Cuando Dios dice que no

Escrito por Armando Cruz Rodríguez. Publicado en Sermones

Ratio:  / 6
MaloBueno 
AddThis Social Bookmark Button

2º Corintios 12:7-10

Hay ciertos momentos en la vida, en los cuales pasamos por momentos de quebranto, soledad y dolor, y no sentimos la presencia de Dios en nuestras vidas y nos cuestionamos ¿Qué estoy haciendo mal, para que Dios no me escuche?, ¿Por qué Dios no responde a mi oración, si la palabra dice que todo lo que pidiere al Padre en el nombre de Jesús me lo daría?, ¿Qué es lo que pasa?

Hace unos días en mi familia pasamos por una situación muy difícil, a mi papá le habían diagnosticado cáncer y tenían que intervenirlo quirúrgicamente. El medico dio que la cirugía era muy delicada y que mi papá corría mucho riesgo.

Lo primero que se me vino a la mente luego de escuchar y ver el diagnostico del medico, fue la muerte. Pues como todos sabemos el cáncer es una enfermedad mortal, yo me sentía con las manos atadas y sin nada que pudiera hacer, sentía un coraje y gran impotencia y me cuestionaba ¿Por qué tenia que pasarle esto a mi papá?, yo sentía que no era justo que esto nos estuviera pasando y créanme que es muy fácil enseñar que en el momento de la prueba debemos de ser firmes, pues Dios no permite que nos pase algo que él no sepa que podemos soportar, pero al momento de la prueba es muy difícil actuar o confiar cuando todo a nuestro alrededor esta mal.

Pero es en estos momentos cuando nuestra fe es probada y podremos ver que tanto es lo que confiamos el Dios y que tanto aceptamos su voluntad en nuestra vida por mas difícil que esta sea. Pues como dice la escritura Todas las cosas nos ayudan para bien, esto es a los que conforme a su propósito son llamados.

El la escritura podemos ver varios casos en los cuales el Señor dijo no: uno de estos casos que es muy especial para mi es el caso de Moisés el cual no pudo entrar a la tierra prometida y solamente tubo que conformarse con verla de lejos. Números 20:7

Oro caso que me impresiona mucho es el del Señor Jesús cuando oraba el Getsemani, la cual le pedía al Padre que pasara de el la amarga copa que tenia que beber y esta era la cruz, pero el Padre no respondió Lucas 22:42

Casos como estos podemos ver muchos en la Biblia. Pero nosotros siempre que clamamos a Dios esperamos obtener un Si como respuesta, pero la mayoría de las veces es un espera todavía no es el momento, pero otras veces la respuesta es un rotundo No.

Como seres humanos que somos, nos es muy difícil escuchar un no como respuesta a nuestra petición a de plano no escuchar la voz de Dios, nosotros creemos que por ser hijo de Dios el siempre va a darnos todo lo que queramos y que a todo nos va a decir que Si, pero olvidemos por un momento el tan deseado Si que queremos escuchar y pongámonos a analizar el No que el Señor nos dio por respuesta y veamos su voluntad detrás de ese No. Y recordemos que la voluntad de Dios para nuestra vida es agradable y perfecta como dice en Romanos 12:2, pues el deseo de Dios para nuestra vida es un deseo de bien y no de mal.

Hay algo que me impresiona de toda la gente creyentes como no creyentes. Que cuando la situación en nuestra vida es muy difícil y no encontramos la salida tomamos una de estas dos opciones o Nos revelamos contra Dios o bien Nos acercamos mas a El esperando hallar una respuesta a nuestra petición. Pero cualquiera que sea la opción que tomemos al momento de no obtener respuesta a nuestra petición nos entristecemos y nos preguntamos ¿Porque Dios no contesta mi petición, si su palabra dice en Salmos 34:4?

El estos momentos difíciles declaramos para nuestras vidas todas las promesas de Dios para nosotros y aun así la respuesta no es la que deseamos y ¿Porque?

