Autoestima: El valor de una persona

Escrito por GUILLERMO HINOJOSA. Publicado en Sermones

Ratio:  / 47
MaloBueno 
AddThis Social Bookmark Button

Texto: 1 Pedro 1:18-19

Introducción: 1 Samuel 17:4-24,25,26 Al Rey David Dios tuvo que sanar su alma, le cambió el switch. Había una profecía sobre él, Dios le ungió rey, pero el volvió a cuidar sus ovejas, tenía mentalidad de pastorcito, sus hermanos le desmerecían o menospreciaban.

Cuando Dios despertó en él el rey que Dios había ungido, dejó las ovejas y se fue al campo de batalla. Allí se encontró con un ejercito depresivo y atemorizado. En el bando enemigo estaba Goliat, amenazando y burlándose del ejercito de Israel. Los desafiaba por la mañana y por la tarde durante 40 días. Se sabían de memoria sus amenazas, y no sólo eso, sino que habían creído lo que ese gigante les decía.

De la misma forma, nosotros durante nuestras vidas hemos sidos bombardeados desde nuestra niñez. “No sirves para nada”, “eres inútil”, “eres tonto”, “no lo lograrás”, “eres cero aporte”, “no vales nada”. Nos rechazan en el hogar, nos rechazan en la escuela, nos rechaza nuestra pareja, nos rechazan en el trabajo, nos rechazan en todas partes. Nos aprendemos de memoria esas frase, y lo más trágico, es que las creemos. Llegamos a CRISTO con una muy baja autoestima.

Lo que el Señor quiere, es devolvernos el verdadero valor que nosotros tenemos.

Mateo 6:12 Cuando Cristo comenzó su ministerio era rodeado por la gente, hacía milagros y la multitud le rodeaba, pensó que él sólo no podría realizar su ministerio, y eligió a 12 que pudieran seguir con su obra. Pero se encontró con 12 hombres que tenían muy baja su autoestima, tuvo que trabajar en ellos durante 3 años para cambiarle el swith.

Hoy en día, hay ministros que desde el púlpito hablan contra el pecado, pero que en sus propias vidas son cautivos de él. Hablan del hogar ideal y de la familia feliz, pero sus matrimonios son un desastre, sus hijos son rebeldes. Cada ministro necesita ser sanado por el Señor, pues EL quiere devolvernos el verdadero valor que nosotros tenemos, para que podamos ayudar también a otros a vencer y a levantar su autoestima.

Mateo 8:1-3 Cuando Cristo se acercó a ese leproso que había sido rechazado durante su vida a causa de su enfermedad, la Biblia dice que Jesús le pregunta: Qué quieres que te haga ? El leproso le respondió: Si quieres, puedes limpiarme. Jesús al momento le dijo: Quiero. Y le tocó. Al momento el hombre sanó. Cómo piensan Uds. que se sintió ese hombre? al que nadie había tocado durante su enfermedad, pero Cristo sí lo hizo. Con seguridad le levantó su auto estima, pues había sido rechazado por tanto tiempo, y Cristo le acepto, y lo tocó. Fue sanado por el Señor. Eso es lo que quiere hacer el Señor con nosotros: TOCARNOS Y SANARNOS.

EL SEÑOR JESÚS NOS DEVUELVE EL VERDADERO VALOR.

Las cosas tienen valor por lo siguiente:

Por el precio que se paga por ellas.

Cuando alguien paga un alto precio por algo, entonces lo cuida por el valor que tiene para él.

Nosotros fuimos comprados por precio. Jesús derramó su sangre por nosotros, el más alto precio que alguien pudiese pagar. ( 1 Co:6-20, 1 Co 7:23, 1P 1:18-19 ).

Por su marca (o su sello)

En un automovil no es lo mismo una marca desconocida que un Mercedes Benz.

Dice la Biblia que nosotros hemos sido sellados por el Espíritu Santo.

( Ef 1:13, 4:13, 2 Co 1:22 )

Por su autor o fabricante.

No vale lo mismo una pintura de Da Vinci que una de un desconocido.

Nosotros fuimos creados por la propia mano de Dios, y EL mismo puso aliento en nosotros.

( Salmos 100:3, 119:73 )

Por su exclusividad

Un producto vale mucho más cuando es único o exclusivo.

Cada uno de nosotros es exclusiva creación de Dios, no existen dos personas iguales, todos somos diferentes y exclusivos, tenemos huella digital propia, tenemos exclusivo iris en nuestros ojos, tenemos un ADN único. EL nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos. EL nos formó con sus propias manos. Salmos 100

Por su contenido

Si comparamos 2 envoltorios de regalo, uno grande y uno chico, el primero es bonito y el segundo no tanto...cuál vale más ? Depende de su contenido, porque el grande y bonito puede contener un osito de peluche, pero el envoltorio chico puede contener un anillo de oro y diamantes.

De la misma forma, nosotros no valemos por nuestra apariencia, sino por lo que hay dentro, la Biblia dice que hay un tesoro en vajillas de barro, la Biblia dice que somos Templo de Espíritu Santo. ( 2 Corintios 4:7, Romanos 9:20-21 )

Conclusión:

El rechazo nos hace estar a la defensiva, apaga nuestra personalidad y baja nuestra autoestima. Pero Dios no nos rechaza, sino que al igual que al hijo Pródigo, nos recibe con los brazos abiertos, se echa sobre nosotros y nos besa, hace fiesta.

Dios nos dice que somos su especial tesoro ( Exodo 19:5-6 ).

Somos la niña de sus ojos ( Deuteronomio 32:10, Salmos 17:8 ).

No importa lo que nos haya dicho el Diablo tratando de deprimirnos y afectar nuestra propia estima, lo que importa es lo que dice Dios de nosotros, el nos amó hasta la muerte, y está dispuesto a usarnos cuando nosotros hayamos sanado nuestra alma, despertado nuestra personalidad y levantado nuestra auto-estima.

Nuestra visón evangélica

Centraldesermones.com promueve el evangelio de el señor Jesucristo ofreciendole la oportunidad a todo siervo/sierva de Dios que comparta su predicación cristiana, sermones escritos, estudios de la Biblia, cursos bíblicos, bosquejos para sermones, mensajes cristianos, y devocionales completamente gratis. Aprenda como hacer una predicación expositiva cristiana escrita usando los estudios bíblicos en Español; aprenda que significa la palabra Cristiano, que significa santidad, a través de las miles de predicaciones de la Biblia, y bosquejos para sermones Cristianos.