Inicio / Ilustraciones para sermones / Día de las madres

Día de las madres

Estudios Biblicos – Predicas Cristianas

El origen del día de las madres.

A menudo nos encontramos con un sin número de festividades en este mundo irrelevante, en donde cada generación inventa nuevas formas de festejos, y nueva manera de inyectarlo en las personas. Y una de tantas es la celebración del “día de las madres”.

Nuestra madre es algo muy especial en nuestra vida, es ella a la que eligió Dios para que fuera el puente por donde nosotros cruzaríamos y nos introduciríamos en este mundo. Es ella quien se preocupo por alimentarnos, vestirnos, y también con su mucho amor con que nos ha amado; es la primera maestra que tuvimos. Fue también nuestra primera amiga, la que estuvo, y está incondicionalmente cuando tenemos problemas, nos ha ayudado a afrontarlos enseñándonos así a desafiar a la vida.

La mayoría de las festividades empiezan con un sentimiento similar al que sentimos por algún ser querido; como lo es nuestra madre, Pero:

¿Será éste el motivo o la excusa para tener una celebración más en nuestro calendario? ¿La tradición es tan fuerte que solo a través de ella nos podemos acordar de nuestra madre, una vez al año?

¿Eso es lo que realmente quiere una madre; que la quieran con un amor tradicional, y únicamente movido por la costumbre, y el comercio? ¿Y simplemente una vez en el año?

¿Todo lo que ella ha hecho por nosotros; debemos de acordarnos de ella cuando otros lo hagan o hacen?

Déjame decirte que la persona que inventó la celebración del “día de las madres” (porque es un invento comercial) en Estados Unidos murió arrepentida de haberlo hecho., si aunque no lo creas murió desconsolada y con mucho arrepentimiento de ser la promotora del enriquecimiento de muchos comerciantes, que con el pretexto de hacerlo usaron a alguien que fue tan espacial en su vida…Su Madre.

Todo comienza así…

Inicialmente las celebraciones del día de la madre pueden ser remitidas a las fiestas de la Grecia antigua en honor a Rea “madre de todos los dioses”.

Durante el siglo XVII, Inglaterra celebraba un día llamado “domingo de madres” en honor a las madres inglesas.

Durante este tiempo algunos pobres de Inglaterra trabajaban como siervos en lugares lejanos de sus casas. El domingo de las madres los siervos podían regresar a sus hogares para estar con sus madres. En esa festividad se preparaba una torta especial, llamada pastel de la madre, y con ella se le daba un toque festivo a la celebración.

Con la expansión del “cristianismo” por toda Europa, la celebración se cambió y se ofreció en honor de la madre virgen, cuyo poder espiritual “protegía a todos”. Tiempo después, el domingo de madres se celebró en honor a todas las madres e igualmente a la virgen madre.

En Estados Unidos el día de las madres fue conocido primeramente en 1872, cuando Julia Ward Howe (compositora del himno de la batalla de la República), dedicó este día a la paz.

La señora Howe organizó en un comienzo el día de la madre en Boston, posteriormente, en 1907, Ana Jarvis, una activista comunitaria, de Filadelfia, estableció el “día de la madre” el segundo domingo del mes de Mayo.

Las mujeres que organizaron el primer día de las madres, creían que la maternidad era una fuerza política que debería ser movilizada a favor de toda la comunidad; no únicamente una expresión de un instinto fundamental que las llevó a dedicar todo su tiempo y atención a sus hijos.

El primer llamado a un día de las madres lo realizó Anna Reeves Jarvis, que en 1885 organizó los días del trabajo de las mujeres en Virginia Occidental para mejorar la sanidad pública en las comunidades Apalaches. Durante la Guerra Civil Norteamericana, las mujeres que ella misma movilizó cuidaron a los heridos de ambos bandos y después de la guerra organizaron reuniones para persuadir a los hombres a que fraternizaran con sus enemigos de ayer.

Al terminar el siglo, la expansión de las actividades sociales y económicas de las mujeres más allá del hogar chocó con el crecimiento de la economía de consumo.

Aunque lograron reformas importantes en la esfera pública, sus responsabilidades maternas y morales se privatizaron y se les asoció a su papel de “agentes compradores” de la familia.

Fue entonces cuando Anna Jarvis (hija de la anterior mencionada), inició una campaña por correspondencia para honrar a su propia madre mediante un día de fiesta dedicado a todas las madres. Los políticos y negociantes que en el siglo anterior se habían opuesto a las reformas impulsadas por las mujeres le dieron la bienvenida a un individualista “día de las madres” que pudiera ser “explotado como lo dijo Florist’s Review, en la revista de la industria de las flores.

Finalmente el 8 de Mayo de 1914, el Congreso de Estados Unidos aprobó la fecha como “día de las madres” y la declararon fiesta nacional, lo cual fue apoyado por el presidente Woodrow Wilson.

Como vemos, el día de las madres es una importación directa de EE.UU. al igual que el Halloween (noche de brujas), que tan profundamente ha calado en las clases más populares.

EE.UU adoptó oficialmente el “día de las madres”, y esa adopción representó un giro radical en todo lo que había significado los días de las madres del siglo XIX.

Los defensores parlamentarios que apoyaron la iniciativa rechazaban la participación de la mujer en actividades sociales y políticas que hacían resaltar la importancia de su papel en el hogar. Con ello se originó definitivamente la orientación del día de las madres hacia su COMERCIALIZACIÓN.

Acerca Daniel Valdez

Revise también

Ilustraciones para Sermones - Entiendes lo que escuchas

¿Entiendes lo que escuchas?

Ilustración para sermon - ¿Estas escuchando la voz de Dios? ¿Qué bien escuchas y que bien entiendes lo que Él te dice a través de Su palabra?

3 comentarios

  1. En base al argumento en que es ‘una importación directa de U.S.A.’; me gustaría saber si el Sr.Valdez está en oposición a que los Cristianos separen un día al año para honrar a sus madres.

  2. Lasstimosamente el dia de la madre se ha convertiido en un estereotipo comercial.

  3. son todo un gusto de leer para reflexionar cada ser humano…pasen bonita tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *