El hombre vs. la gracia de Dios

Escrito por Roger Zapata. Publicado en Sermones

Ratio:  / 12
MaloBueno 
AddThis Social Bookmark Button

El hombre fue creado a imagen de Dios, en un estado de pureza, limpio, sin mancha y en santidad porque no tenia pecado, El hombre no pidió ser creado, pero Dios lo creo para cerrar con broche de oro su obra maestra de la Creación.

Génesis 2:7-15: detengámonos un momento aquí para ver tres observaciones muy importantes.

Primero:

Cuando Dios creo al hombre, no lo creo dentro del huerto del Edén como hemos creído; sino que lo formo fuera del huerto y aunque realmente No sabemos el lugar donde lo formo, pero si lee atentamente el versículo 8, vera lo que dice: "Y Jehová Dios planto un huerto en Edén, al oriente; y puso ahí al hombre que había formado."

Segundo:

Está en el versículo 15  que dice: "Tomo pues Jehová Dios al hombre que había formado, (de donde lo había formado) y lo puso en el huerto del Edén para que lo labrara y lo guardase;"  fíjese que Adán fue puesto ahí cuando ya era Adán, ya estaba creado y lo tomo Jehová y le dio el cargo de administrador del huerto con la difícil tarea de ponerle nombre a todo.

Tercero:

Esto es precisamente lo que conocemos como la caída del hombre, versículo 16-17: "Y mando Jehová Dios al hombre diciendo; de todo árbol del huerto podrás comer; versículo 17mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás porque el día que de el comieres de cierto morirás."  Este fue el momento de la primera acción maligna del diablo para contrarrestar la voluntad de Dios para el hombre y para hacer caer en pecado desde sus inicios al hombre.  Fíjese un poco en estos dos versículos, y hágase esta pregunta: ¿Por qué callo el hombre en pecado? La respuesta es simple, porque desobedeció  la voz de advertencia que Dios le dio.

La orden era tajante, no comas de ese árbol; teniendo 20 mil especies de árboles y plantas para comer hasta saciarse; él tenia que ir a darle una probadita al pecado, esa probadita, le costo cara porque le causo la expulsión del huerto que era su casa; le costo la separación  de Dios y la muerte espiritual; su relación con su creador fue despedazada ese día.  Perdió la pureza de su propia creación, aquella con que Dios lo había formado y callo en el pecado transgrediendo así la ley de Dios.

Le quiero invitar a que tome su Biblia y  lea 1 de Juan 3:4 que dice: "Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley."  Para Adán no fue difícil desobedecer, así como desobedeció; transgredió, y como transgredió también callo de la gracia de Dios.   A partir de ahí, el hombre ahora nace en pecado, y  a esto se le llama el pecado innato, adámico o hereditario  porque viene desde Adán.

Arrepentimiento:

El salmista David decía; Salmos 51:1-5 - Ten piedad de mi Oh Dios conforme a tu misericordia, conforme a la multitud de tus piedades; borra mis rebeliones, lávame mas y mas de mi maldad y límpiame de mi pecado, porque yo reconozco mis rebeliones y mi pecado esta siempre dentro de mi.

Destituidos:

Por otro lado allá en Romanos 3:23 la palabra de Dios dice: "Por cuanto todos pecamos, estamos destituidos de la gloria de Dios;"  lo que pasa es que cuando hay pecado en nosotros, este nos aleja de Dios creando una barrera impenetrable entre lo divino y lo humano, entre Dios y los hombres, entre lo Santo y lo inmundo. No existe en toda la creación ningún medio de unión entre Dios y el pecado, pero si hay una forma de limpiarnos del pecado, y esa forma es la gracia de Dios.

Efesios 2:8 dice; "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe, esto no es de vosotros pues es un don de Dios;"  no por obras para que nadie se gloríe pensando que porque hace, hizo o hará alguna obra buena, ya tiene derecho o ya merece ser salvo. La salvación es para el hombre, única y exclusiva mente por la infinita gracia de Dios, no hay otra razón que justifique la salvación del ser humano, más que la gracia de Dios.  De no haber sido por su gracia viviríamos  muertos en nuestros delitos y en pecado.

El valor de su gracia:

El hombre  no puede comprar la salvación, pero la puede obtener porque Dios es bueno tan solo por su gracia, pues la salvación del hombre pecaminoso le dará a Dios el poder la gloria la honra y la alabanza y el honor. Que El y solo El se merece.

El don de la salvación  por gracia nos viene a nosotros de parte de Dios quien nos ama y por su gracia misma nos perdona, nos limpia, nos purifica, nos justifica, nos regenera, y nos salva. Gracias sean dadas a Dios.

1 Juan 3; 3 dice: Y cualquiera que tiene esta esperanza en Él, se purifica como Él también es limpio. La pureza de Él nos la da a nosotros al momento de justificarnos. Romanos 5:1 dice: Justificados pues por la Fe, tenemos Paz para con Dios, por medio de nuestro Señor Jesucristo.

¿Y por qué por medio de Él? Porque en ningún otro hay salvación porque no hay otro nombre bajo del cielo en  el cual podamos ser salvos.

La gracia de Dios para nosotros es gratuita. Romanos 3:24 dice: "Siendo Justificados gratuitamente por su gracia por la redención que es en Cristo Jesús."  ¿Acaso hemos pagado algún dinero por nuestra salvación? No, pues todo el acto de limpieza de nuestros corazones, ha sido gratuito por la inmensurable gracia de Dios y su inmenso amor por el hombre, mismo que le hizo venir a morir en aquel madero por nosotros.

