Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Predicas Cristianas | Mensajes Cristianos

INTRODUCCIÓN:

Definición de Promesa: gr. Epangelia: primariamente un término legal, denotando una citación (epi, sobre; angelo, proclamar, anunciar), significaba también un compromiso a hacer o a dar algo, se utiliza solo de las promesas de Dios. Con frecuencia se utiliza para denotar lo que ha sido prometido, y por ello significa un don conferido en gracia, no una prenda conseguida mediante negociaciones.

Es una declaración de parte de Dios, que lleva en sí misma el poder para cumplirse. El que se haga efectiva, está condicionada a la fe y la aceptación del que la recibe. La nación de Israel y los judíos, son el resultado de una promesa.

Como todos sabéis y no está mal recordarlo, Canaán es la tierra que Dios prometió a Abraham para su descendencia.

Las predicas cristianas y estudios bíblicos nos enseñan que en aquella época, 2091 a.C, los descendientes de Noé se habían multiplicado enormemente y habían vuelto la espalda a Dios formando ciudades de perversión y adoración a Dioses paganos.

Los Cananeos descendían del más joven hijo de Noé, Cam que fue maldecido por su padre por haber visto su desnudez. Noé bendijo a sus otros dos hijos Sem y Jafet, prometiendo que Cam sería siervo de ambos. Pronunció una bendición especial sobre Sem, declarando que sería bendito por Jehová, y que incluso su otro hijo Jafet, moraría en sus tiendas (Gn. 9: 24-27)

(Veamos la ilustración 1en la pantalla)

Abram quien llegaría a ser "amigo de Dios", habitaba en Ur de los Caldeos, ciudad de Sumeria próxima a Babilonia, era descendiente de Sem y vemos aquí que Dios, fiel a la bendición que estaba destinada para Sem, continuó bendiciendo a su descendencia. (El Mesías también es descendiente de Sem)

Ur era una ciudad realmente pagana e idólatra y el mismo Padre de Abram Taré, era fabricante de ídolos.

Y fue así como Jehová llamó a Abram, según expone el diácono Esteban en su defensa ante el concilio, previa a su martirio:

"Y él dijo: Varones hermanos y padres, oíd: El Dios de la gloria apareció a nuestro padre Abraham, estando en Mesopotamia, antes que morase en Harán, 3y le dijo: Sal de tu tierra y de tu parentela, y ven a la tierra que yo te mostraré. 4Entonces salió de la tierra de los caldeos y habitó en Harán; y de allí, muerto su padre, Dios le trasladó a esta tierra, en la cual vosotros habitáis ahora. 5Y no le dio herencia en ella, ni aun para asentar un pie; pero le prometió que se la daría en posesión, y a su descendencia después de él, cuando él aún no tenía hijo" Hechos 7:2-5

Aunque en un primer momento obedeció solo en parte ya que marcho con padre, sobrino y familia, y Dios le había dicho que saliera de la casa de su padre y de su parentela salieron de Ur de los caldeos y caminaron 850 km hasta llegar a Harán donde se quedarían un tiempo debido a la ancianidad de Tare.

¿Qué 3 cosas podemos deducir de estos versículos?

PRIMERO. Que es Dios quien toma la iniciativa y hace el llamado invitando a seguirle. Dios llamo a Abram ¿Qué tenemos que hacer para hacer efectivo el llamado?

1) Reconocer que es Dios el que nos llama. Y creer que es el Dios verdadero, el Señor de la Tierra, de todos los hombres y que todo le pertenece.

2) Permitir que sea el Señor de nuestra vida.

3) Sujetarnos a su autoridad, desprendernos de actitudes y defectos del viejo hombre y vivir una vida realmente cristiana.

4) Vivir en comunión sincera con Él.

SEGUNDO. Que Dios lo llamó para un propósito.

1) Dios no hace las cosas sin propósito.

