Recuperando lo perdido

Escrito por Arturo Peralta. Publicado en Bosquejos

Ratio:  / 56
MaloBueno 
AddThis Social Bookmark Button

Introducción:

Yo no sé qué es lo que en tu vida... o en tu familia estás a punto de perder... O tal vez ya te diste por vencido en algo que piensas que ya no lo vas a recuperar... Probablemente ya no tienes fuerzas para seguir luchando por tus sueños... por tus metas... por tu vida espiritual.

Pero esta noche yo vengo a decirte que //si tan solo crees veras la gloria de Dios en tu vida... // Yo he venido a decirte que hay una esperanza en Dios... Yo te vengo a decirte en esta noche que si tú tomas una actitud diferente para enfrentar la vida... tú puedes recuperar lo que habías perdido... o lo que parecía perdido...

Dígale a su vecino... Esta noche... me pongo en posición de guerra... para recuperar lo que he perdido.

Y quiero que vayamos a la Biblia al libro de:

1Sa 30:1 Cuando David y sus hombres vinieron a Siclag al tercer día, (Siclag quiere decir medida apretada... o medida buena) los de Amalec habían invadido el Neguev y a Siclag, y habían asolado a Siclag y le habían prendido fuego. 1Sa 30:2 Y se habían llevado cautivas a las mujeres y a todos los que estaban allí, desde el menor hasta el mayor; pero a nadie habían dado muerte, sino se los habían llevado al seguir su camino.

En esta historia encontramos a David y a su ejército en una situación caótica... Donde podemos ver que esta gente venía de pelear la batalla... pero que los enemigos habían entrado por otro lado...

En la Biblia encontramos historias de hombres que fueron prósperos y en un abrir y cerrar de ojos lo perdieron todo, como por ejemplo: Job... Sansón... y entre otros. Pero que con el paso del tiempo recuperaron una vez más todo aquello que habían perdido... Entonces podemos ver que ellos pudieron ver la Mano de Dios en gran manera.

Escúcheme... El plan de Dios siempre es de ayudarnos a restaurar, recuperar y multiplicar aquello que, por alguna circunstancia, se nos fue de las manos.

Pero es necesario que nosotros decidamos tomar la actitud correcta que nos encaminará a obtener la victoria.

En esta historia de 1 Samuel 30:1-2. Acontecen hechos de destrucción y robos... donde vemos que los hombres de David no andaban vagando... o perdiendo el tiempo... Entonces podemos ver que toda persona tiene que estar preparada para esos momentos vulnerables cuando el enemigo toma ventaja y quiera robar aquello que está en nuestras propias manos.

Pero de una cosa si debemos estar bien seguros y es que en Dios siempre hay victorias... nunca hay derrotas... Que aunque aparentemente ahorita usted no ha podido salir adelante... que aunque ahorita usted no ha podido ver sus peticiones contestadas... yo le animo a que no desmaye... a que no pierda las esperanzas... porque si tú te pones en el lugar correcto... con la actitud correcta... Dios te dará la victoria delante de tus enemigos.

Escúcheme... La Biblia nos dice en el libro de Juan 10:10 que "El ladrón no viene sino para hurtar, matar y destruir...

Es por eso que, tenemos que estar preparados, dispuestos, a enfrentar con violencia espiritual al enemigo. Recordando siempre la Palabra que dice "Bendito sea Jehová, mi roca, quien adiestra mis manos para la batalla y mis dedos para la guerra"  Salmos 144:1

Es por eso que a la luz de la palabra vamos a ver: ¿Cómo se recupera y restaura lo que hemos perdido?

Lo primero que debes hacer para recuperar lo que has perdido es:

1. Orar y buscar el Rostro de Dios

Una de las virtudes que aprendió a desarrollar David fue a depender totalmente de Dios... A esperar en todo momento en la voluntad de Dios.

Si había alguien que conocía bien el carácter... o el corazón de Dios fue David.  David nunca hacia nada sin antes consultar a Dios...

Entonces lo que debemos aprender nosotros es a ir a la presencia de Dios y saber esperar en el consejo que el tiene para nosotros.

En esta historia encontramos que los de David habían destruido la ciudad... y que se habían llevado cautivo a las mujeres y a los hijos de Israel...

Pero cuando el ejército de David llegan a la ciudad se dan cuenta que su ciudad había sido saqueada... y dentro de todo lo que se habían robado a David le habían robado a su familia...

