Casa de Dios y puerta del cielo

Escrito por Héctor Favio Ortega. Publicado en Sermones

Ratio:  / 4
MaloBueno 
AddThis Social Bookmark Button

Génesis 28:10-22

Introducción:

Jacob nunca se imaginó que mientras huía de su hermano Esaú, Dios le revelaría aspectos de su gloria y lo que de alguna manera él esperaba de Jacob. Cuando despertó del sueño que tuvo dijo:

"¡Cuan terrible es este lugar! No es otra cosa que Casa de Dios y Puerta del Cielo" (v.17) ¿Que hace que un lugar llegue a ser "Casa de Dios y puerta del cielo"?

1. Que en ese lugar haya visión (v.12).

"Y soñó". Usualmente nuestras grandes victorias comienzan con un sueño. Un sueño es el anhelo, el deseo que Dios pone en nuestro espíritu de llegar o de alcanzar algo que se torna en una meta para uno. Un sueño es un destino, una meta, un propósito que nos inspira a proseguir, que nos motiva a continuar. Es aquello que nos da "chispa" y ánimos para no desmayar. Los sueños se tornan en una pasión y la pasión es la que nos empuja a avanzar sin desistir de lo que anhelamos alcanzar. Quien no tiene un sueño, no tendrá forma alguna para despertar en él la pasión. Generalmente nuestros logros más significativos comienzan con un sueño, un anhelo, un deseo. No en vano la Palabra de Dios nos anima a tener deseos en el corazón que Dios pueda cumplir:

"Deléitate así mismo en Jehová, y él te concederá las peticiones (deseos, sueños, anhelos) de tu corazón" (Salmos 37:4).

Que triste resulta ver que a pesar de que "soñar no cuesta nada", muchos no tienen un sueño que alcanzar. Y lo cierto es que cuando no se tiene un destino, tampoco se encuentra el camino.

Cuando se pierde la visión, también se pierde la pasión. Muchos no han alcanzado mejores logros porque ya no tienen una visión de lo que quieren ser o alcanzar. Note usted que a lo mejor Jacob ni siquiera conocía el camino por donde iba, pero una vez que tiene ese encuentro con Dios, sabe a donde debe llegar y lo logra porque Dios lo guió (Génesis 29:1-14). Lo otro es que nunca olvidó ni ese lugar ni esa experiencia (Génesis 31:11-13). Nuestro destino está determinado por el sueño que tengamos por alcanzar. Los que sueñan, triunfan en la vida.

2. Que en ese lugar esté la presencia de Dios y la acción del Espíritu Santo (13-18).

Jacob vio a Dios en lo alto de la escalera y tuvo conciencia de su presencia. Luego unge la piedra y la levanta como señal de de un hecho y una declaración profética.

El aceite que él vertió sobre la piedra simboliza dos cosas:

A. Que ese lugar era propiedad de Dios, que Dios era el dueño (en el antiguo pacto, el ungir con aceite simbolizaba que el lugar, la persona o el objeto era propiedad de Dios). Jacob declara de forma profética que en ese sitio había una oficina del cielo en donde se revelaban detalles importantísimos sobre la majestad del Señor.

B. Que habría un continuo fluir de poder del Espíritu Santo.

El derramamiento de aceite simboliza el continuo fluir del Espíritu de Dios que nos unge y nos capacita para que hagamos lo que Dios espera que hagamos. El aceite señala que necesitamos "viscosidad espiritual" y "lubricación" en lo ministerial Pudiéramos contar con los mejores implementos para adorar a Dios, pero eso no sería suficiente: necesitaríamos el mover del Espíritu Santo y la poderosa presencia activa de Dios para que el Señor sea honrado con lo que hacemos.

3. Que se implementen cambios (v.19)

Jacob le cambió el nombre de "Luz" por "Bethel". Los cambios son necesarios y a veces, urgentes.

Aquel que quiera ver que en su iglesia y en su ministerio suceden cosas distintas, tendrá que hacer las cosas de forma distinta. A veces tenemos 5, 10 o más años de estar haciendo las cosas de la misma manera. Un año de experiencia y 9 de estar repitiendo lo mismo. Cultos rutinarios, actividades monótonas, enseñanzas sin atractivo e interés alguno es lo que más se ve en algunas congregaciones de nuestro continente. Es ahí donde urgen los cambios.

Jacob le cambió el nombre al lugar. Tal vez "Luz" no le decía nada a él, pero "Bethel", era ya otra cosa, otra historia. ¿Qué cambios tendrá que hacer usted en su vida, en la iglesia o en su ministerio en procura de que se conviertan en casa de Dios y puerta del cielo? No le de temor implementar los cambios que sean necesarios para que el Señor sea glorificado y su ministerio se haga y se vea más productivo. Mire que cuando no se implementan cambios, los resultados podrían ser infructuosos, a pesar de todos los esfuerzos que podamos estar haciendo.

Los cambios que se pudieran implementar obedecerían a los pocos resultados de los métodos actuales. Se pueden implementar cambios sin que se tenga que modificar la esencia y la identidad de lo que somos y de la visón que Dios nos haya dado.

4. Que hayan personas que se involucren en los pactos (v.20-22).

¿De donde había aprendido Jacob lo del diezmo? ¡De su abuelo Abraham y de su padre Isaac! Esto no solo lo convirtió en un hombre próspero, sino que además le aseguró el futuro a su descendencia (Hebreos 7:4-9).

A una gran cantidad de cristianos les cuesta admitir que en el orden de Dios el dinero juega un papel determinante. Muchos de los anhelos que una congregación pudiera tener, están supeditados a la fidelidad financiera de sus miembros. Cuando las personas fieles en lo económico escasean, la iglesia se ve afectada en los logros que desea. Pero la fidelidad financiera a Dios prospera y permite el logro de las expectativas más inminentes. La dación del diezmo y las ofrendas hacen parte del culto y la adoración que le ofrecemos al Señor (Proverbios 3:9-10)

Conclusión:

No tengo ninguna duda en creer que un lugar destinado para adorar a Dios como aquel en el que durmió Jacob, se convierta en "casa de Dios y puerta del Cielo" cuando se den las características que aquí hemos señalado. ¿Cuántos lo creen? AMEN.

Nuestra visón evangélica

Centraldesermones.com promueve el evangelio de el señor Jesucristo ofreciendole la oportunidad a todo siervo/sierva de Dios que comparta su predicación cristiana, sermones escritos, estudios de la Biblia, cursos bíblicos, bosquejos para sermones, mensajes cristianos, y devocionales completamente gratis. Aprenda como hacer una predicación expositiva cristiana escrita usando los estudios bíblicos en Español; aprenda que significa la palabra Cristiano, que significa santidad, a través de las miles de predicaciones de la Biblia, y bosquejos para sermones Cristianos.