1. Hay pecado en nuestra vida o en la vida de la persona por la cual estamos pidiendo.

Veamos el ejemplo de David, cuando tomo como mujer a Betsabé la mujer de Urias, con la cual tubo un hijo que murió días después de nacer y no hubo nada que David pudiera hacer para que esto no pasara ni aun su ayuno pudo hacer que el no de Dios se convirtiera en Si y su hijo pudiera seguir viviendo.2º Samuel 12:15-20

2. Porque no sabemos pedir.

Santiago 4:3 dice: Pedís y no recibís, porque pedís mal...

Muchas veces no tenemos respuesta a nuestra petición u obtenemos una respuesta que no es de nuestro agrado y todo se debe a que no pedimos bien.

Ahí mismo en Santiago 4:3 el versículo sigue diciendo Para gastar en nuestros deleites.

Pero nosotros podemos decir, no estoy pidiendo nada para mi, o no estoy pidiendo algo para pecar o yo no tengo pecados que no he confesado y menos la persona por la cual pido pues el es salvó.

Y la respuesta es la siguiente: cuando Dios no nos responde con un si es porque el sabe que lo que queremos no nos va a hacer bien o no le va a hacer un bien a la persona por la cual pedimos, pues él sabe lo que es bueno para nosotros.

Y es por eso por lo muchas veces su repuesta para nuestra vida es un Espera y otras veces es un No.

Pues cuando Dios dice Si, es Si y cuando El dice No, es No. Y no hay poder alguno que lo haga cambiar de opinión, pues el no cambia.

Pero hay algunas veces el las cuales El nos contesta de acuerdo a nuestra voluntad y no a la suya, porque es tanta nuestra insistencia y terquedad que el nos dice: OK, sea como tú quieres, pero ahí no queda todo.

Luego de que el nos contesto de acuerdo a nuestra voluntad tendremos que afrontar las consecuencias a nuestra mala decisión o en esta caso a nuestra mala petición y las consecuencias pueden ser mas fuertes que solo haber aceptado su No como respuesta.

Y el la Biblia podemos hallar un ejemplo de esto con el rey Ezequías, pues dice la palabra en Isaías 38, que Dios mando a Isaías a la casa del Rey Ezequías para decirle que ordenara su casa, porque iba a morir, y nos dice que Ezequías oró a dios y lloro amargamente y le dijo que se acordara de que el había seguido siempre sus caminos y que no se había apartado de ellos, alo cual Dios luego de oír la oración de Ezequías le añadió 15 años mas de vida, que las consecuencias de esta mala petición de Ezequías fue que el pueblo fue llevado cautivo a Babilonia después de su muerte. Cuando si el hubiera aceptado la palabra de Jehová y hubiera ordenado su casa nada de esto hubiera ocurrido.

Ahí es donde podemos ver que cuando Dios nos responde de acuerdo a nuestra voluntad y no a la de El las consecuencias para nuestra vida van a hacer que a la larga nos arrepintamos por nuestra mala decisión, cuando pudimos aceptar su voluntad.

Dios es el Padre Perfecto, Él sabe mejor que nosotros mismos, que es lo que más conviene a nuestra vida, aunque ahora, no lo entendamos.

Posiblemente has estado clamando a Dios por una respuesta y hasta el momento te tiene en el ESPERAR, o posiblemente ya te dijo que NO, es momento de negarnos a nosotros mismos y aceptar la respuesta soberana y perfecta de Dios, El conoce a perfección tu vida y sabe que es lo mejor para ti, te invito a que aceptes su respuesta aun cuando esta no sea un SI, aprendamos a aceptar los NO de Dios y veámoslo como una bendición puesto que nos evitaran grandes derrotas.

Prefiero un NO de Dios que un resultado humillante lleno de soberbia y pecado.

Nuestra visón evangélica

Centraldesermones.com promueve el evangelio de el señor Jesucristo ofreciendole la oportunidad a todo siervo/sierva de Dios que comparta su predicación cristiana, sermones escritos, estudios de la Biblia, cursos bíblicos, bosquejos para sermones, mensajes cristianos, y devocionales completamente gratis. Aprenda como hacer una predicación expositiva cristiana escrita usando los estudios bíblicos en Español; aprenda que significa la palabra Cristiano, que significa santidad, a través de las miles de predicaciones de la Biblia, y bosquejos para sermones Cristianos.