Inicio / Estudios Biblicos / Liberate de las mentiras

Liberate de las mentiras

LIBERARSE DE LAS MENTIRAS CON LA VERDAD (ESTUDIO BIBLICO)

GUERRA ESPIRITUAL Estudio nº 05

Parte 1: LIBERACIÓN A TRAVÉS DE LA VERDAD.

Juan 8:32: y conoceréis la VERDAD, y la VERDAD os hará libres.

Hay ciertos casos de liberaciones, en que la persona necesita ser ministrada con oración, y reprendidos los demonios que lleva dentro. Pero hay otro tipo de liberación que ocurre cuando hay un enfrentamiento entre la MENTIRA y la VERDAD. La persona que conoce y recibe la VERDAD, puede ser libre de todas las MENTIRAS que atan su alma y su mente. La VERDAD hace Libre.

Juan 6:63: El espíritu es el que da VIDA; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son VIDA.

Por increíble que parezca, la VERDAD es un elemento VIVO que transmite VIDA. Ella entra a nuestra mente, y nos despoja de otro elemento VIVO que tenemos alojado dentro de nosotros que es la MENTIRA; la cual a pesar de estar viva, transmite muerte y lleva a la muerte: muerte espiritual.

Parte 2: ESPÍRITU DE VERDAD Y ESPÍRITU DE MENTIRA.

Juan 16:13: Pero cuando venga el espíritu de VERDAD, él os guiará a toda la VERDAD; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.

La MENTIRA y la VERDAD son espíritus en sí mismos: espíritu de MENTIRA y espíritu de VERDAD. Tanto la VERDAD como la MENTIRA son canales activos y vivos de ESPIRITUALIDAD; hay transmisión de espíritus a través de ellos. En la VERDAD fluye y se manifiesta el espíritu del bien: el Espíritu Santo de Dios. Y en la MENTIRA hay espíritus del mal: espíritus de demonios. Espíritus de error

2 de Crónicas 18:20-22  Entonces salió un espíritu, se puso delante de Jehovah y dijo: “Yo le induciré.” Jehovah le preguntó: “¿De qué manera?” 21 Y él respondió: “Saldré y seré espíritu de mentira en la boca de todos sus profetas.” Y Jehovah dijo: “Tú lo inducirás, y también prevalecerás. Sal y hazlo así.” 22 Ahora pues, he aquí que Jehovah ha puesto un espíritu de mentira en la boca de estos tus profetas, porque Jehovah ha decretado el mal con respecto a ti.

Proverbios 18:21: La MUERTE y la VIDA están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos.

Si hablamos VERDAD, transmitimos cosas buenas: bendición; pero si hablamos MENTIRA, transmitimos cosas malas: maldición. Según lo que declaramos con nuestra boca, las palabras manifiestan y transmiten espíritus de MUERTE, que son los demonios; o el espíritu de la VIDA, que es el Espíritu Santo. Declarar palabras de VERDAD, es invocar espíritu de VIDA, que es la misma presencia del Espíritu Santo de Dios; es invocar al Señor JESUCRISTO sobre uno mismo; al manifestarse la VERDAD, se está manifestando la presencia del Señor JESUCRISTO en nuestras vidas. Declarar la vida es avivar, es dar vida. Pero declarar palabras de MENTIRA, es desear o declarar la muerte; es invocar espíritus de muerte sobre uno mismo.

Parte 3: DAR LUGAR A DIOS O DAR LUGAR AL DIABLO.

Juan 15:26: Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el espíritu de VERDAD, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí.

La VERDAD es el espíritu de Jesucristo; es el Verbo de Dios y la Palabra de Dios. Cuando hablamos VERDAD, estamos invocando y manifestando el Espíritu de Cristo. Cuando hablamos VERDAD, estamos hablando con el respaldo de Dios; estamos hablando lo que Dios aprueba y le agrada; aunque lo que hablamos no sea agradable para los oyentes, la VERDAD agrada a Dios, y Él la respalda.

Cuando hablamos MENTIRA, estamos invocando y manifestando el espíritu del diablo y de los demonios. Hablar MENTIRA es dar lugar al diablo.

Juan 14:17: el Espíritu de VERDAD, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.

Este versículo nos revela o enseña una de las grandes diferencias que posee el hijo de Dios, que no poseen las demás personas: que tiene el espíritu de VERDAD. Al recibir a Jesucristo en nuestra vida, como Señor y Salvador, pasamos a ser hijos de Dios, y pasamos a tener el espíritu de VERDAD. Al permitir que se instale la VERDAD en nuestra mente y en nuestra alma, estamos dando lugar al Espíritu Santo de Dios en nuestras vidas. La persona que no es de Dios, nunca habla 100% la VERDAD; y cuando lo hace por alguna conveniencia que tiene, cruza los dedos en señal a Satanás para anular lo que está diciendo, o se tapa la boca, o hace algún otro tipo de conjuro y gesto que anula la VERDAD que sale de su boca.

Hechos 5:3 y 4. Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad? Reteniéndola, ¿no se te quedaba a ti? y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios.

El Espíritu Santo hace batallas contra la MENTIRA que está alojada en nuestra mente o en nuestro entorno. Es un verdadero ‘detector de MENTIRAS’. Nadie puede mentir al Espíritu Santo. La persona que tiene el Espíritu Santo activo, sabe siempre cuando alguien le está diciendo una MENTIRA, o le está ocultando algo. El espíritu de VERDAD es una luz que emana de nuestro ser; es la presencia de Dios que llevamos dentro. Donde se manifiesta el Espíritu de Dios, allí se manifiesta la VERDAD.

Juan 17:17: Santifícalos en tu VERDAD; tu palabra es VERDAD.

1 Pedro 1:22: Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la VERDAD, mediante el Espíritu.

Al practicar y declarar la VERDAD, estamos practicando la guerra espiritual en nuestra mente y con nuestros labios, peleando contra la MENTIRA. Declaramos la VERDAD y derrocamos la MENTIRA. La santificación es el proceso de purificarse. Con la VERDAD sacamos la MENTIRA; esto significa que sacamos todo lo impuro y todo lo relacionado a espíritus impuros que están en nuestra mente o en nuestra alma. Obedecer la VERDAD es obedecer a Jesucristo, el Verbo de Dios; es obedecer la Palabra de Dios; es obedecer a los mandamientos de La Santa Biblia. La obediencia a la VERDAD, como dice el versículo, nos provee de SANTIDAD: nos purifica y capacita para el Reino de Dios.

Parte 4: LIBRES O ESCLAVOS.

Juan 8:34 a 36. Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado. Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí queda para siempre. Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.

Jesús nos enseña en este pasaje que cometer pecado es ser esclavo de Satanás; por otro lado si recibimos la libertad a través de la Fe en Jesucristo, entonces seremos libres. Porque creer en Jesucristo, es creer en la VERDAD; y creer en la VERDAD nos hace libres de las MENTIRAS de Satanás. El hecho de que salga la MENTIRA, significa que también salen los espíritus inmundos que están aferrados a esa MENTIRA. Al despojar la MENTIRA, despojamos los demonios que están relacionados con ella. Cuando alcanzamos la libertad de nuestra alma, a través de la Fe en Jesucristo, somos libres de los poderes y cadenas de Satanás.

Acerca Miguel Lopez

Revise también

La cremación - Estudios Biblicos

Cremación de cadáveres

Estudios Biblicos - Tengo que reconocer que de manera generalizada en estos tiempos, se ha venido propagando la práctica de cremar a personas que han fallecido...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *