Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero  el ocuparse del espíritu es vida y paz.

La palabra clave en este versículo es, "ocuparse", en que nos estamos ocupando en las cosas del espíritu de Dios ? como lo son la oración, palabra de Dios, ayuno, alabanza, predicar la palabra, meditar en la palabra de Dios en todo tiempo; o mas bien permitiendo que nuestros pensamientos divaguen en las cosas de esta vida? permitiendo así que las obras de la carne se manifiesten en nuestro corazón, puesto que los pensamientos salen del corazón.

Será que por ello no tenemos paz?, será que hemos perdido la vida en nuestra salud, mente, familia, en sentido espiritual, económico, a causa de que nos ocupamos mas en las cosas de la carne, que en las cosas del espíritu ?, la respuesta la tienes tu.

8:8 y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios,

El punto clave en este versículo es, viven, como estamos viviendo ?,si vives según la carne o sea según las cosas pecaminosas, lastimosamente no puedes agradar a Dios, puesto que nuestra mente y todo nuestro diario vivir estar desmantelado delante de Dios, y de el nadie se oculta; y todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado, por lo tanto necesita conocer la verdad para que la verdad lo haga libre, cual es la verdad ?, la palabra de Dios, y que dice la palabra de Dios que para poder agradar a Dios tienes que vivir según el espíritu de Dios, o sea en la voluntad de Dios.

8:11 Y si el espíritu de aquel que levanto de los muertos a Jesús mora en ustedes, el que levanto de los muertos a Cristo Jesús vivificara también vuestros cuerpos mortales por su espíritu que mora en ustedes.

Pero por sobre todo esto es algo mas que esencial, como una persona va a agradar a Dios si dentro de el no esta el espíritu de Dios?, esto es únicamente si no ha recibido a Cristo como su Salvador, sin embargo todo aquel que ha recibido a Jesús como Salvador de su vida el espíritu de Dios mora en el, y por ello Dios vivifica nuestro cuerpo mortal a través de su Santo espíritu, cual es este cuerpo mortal al que se refiere, nuestra alma, esta es la que necesita ser vivificada o sea fortalecida, para hacer la voluntad de Dios aquí en la tierra.

8:13 porque si vivís conforme a la carne, moriréis. mas si por el espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.

Esto es en contra de lo cual luchamos, las obras de la carne que están en el alma, pues ellas son las que nos llevan a desobedecer la voluntad de Dios, sin embargo todo aquel que se deja envolver en ellas dice esta palabra, muere, pero aquel que persevera día con día hasta hacerlas morir con la ayuda del espíritu de Dios, alcanza a vivir, puesto que la paga del pecado es muerte, mas el regalo de Dios por obedecer a el y a su voluntad es vida eterna .

8:14 Porque todos los que son guiados por el espíritu de Dios, estos son hijos de Dios.

Este es otro de los puntos bien importantes, el ser guiados por el espíritu de Dios, pues de ello depende que nosotros seamos hijos de Dios, porque tanta importancia en el ser guiados por el espíritu de Dios ?, porque de ello depende que hagamos la voluntad de Dios o no, queda en nosotros mismos darnos cuenta, auto examinarnos y mirar si nos dejamos guiar por el espíritu de Dios o por los propios pensamientos del alma, o por las personas que nos rodean, esa respuesta también la tenemos nosotros.

8:16 El espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios.

Y por ultimo, esto sella nuestra seguridad y confianza de que estamos aptos para recibir a Jesús en el momento que venga o si partimos antes, de que iremos a su presencia, puesto que es el espíritu de Dios el cual testifica a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios, y nadie mas, es solo El quien nos da esa certeza de que pase lo que pase, somos sus hijos.

Nuestra visón evangélica

Centraldesermones.com promueve el evangelio de el señor Jesucristo ofreciendole la oportunidad a todo siervo/sierva de Dios que comparta su predicación cristiana, sermones escritos, estudios de la Biblia, cursos bíblicos, bosquejos para sermones, mensajes cristianos, y devocionales completamente gratis. Aprenda como hacer una predicación expositiva cristiana escrita usando los estudios bíblicos en Español; aprenda que significa la palabra Cristiano, que significa santidad, a través de las miles de predicaciones de la Biblia, y bosquejos para sermones Cristianos.