La parábola del hijo prodigo es un gran ejemplo de la gracia de Dios, y es digna de reflexionar. El hijo se fue, se llevo el dinero y lo mal gasto, lo derrocho, tiempo después cuando ya no tenia nada, arrepentido, vino a su padre y le dijo: padre he pecado contra el cielo y contra ti, ya no soy digno de llamarme tu hijo, pero si tienes gracia para mi, hazme como uno de tus jornaleros.

La reacción de aquel padre fue de:

Perdón;  porque aquel hijo que regresaba arrepentido; Dios también nos perdona cuando venimos a Él arrepentidos.

Gracia; el padre no le hizo ningún reclamo ni reproche a su hijo por el dinero mal gastado y le permitió entrar otra vez al seno familiar.  Tampoco Dios nos reclama cuando pecamos, nos advierte del peligro, pero nos perdona.

Fiesta; matad el becerro mas gordo y poned en él el mejor vestido porque este mi hijo perdido era y ha sido hallado; también hay fiesta en el cielo cuando un pecador se arrepiente.  Y esto es lo que simboliza la gracia de Dios para nosotros, gracia que nos envío a través de su hijo Jesucristo quien se entrego voluntariamente para redimirnos de nuestros pecados.

El hombre:

¿Qué es el hombre? Polvo nada más, pero la gracia es el medio que Dios usa para darle valor al hombre. Efesios 1:6 dice: "para alabanza de la gloria de  su gracia con la cual nos hizo aceptos en el Amado;"  esto nos valoriza haciéndonos como perlas de gran precio.

10 aspectos de la gracia de Dios:

Uno: La gracia de Dios es grande: Hechos 4:33.  La gracia de Dios era reflejada en los apóstoles que le servían con grande gozo y gran gracia.

Dos: La gracia de Dios es soberana. Romanos 5:21.  Si el pecado reino en nosotros para muerte, la gracia ahora reina en nosotros para vida eterna, ya no tenemos razón para volver a pecar porque ya no vivimos por el pecado sino por la gracia.

Tres: La gracia de Dios es Rica. Efesios 1:7 y 2:7. Dios nos hizo aceptos en el Amado y nos dio redención por su sangre y remisión de pecados por las riquezas de su gracia, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia.

Cuatro: La gracia de Dios es eminente; 2 Corintios 9:14.  Tenemos el don inefable de la eminencia de Dios actuando a nuestro favor cuando por su gracia y amor hemos sido salvos.

Cinco: La gracia de Dios es variada; 1 Pedro 4:10.  Hay variedad de maneras en las que Dios se manifiesta en nosotros.

Seis: La gracia de Dios es suficiente; 2 Corintios 12:9.  Pablo pasaba por tiempos difíciles de sufrimiento, y quizá también de dolor con una enfermedad, a la que el llamaba un aguijón. ¿Qué enfermedad era? No sabemos a ciencia cierta, pero lo que si afirmamos con toda seguridad es que la gracia de Dios estuvo con él en su angustia.  La respuesta de Dios fue: "Bástate mi Gracia" porque con ella no necesitas nada más.  Quiero que te des cuenta que en tus flaquezas es donde yo me perfecciono, y en tus debilidades yo te hago fuerte.

Siete: La gracia de Dios es abundante; Romanos 5:20 y 5:15.  La gracia de Dios abunda en nosotros y cuando salimos del pecado y venimos a Él, la gracia de Dios es mayor, si es grande la dicha, mayor es su gracia si más son las penas mayor es su paz.

Ocho: La gracia se Dios es verdadera; 1 Pedro 5:12.  La gracia de Dios no es una  mitología ni un cuento chino, no es una ideología tampoco un invento de las religiones, la gracia de Dios es verdadera, esta ahí presente a disposición del que la desee tener solamente demándela de Dios y Él se la dará.

Nueve: La gracia de Dios es gloriosa; Efesios 1:6.  Nos ha lavado para alabanza e su gloria. (Amen)

Diez: La gracia de Dios, no es vana. 1 Corintios 15:10.  La gracia de Dios es la que construye nuestro porvenir espiritual y ya no somos nosotros mismos sino que somos personas nuevas, llenos de la gracia de Dios. Pablo decía, para mi el vivir es Cristo, y el morir es ganancia pues ya no vivo yo, más Cristo vive en mi, lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la Fe gloriosa de nuestro señor y salvador Jesucristo.

Aprendamos a depender de la gracia de Dios ante cualquier adversidad de la vida, la gracia de Dios me bastara. Repítalo otra ves: La gracia de Dios me bastara.

* Si estoy alegre, la gracia de Dios me bastara.
* Si estoy triste, la gracia de Dios me bastara.
* Si estoy enfermo....
* En un hospital....
* En la escuela....
* En el trabajo....
* En la cale....
* En la casa....
* En la Iglesia....
* Ante mis necesidades económicas....

Estimado amigo lector; Si usted desea que la gracia de Dios le alcance y le limpie de todos sus pecados y desea entregar su vida a Él, ahora es el tiempo.  Si puede, cierre sus ojos y dígale:

Señor se que he sido un pecador, pero también se que Tu gracia es suficiente para rescatarme, ahora te pido perdón, toma mi vida y hazme un hombre nuevo tan solo por tu gracia para mi te lo pido en el nombre de Cristo Jesús, Amen.

Nuestra visón evangélica

Centraldesermones.com promueve el evangelio de el señor Jesucristo ofreciendole la oportunidad a todo siervo/sierva de Dios que comparta su predicación cristiana, sermones escritos, estudios de la Biblia, cursos bíblicos, bosquejos para sermones, mensajes cristianos, y devocionales completamente gratis. Aprenda como hacer una predicación expositiva cristiana escrita usando los estudios bíblicos en Español; aprenda que significa la palabra Cristiano, que significa santidad, a través de las miles de predicaciones de la Biblia, y bosquejos para sermones Cristianos.