2) Las predicas cristianas nos revelan que el propósito de Dios para con nosotros siempre es conforme a su perfecta voluntad y no a la nuestra. Aunque en su voluntad permisiva, el muchas veces permite que el hombre demore o se desvíe de Su propósito original.

3) Si aceptamos él nos provee de todo lo necesario para que se cumplan sus promesas.

TERCERO. Que Dios le dio una serie de promesas para su vida y para su descendencia.

1) Puede ser una promesa individual

2) Un promesa como familia, Iglesia etc.

3) Como Nación

4) Como cuerpo de Cristo

5) Como humanidad

Vemos que por gracia Jehová eligió a un hombre que sabía que respondería a su llamado.

Por ese motivo Abraham tuvo:

† Una promesa individual, que fue el nacimiento de un hijo Issac, 25 años después de haber recibido la promesa.

† Una promesa como padre de una nación, que tardo 600 años con la salida de Egipto, y que se cumpliría al darles la Ley.

† Una promesa para su descendencia que heredaría la Tierra de Canaán. El cumplimiento tardó en materializarse 640 años, cuando Israel entró a poseer la tierra prometida a Abraham, de la mano de Josué y con la bendición de Jehová.

† Una promesa para la humanidad ya que de su simiente serían bendecidas todas las naciones, que se cumpliría al nacer Jesucristo el Mesías 2091 años después, promesa que recordó a Isaac y Jacob Pero esta ya no es promesa para nosotros, sino verdad cumplida, ya que la presencia de Jesús es una realidad en nuestras vidas.

Pero vamos a centrarnos en la promesa de la tierra.

Una Tierra prometida que como hemos leído Abraham había pisado, recorrido y tomado espiritualmente para el Señor 640 años atrás.

Pero veamos por qué decimos que Abraham estuvo tomando esa tierra en un sentido más bien espiritual que físico.

-Miremos en la 2º ilustración en la pantalla (el recorrido general de Abraham por Canaán).

Las predicas cristianas nos enseñan que cuando Abraham obedece y marcha hacía Canaán , comienza a edificar altares, ¿Cómo lo hacían?:

Entonces no se tenía muy claro cómo adorar a Dios, solían hacer en un lugar alto un altar que consistía en un montón de piedras no labradas donde invocaban a Dios y le daban gracias o lo levantaban como señal y recordatorio de que en un lugar determinado Dios se había revelado a ellos y les había hablado.

Durante los primeros diez años de sus peregrinaciones en Canaán, edificó Abraham tres altares, para dar gracias a Dios, para alabarle, para bendecir la tierra y recordar que era un lugar santo donde le hablaba Dios.

El primero lo construyó en Siquem (voz hebrea shequem: hombro) ciudad importante, situada en el centro de Palestina a 600 km de Harán y a unos 50 km al norte de Jerusalén. Veamos en el libro de Génesis capítulo 12: 6-7: Y pasó Abram por aquella tierra hasta el lugar de Siquem, hasta el encino de More; y el cananeo estaba entonces en la tierra. 7Y apareció Jehová a Abram, y le dijo: A tu descendencia daré esta tierra. Y edificó allí un altar a Jehová, quien le había aparecido.

Allí se establecería posteriormente Jacob, allí apacentaban sus ovejas los hijos de Jacob cuando José fué a ellos y lo vendieron a los madianitas y allí fueron enterrados los huesos de José.

El segundo lo construiría en Bet-el, ( lugar que significa Casa de Dios ) estaba situado a 30 km al sur de Siquem y a 35 km al norte de Jerusalén.

Leemos en Génesis capítulo 12:8 - Luego se pasó de allí a un monte al oriente de Bet-el, y plantó su tienda, teniendo a Bet-el al occidente y Hai al oriente; y edificó allí altar a Jehová, e invocó el nombre de Jehová.

(En Bet-el, los cananeos tenían un santuario al dios "El" y en ese tiempo la ciudad se llamaba Luz. Pero su nombre hebreo procede de la experiencia que posteriormente tuvo Jacob en este lugar (Gn 28:10-22). Allí Dios se reveló a Jacob, allí le cambió el nombre por el de Israel, allí Dios le renovó todas las promesas hechas a Abraham. Por todo esto Bet-el adquirió el sentido especial de "lugar de revelación")

Volvemos a Abraham y vemos que mientras él tuvo la intención de agradar al Señor y reconocerlo como único Dios; esto a su vez hizo que Dios siguiera repitiéndole y confirmando su promesa.

Veamos ahora la ilustración 3 (Viaje a Egipto)

Pero en un momento crítico, en el que vino escasez y hambre a Canaán, Abraham, sin consultar a Dios por iniciativa propia marchó Egipto, al sureste de Hebrón para habitar allí. Entró al país con una mentira, diciendo que Sara su esposa, era su hermana, ya que tenía miedo de que los egipcios al verla tan bella quisieran matarlo para quedarse con ella. Pero la mentira hizo que el Faraón se fijara en Sara y diera gran cantidad de bienes materiales y riquezas a Abraham, a cambio de que Sara viviese en el Palacio y tanto el original hebreo como numerosas versiones dice claramente que Faraón "la tomó por mujer".

Como Dios no estaba, ni había estado nunca en estas intrigas, trajo juicio sobre la casa de Faraón que, dándose cuenta de la mentira, echó a Abraham y a Sara de Egipto, volviendo ellos a Canaán.

Si bien el patriarca, durante su estancia en Egipto, se enriqueció mucho, no levantó ningún altar a Jehová en ese territorio, y la Palabra no registra que Dios haya vuelto a hablarle, ni a recordarle la promesa en territorio egipcio.

Ilustración 4 (Vuelta a Canaán)

Además este aumento de riquezas de Egipto le trajo problemas con su sobrino Lot, hasta el punto que Abraham decide separarse de él, y es entonces, con sus pies en territorio cananeo, y solo con las personas que debían permanecer con él, cuando Dios vuelve a hablarle:

En Génesis 13:14 - Y Jehová dijo a Abram, después que Lot se apartó de él: Alza ahora tus ojos, y mira desde el lugar donde estás hacia el norte y el sur, y al oriente y al occidente. 15Porque toda la tierra que ves, la daré a ti y a tu descendencia para siempre. 16Y haré tu descendencia como el polvo de la tierra; que si alguno puede contar el polvo de la tierra, también tu descendencia será contada.

Y prestemos atención a la siguiente instrucción que Dios le da en el vr. 17: "Levántate, ve por la tierra a lo largo de ella y a su ancho; porque a ti te la daré".

Vemos claramente que Dios tenía un propósito en enviar a este hombre a entrar e ir recorriendo toda esta tierra, a pesar de que no le dio herencia en ella y todo el tiempo habitó como extranjero y nómade, él fue orando, levantando altares y consagrando esta tierra para Jehová y para su descendencia prometida.

El Tercer altar lo levantó en Hebron, (unión o comunión. En hebreo es un derivado de la palabra "amigo", situada a 40 km de Jerusalén y 75 de Bet-el. Exactamente en tierras de Mamre donde moró al menos 15 años.

Génesis 13:18 - Abram, pues, removiendo su tienda, vino y moró en el encinar de Mamre, que está en Hebrón, y edificó allí altar a Jehová."

Nuestra visón evangélica

Centraldesermones.com promueve el evangelio de el señor Jesucristo ofreciendole la oportunidad a todo siervo/sierva de Dios que comparta su predicación cristiana, sermones escritos, estudios de la Biblia, cursos bíblicos, bosquejos para sermones, mensajes cristianos, y devocionales completamente gratis. Aprenda como hacer una predicación expositiva cristiana escrita usando los estudios bíblicos en Español; aprenda que significa la palabra Cristiano, que significa santidad, a través de las miles de predicaciones de la Biblia, y bosquejos para sermones Cristianos.