Miremos lo que dice el verso 5:

1Sa 30:5 Las dos mujeres de David, Ahinoam jezreelita y Abigail la que fue mujer de Nabal el de Carmel, también eran cautivas. Cuando nosotros vemos que a David le llevaron a sus dos mujeres... podemos ver que por un momento David tiende a ser confundido... pero el aun así se repone de su debilidad.

Cuando estudiamos los nombres de esta dos mujeres nos damos cuenta que a David le estaban quitando lo más preciado... Los nombres de estas dos mujeres tienen un significado espiritual poderoso y la primera quiere decir: Dios es agradable... mi padre es deleitoso... mi hermano de gracia...

Y la segunda significa: alegría... mi padre me da gozo... tengo placer...

¿Qué es lo que te quiero decir?

Lo que te quiero decir es que hay gente que le paso o le está pasando lo mismo que a David... le robaron a su AHINOAM... A SU ABIGAIL... Como así pastor:

En otras palabras el enemigo vino y les robo el gozo agradable de estar en su presencia... de congregarse... de estar en compañerismo... ya no sientes deleite en venir a la iglesia y levantar las manos... ya no lloran delante de su padre celestial... ya no siente alegría por venir a la casa de Dios... ya no encuentran placer en su presencia... sabe porque... porque llegaron los de amalec... Y amalec significa un pueblo que lame... también significa hijo de la carne... En otras palabras lo que te paso es que llego el pueblo que lame... el hijo de la carne y te robo a tu ahinoam y a tu Abigail...

Pero en esta noche Dios me ha enviado para desafiarte y para decirte que si tú te vuelves en amistad con Dios... El te restituirá todo lo que has perdido... Yo puedo sentir que esta noche muchos se van a levantar a recuperar lo que habían perdido... Esta es tu noche... esta es tu oportunidad que tomes el lugar que te corresponde... y ese lugar es estar arriba y no abajo... es ser cabeza y no cola...

Dígale a su vecino:  Esta es tu noche.

Y mire el versículo 6

1Sa 30:6 Y David se angustió mucho, porque el pueblo hablaba de apedrearlo, pues todo el pueblo estaba en amargura de alma, cada uno por sus hijos y por sus hijas; mas David se fortaleció en Jehová su Dios.

Y la verdad que esto es lo que pasa cuando nosotros no buscamos de Dios... Nos amargamos... nos llenamos de temor... nos escondemos de nuestra responsabilidad.

Y vemos que David por un momento se angustio... por un momento se asustó... pero él tenía un mejor lugar para esconderse de las angustias... de los temores... y esa era la misma presencia de Dios...

Que es lo que hace la gente cuando está en angustia... cuando está en temores... cuando se siente tentado. ¿Sabe que es lo que hace...? Busca al brujo... al hechicero... al santero... Busca irse mojado... busca irse donde su amante... busca ahogar sus culpas en el alcohol... en las drogas.

Pero la Biblia dice que David se fortalecía en Jehová...

Y esta noche es lo que yo te vengo a decir... no es el tiempo de estar perdiendo tu llamado... en cosas que no son eternas... este es el tiempo de que te fortalezcas en el Señor...

Dígale a su vecino... Fortalécete en el Señor.

Y mire lo que dice el versículo 8

1Sa 30:8 Y David consultó a Jehová, diciendo: ¿Perseguiré a estos merodeadores? ¿Los podré alcanzar? Y él le dijo: Síguelos, porque ciertamente los alcanzarás, y de cierto librarás a los cautivos.

Y eso mismo te vengo a decir de parte de Dios... En otras palabras... Si usted busca en oración a Dios... él te va a dar la victoria de ese problema que te agobia... de esa tentación que te separa de Dios... Yo vine a decirle a alguien que el Dios todo poderoso está contigo... que él no te va a dejar... ni te ha dejado... él te dice esta noche... levántate y persigue a tus enemigos... a los ladrones que te han robado el gozo... el placer... el deleite... porque ciertamente yo te los entregare en tus manos.

Escúcheme... Si el enemigo te ha robado el gozo, tu matrimonio, tus hijos, tu negocio, la salud, tus finanzas, etc... No es tiempo de llorar, no es tiempo de lamentarse y quejarse... ¡Es tiempo de fortalecerse en Dios!

Dígale a su vecino... No es tiempo de llorar... no es tiempo de lamentarse.. Dígale este es el tiempo de clamar por un tiempo de victoria.

David oró y buscó el rostro de Dios.

Entonces... cuando el enemigo nos roba algo... ese debe de ser el tiempo de doblar nuestras rodillas y buscar la dirección de Dios la cuál es buena, agradable y perfecta.

En otras palabras... Tu tiene que enfocarte en la visión y en las promesas que Él ha prometido para tu vida y la de tu familia.

Lo segundo que debemos hacer para recuperar lo que se haya perdido es:

2. Unirse con personas visionarias

1Sa 30:7 Y dijo David al sacerdote Abiatar hijo de Ahimelec: Yo te ruego que me acerques el efod. Y Abiatar acercó el efod a David. (Abiatar significa... hombre de excelencia)

Y en el versículo 10 vemos que David se juntó con sus valientes y fueron a recuperar lo que les habían robado.

1Sa 30:10 Y David siguió adelante con cuatrocientos hombres; porque se quedaron atrás doscientos, que cansados no pudieron pasar el torrente de Besor. (Significa... refrescante... frio... comodidad)

En este versículo encontramos que David se había asociado con 600 hombres de guerra... Pero que cuando llegaron al valle de Besor, 200 no pudieron pasarlo...

¿Qué es lo que te quiero decir?

Lo que te quiero decir es que hay gente que empezó bien este año... empezó bien en sus estudios... empezó bien en su trabajo... en su familia... en el ministerio... pero de repente llegaron al valle de Besor... al valle de estar frescos... al valle de estar fríos... al valle de la comodidad... y es por eso que no pudieron seguir avanzando....

Pero esta noche Dios me ha enviado para decirte que tú no eres de los que murieron en ese valle sino de los que recobraron frescura... de los que se renovaron en el Señor para alcanzar a sus enemigos... Dios te a traído esta noche para decirte... este es el tiempo de volver a juntarte con gente de visión... con gente de propósito... Y lo que va a pasar en tu vida es que vas a volver a remontarte a las alturas... David se unió a un equipo visionario... Si quiere encontrar soluciones precisas y concretas, si usted está ansioso de recuperar todo que le fue robado, necesita unirse a un grupo de personas que le ayuden a perseguir al enemigo y juntos buscar estrategias y así poder arrebatarle a Satanás, en el menos tiempo posible todo aquello que le fue quitado.

Lo tercero que debemos hacer para recuperar lo que se haya perdido es:

3. Mantenga un espíritu de guerra.

"Y David siguió adelante con cuatrocientos hombres; porque se quedaron atrás doscientos, que cansados no pudieron pasar el torrente de Besor". 1 Samuel 30:10.

David nunca se desanimó... no se acomodó... no perdió el enfoque porque él sabía que Dios había hecho promesas.

A Pesar que muchos se quedaron en la mitad del camino, él tenía un espíritu diferente... él tenía un "espíritu de guerra" y esto permitió ALCANZAR, RESTAURAR Y RECUPERAR todo lo que le habían robado a él y a los suyos.

Mire lo que dicen los versículos:

1Sa 30:18 Y libró David todo lo que los amalecitas habían tomado, y asimismo libertó David a sus dos mujeres. (Y se llamaban: ahinoam, y Abigail)
1Sa 30:19 Y no les faltó cosa alguna, chica ni grande, así de hijos como de hijas, del robo, y de todas las cosas que les habían tomado; todo lo recuperó David.
1Sa 30:20 Tomó también David todas las ovejas y el ganado mayor; y trayéndolo todo delante, decían: Este es el botín de David.

En este versículo podemos ver de como nosotros podemos recuperar lo que nos han robado si en verdad tomamos la actitud correcta...

Cuando nosotros pongamos en práctica los consejos que nos dio la palabra en esta noche... yo te aseguro que Dios te ayudara a recuperar lo que has perdido... y no solamente te dará eso... sino que te añadirá más de lo que pensaste.

Es por eso que Les invito hoy, para que al contar tres usted tome la actitud correcta... y venga al frente para sellar esta palabra con una oración... vamos UNO, DOS, TRES... eso es corra al frente...

Concluyo con esto:

"Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas". 2 Corintios 10:4.

Conclusión:

Te he predicado bajo el tema recuperando lo que parecía perdido.

Nuestra visón evangélica

Centraldesermones.com promueve el evangelio de el señor Jesucristo ofreciendole la oportunidad a todo siervo/sierva de Dios que comparta su predicación cristiana, sermones escritos, estudios de la Biblia, cursos bíblicos, bosquejos para sermones, mensajes cristianos, y devocionales completamente gratis. Aprenda como hacer una predicación expositiva cristiana escrita usando los estudios bíblicos en Español; aprenda que significa la palabra Cristiano, que significa santidad, a través de las miles de predicaciones de la Biblia, y bosquejos para sermones Cristianos.