Inicio / Estudios Biblicos / La personalidad de Dios

La personalidad de Dios

TEOLOGÍA PROPIA

DEFINICIÓN: Del griego: Theos= Dios. Logos= ciencia, tratado o estudio. Doctrina acerca de Dios.

Ciencia que trata lo relacionado propiamente a Dios mismo.

LA PERSONALIDAD DE DIOS

Definición de personalidad: Personalidad, pautas de pensamiento, percepción y comportamiento relativamente fijas y estables, profundamente enraizadas en cada sujeto. La personalidad es el término con el que se suele designar lo que de único, de singular, tiene un individuo, las características que lo distinguen de los demás.

Que Dios ha revelado como un ser real, es un tema majestuoso y glorioso de la Biblia. Si Dios no es un ser real, entonces es imposible que haya tenido un hijo que era la “imagen misma de su sustancia” (He. 1:3). Además, se hace difícil desarrollar una relación personal y viva con “Dios”, si “Dios” es sólo un concepto en nuestra mente. Es trágico que la mayoría de las religiones tengan este concepto irreal de Dios.

Personalidad de Dios (Vs. Panteísmo: Declaración filosófica de que todo es Dios)  La verdadera religión puede definirse como la comunión entre dos personas, Dios y el hombre. La religión es una relación personal entre Dios en el cielo y el hombre en la tierra.

El hombre no puede tener comunión con una energía, una fuerza o algo impersonal; ni una influencia puede tener una inclinación o afecto para con los hombres. Nota: secta testigos de Jehová identifican al Espíritu Santo como una fuerza activa.

ELEMENTOS QUE CONSTITUYEN LA PERSONALIDAD

La personalidad existe donde la inteligencia, la voluntad, la sensibilidad, la individualidad y la conciencia y determinación propias. La personalidad es el poder por el cual el hombre actúa dentro de su propia y libre voluntad.

Éxodo 3:14: “Yo Soy el que Soy”. Este nombre tiene un significado admirable. La existencia y la personalidad forman su idea central. Estas palabras significan, “YO SOY, YO FUI, YO SERÉ,” lo que corresponde de una manera tan sugerente con la declaración del Nuevo Testamento acerca de Dios: “Que eres y que eras y que has de venir.” Todos los nombres que se dan a Dios indican personalidad.

En Gn. 22:13,14: Jehová proveerá.
En Éx. 15:26: Yo soy Jehová tu Sanador.
En Éx. 17:8-15: Jehová Nuestra Bandera (Jehová- nissi).
En Jue. 6:24: Jehová nuestra Paz (Jehová-shalom).
En Sal. 23:1: Jehová mi Pastor.
En Jer. 23:6: Jehová, Justicia nuestra.
En Ez. 48:35: Jehová Presente (Jehová-Shamma).

Además los pronombres personales que se dan a Dios hacen ver su personalidad: Juan 17:3.

A Dios se le atribuyen en las Escrituras las características de la personalidad.

Dios se Arrepiente (Gn 6:6); se entristece (Gn 6:6), Se aíra (1 R 11:9); Es celoso (Dt 6:10); Ama (Ap. 3:19); Odia (Pr. 6:16). “Se arrepintió Jehová de haber hecho hombre…y le dolió en su corazón” (Gn. 6:6), describen a Dios como un Ser sensible y consciente.

Esto nos ayuda a darnos cuenta de cómo podemos realmente complacerlo y disgustarlo, como un niño lo haría con su padre natural. Nótese con qué precisión de detalles se nos describe el cuidado de Dios: los gorriones, los lirios, los cabellos de la cabeza, los lágrimas de sus hijos, etc.: Mateo 6:28-30; 10:29,30; Gn 39:21; 50:20; Dn 1:9; Job 1:12.

Las descripciones de la morada de Dios indican claramente que Dios tiene una ubicación personal; “Dios está en el cielo” (Ec. 5:2); “miró desde lo alto de su santuario; Jehová miró desde los cielos a la tierra” (Sal. 102:19,20); “tú oirás en los cielos, en el lugar de tu morada” (1 R 8:39).

Aún más específicamente que esto, leemos que Dios tiene un “trono” (2 Cr. 9:8; Sal. 11:4; Is. 6:1; 66:1). Semejante lenguaje es difícil de aplicar a una esencia indefinida que pueda existir en algún lugar en las regiones celestiales. De Dios se dice que “baja” cuando se manifiesta. Esto sugiere una ubicación celestial de Dios. Es imposible entender la idea de la “manifestación de Dios” sin apreciar su naturaleza personal.

A los fieles se les promete que heredarán la naturaleza de Dios (2 P. 1:4). Se nos dará un cuerpo como el de Jesús (Fil. 3:21), y sabemos que él tendrá un cuerpo literal en el reino ( Zac. 13:6; Is. 11:3 ). Por lo tanto, la doctrina de la personalidad de Dios está relacionada con el evangelio del reino.

SI DIOS NO ES UNA PERSONA: un Dios sin personalidad seria un verdadero conflicto.

Dios te bendiga.

Acerca Apostol Dr. Aaron Alvarez Rios

Presidente Internacional del concilio "ICI" Iglesia Cristiana Internacional

Revise también

Bosquejos Biblicos - Características de las falsas sectas

Autoridad: Genérica y Específica

Estudios Biblicos - La autoridad genérica autoriza todo lo que se necesita para cumplir con lo que se ordena. La autoridad especifica autoriza solamente lo que ha sido especificado y...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *