Inicio / Estudios Biblicos / El poder de la intercesión

El poder de la intercesión

Estudios Biblicos – Predicas Cristianas

Estoy convencido de la certeza de la siguiente oración: La fuente de poder espiritual menos usada en nuestras iglesias hoy en día es la intercesión por los lideres cristianos. No dije: una de las fuentes de poder menos utilizada, porque no creo que haya nada más importante que realmente sea tan ignorado. No lo hacemos y por lo general no hablamos de ello. No deseo insinuar que la intercesión por nuestros líderes es la única fuente de poder espiritual en las iglesias. No.

Aparte de la proclamación de la Palabra, la oración, la adoración, la alabanza, la sanidad, la confección, el ayuno y los dones espirituales, se están utilizando en las iglesias muchas otras fuentes significativas de poder espiritual. Es cierto que muchas de ellas no se usan tan bien o con tanta frecuencia como deseáramos pero están presentes y las podemos reconocer. Esto no es así con la intercesión por nuestros líderes.

¿QUÉ ES LA INTERCESIÓN?

Con frecuencia usamos la palabra intercesión como sinónimo de oración. En las conversaciones comunes y corrientes es aceptable, pero no cuando las usamos técnicamente. La oración, en sentido general, significa hablarle a Dios. La intercesión es allegarse a Dios a favor de otro. Toda intercesión es una oración, pero no toda oración es una intercesión. El Señor nos dice a través del profeta Ezequiel: “Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mi, a favor de la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé” (Ezequiel 22:30). Esta es una clara referencia a la intercesión.

¿CUÁN PODEROSAS SON ESTAS PETICIONES?

Algunos preguntaran: ¿acaso las peticiones de un mero ser humano pueden determinar el accionar de un Dios todopoderoso? La respuesta es afirmativa. Esta es la manera como Dios el todopoderoso eligió diseñar el mundo y estructurar nuestra relación con él. *Juan Wesley dijo: Dios no hará nada sobre la tierra excepto en respuesta a la oración. *Juan Calvino afirma en sus Institutos que A pesar de que el Guarda de Israel no duerme ni descansa, esta inactivo, como si se hubiera olvidado de nosotros, cuando estamos mudos e inactivos. *Walter Wink, dice: La historia le pertenece al intercesor.

¿LOS PASTORES NECESITAN INTERCESIÓN?

Cada cristiano necesita intercesión. La niña de sexto grado que está aprendiendo lo que significa el SIDA necesita intercesión. El camionero que procura testificar a sus amistades acerca de Jesucristo necesita intercesión. El Joven que en su colegio lucha para no ceder a las tentaciones necesita intercesión. La madre y ama de casa que cría a una familia de cuatro necesita intercesión. No deseo ignorar la necesidad de una mayor cantidad de ministerios de intercesión general. Pero deseo promover el hecho de que los pastores y otros líderes cristianos necesitan demás intercesión que los miembros ordinarios del cuerpo de Cristo. A primera vista esto podría sonar extraño y hasta arrogante, pero permítame proponerle cinco razones que corroboran que es cierto.

  • Los pastores tienen más responsabilidades y tienen que rendir más cuentas.
  • Los pastores están más sujetos a la tentación.
  • Los pastores son el objeto más común de la lucha espiritual.
  • Los pastores tienen mayor influencia sobre los demás.
  • Los pastores son más visibles.

EL MITO DEL PASTOR PERFECTO

Del pastor se espera que sea un gran orador en el púlpito, un organizador y líder increíble en la oficina, y un perfecto esposo y padre en el hogar. Esa es una carga muy pesada para alguien. En su libro titulado “Pastores en riesgo” H.B. London cita algunas estadísticas alarmantes de una encuesta hecha a pastores que condujo la institución Fuller. Este es el resultado de dicha encuesta: Noventa por ciento de los pastores trabajan más de cuarenta horas semanales. Ochenta por ciento cree que el ministerio pastoral ha afectado la vida de sus familiares negativamente.

Treinta y tres por ciento dice que estar en el ministerio es un peligro absoluto para sus familiares. Setenta y cinco por ciento reporta una crisis significante relacionada con el estrés al menos una vez en su ministerio. Cincuenta por ciento se siente incapaz de cumplir con las necesidades del trabajo. Noventa por ciento se siente mal preparado para enfrentar las demandas del ministerio. Setenta por ciento dice que tiene la autoestima más baja que al comenzar el ministerio. Cuarenta por ciento reporta un serio conflicto con un miembro al menos una vez al mes. Treinta y tres por ciento confiesa haber estado involucrado en alguna conducta sexual inapropiada con alguien de la iglesia. Setenta por ciento no tiene alguien que considere un intimo amigo. Estas estadísticas son penosas. Muestran cuán difícil es la lucha para muchos pastores y cuánta ayuda necesitan de intercesión.

PROBLEMAS QUE ENFRENTAN LOS LÍDERES DE LAS IGLESIAS

Le diré las cinco dificultades mayores que los pastores enfrentan hoy día:

1. SOLEDAD

La soledad de algunos pastores se debe a que no quieren que la gente sepa lo difíciles que son las cosas. Se niegan a mostrarse trasparentes y vulnerables porque piensan que se supone que deben tener todas las respuestas. Otra razón es que el liderazgo, como es natural, tiende a aislar los líderes de los demás.

2. ESTRÉS

Los líderes de las iglesias son extremadamente sensibles al estrés. Todo su trabajo tiene consecuencias eternas y esa puede ser una carga pesada. Son muy visibles. Ellos y sus familiares viven como en una vidriera sujetos a comentarios y criticas de cualquiera. Hace algunos años circuló un articulo humorístico entre los lideres de las iglesias. Se llama “el pastor perfecto”. No sé quién lo escribió, pero es una composición maravillosa de lo que la gente espera de cada pastor: Después de cientos de años se encontró al pastor perfecto. Es el anciano de la iglesia que complace a todos. Predica exactamente veinte minutos y luego se sienta. Condena el pecado, pero nunca hiere los sentimientos de alguien. Trabaja desde las ocho de la mañana hasta las diez de la noche haciendo de todo desde predicar hasta barrer. Gana cuatrocientos dólares a la semana, da cien dólares semanalmente a la iglesia, maneja un auto de modelo antiguo, compra muchos libros, usa buenas ropas y tiene una familia decente.

Siempre se mantiene listo para contribuir con cualquier otra buena causa también y ayuda a los mendigos que pasan por la iglesia de amino a otro lugar. Tiene treinta y seis años y ha predicado cuarenta. Es alto, más bien bajo de estatura; corpulento, pero delgado; y es bien parecido. Tiene los ojos azules o pardos, según sea el caso, y se parte el cabello al medio, el lado izquierdo oscuro y lacio, el lado derecho castaño y ondulado. Tiene un deseo ardiente de trabajar con los jóvenes y pasa todo el tiempo con los ancianos. Siempre sonríe aun que manteniendo su rostro severo, porque tiene un gran sentido del humor que le halla siempre dedicado con seriedad.

Hace quince llamadas al día a miembros de la iglesia, pasa todo el tiempo evangelizando a los que no son miembros y siempre que le necesitan, lo encuentran en su salón de estudio. Desafortunadamente se fundió y se murió a la edad de treinta y dos años. Ya que los pastores aman genuinamente a las personas y quieren ayudarlas, tiran de él en todas direcciones y eso causa estrés.

3. SENTIDO DE INCAPACIDAD

Nueve de cada diez pastores experimentan un sentido de incapacidad porque no se sienten preparados para el trabajo que realizan. Como si esto fuera poco, algunas familias de pastores se sienten incómodas con su posición en la Iglesia. Viviendo en resentimiento contra Dios, la organización y algunos miembros de la iglesia, y eso solo añade aun más al ya existente sentido de ineptitud.

4. DEPRESIÓN

Las presiones del liderazgo, los sentimientos de ineptitud, la tensión, además de la soledad, pueden empujar a los líderes hacia la depresión.

Acerca Pablo Jaramillo Bohórquez

Revise también

Predicas Cristianas - Preparándose para la Victoria

Dios conduce tu vida al Éxito

Estudios Biblicos - Los que lograron éxito, en cualquier ámbito, son todos aquellos que salieron de su zona de comodidad, pasaron de lo pasivo a lo activo, de lo común a lo extraño..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *