¿Cómo se salvarán?

Escrito por Pablo Ortega. Publicado en Sermones

Ratio:  / 29
MaloBueno 
AddThis Social Bookmark Button

Romanos 10:11-15

Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado. Porque no hay diferencia entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos, es rico para con todos los que le invocan; porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!

INTRODUCCIÓN

Todos a menudo pensamos que bendición sería si Dios pusiese a alguien en el camino de los seres que amamos para que les predicase el evangelio de gracia. Pablo nos dice en este pasaje que Dios es rico para con los que le invocan. Nosotros quisiéramos que nuestra familia y amigos gozaran también de estas riquezas en Cristo.

El apóstol Pablo con su agudeza espiritual nos va llevando de una verdad general a una necesidad particular y empieza enunciando la siguiente frase:

1. Todo el que invocare el Nombre del Señor será salvo.

¿Quieres que tus amigos y familiares sean salvos como los de Cornelio? Es fácil hazlos que invoquen el nombre del Señor.

Pero luego el apóstol continúa su reflexión

2. ¿Cómo invocaran aquel en el cual no han creído?

El apóstol va acercándose gradualmente a un dilema que siempre ha afectado al pueblo de Dios.

3. ¿Y cómo creerán si no han oído de él?

¿Cómo creer en Jesús si jamás hemos oído de él?

Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.   Romanos 10:17

Es cierto que muchos han oído de Jesús, pero no es lo mismo que creer. Esperamos que la gente oiga para que se salve, porque por medio del evangelio la gente puede conocer a Jesús. Cuando el apóstol dice oír de jesús se refiere a oír de su amor, misericordia y sacrificio por tí.

Aquí Pablo llega a un punto neurálgico en la difusión de las buenas nuevas de salvación.

4. ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?

Jesús mismo nos dio ejemplo recorriendo las aldeas y pueblitos más recónditos para anunciar las buenas nuevas de salvación.

Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies. Mateo 9:35-38

¿Quieres que tu esposa, tus hijos, padres sean salvos?

¿Quieres que el Señor ponga gente que les predique a tus seres queridos en sus trabajos o lugares donde viven?

¿Por qué tú no empiezas primero predicándoles a los seres queridos de algunos otros?

5. ¿Y cómo predicarán sino fueren enviados?

El apóstol Pablo va conectando sus pensamientos, de manera que uno nos lleva necesariamente al otro. Como unas fichas de domino que una lleva a otra en una secuencia bien calculada.

Todo creyente tras haber sido purificado por el sacrificio de Jesús debiera exclamar como el profeta Isaías:

Entonces dije: ­Ay de mí! que soy muerto; que siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos. Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas: Y tocando con él sobre mi boca, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, y es quitada tu culpa, y limpio tu pecado. Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién nos irá? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame á mí.  Isaías 6:5-8 SRV 

6. ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!

Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.
2 Timoteo 4:1-2 RV1960

-Dios ve con gran agrado los pies de aquellos que dan de su tiempo al rescate de las almas

-Dios ve con suma complacencia cuando los hermanos invitan a sus vecinos a que escuchen las tiernas palabras de vida.

-Dios mira con beneplácito cuando se le lleva al enfermo palabras de ánimo y de esperanza.

-Dios ve con beneplácito cuando el médico aplica el antídoto para  el letal veneno.

-Dios se agrada cuando se lleva pan al ambriento y agua al sediento.

El hombre tiene una preciosa alma que por el pecado se ha pedido Dios dio en rescate a su hijo unigénito y quiere que este mensaje llegue a todo el mundo. Dios ya hizo su parte. ¿Pero estas haciendo tú la tuya?

Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?

Mateo 16:26 RV1960

Necesitamos como Ezequiel predicar a los huesos secos y Dios hará el resto. Él infundira espíritu de vida a esos huesos. ¡Predicad!

Ilustración:    Estrellas de mar en la playa

¿Tu qué haces por los perdidos?

Cierto día, caminando por la playa observé a un hombre que, agachándose, tomaba de la arena una estrella de mar y la tiraba al mar. Intrigado, lo pregunté por que lo hacía.

Estoy lanzando estas estrellas marinas nuevamente al océano, me dijo. Como ves, la marea es baja y han quedado en la orilla. Si no las arrojo al mar morirán.

Entiendo, le dije, pero debe haber miles de estrellas de mar sobre la playa. No puedes lanzarlas a todas. Son demasiadas. Y quizás no te des cuenta de que esto sucede probablemente en cientos de playas a lo largo de la costa. ¡No tiene sentido tu esfuerzo!

El hombre sonrió, se inclinó y tomó una estrella marina y mientras la lanzaba de vuelta al mar me respondió: ¡Para esta si lo tuvo!

CONCLUSIÓN

Recordemos que la salvación de muchos en la Biblia no fue por la predicación de elocuentes apóstoles o evangelistas sino por creyentes comunes como usted y como yo. La sanidad de Naamán provino de la recomendación de una criada cautiva. La samaritana trajo muchos a Cristo. Cornelio invito a sus parientes y amigos a oír el mensaje de Jesús.

Cuando hablamos de predicar al perdido, por favor no quiero que piensen en un púlpito y un día de reunión en el templo. Me refiero a la tarea ,que nos ha sido encomendada a todos, predicadores, diáconos, jóvenes, ancianos etc. (Ezequiel 33:8,9).

Cuando vemos imágenes de niños del África muriendo de hambre nos conmovemos y quisieramos que esto no fuera así. Sin embargo, a nuestro alrededor hay miles de gente muriendo un hambre aún peor, de hambre espirital y no parece conmovernos en lo más mínimo. 

 Dios requiere que el pecador: sepa la respuesta planteada en Hechos 2:37:

Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos?  

1.- Oíga el evangelio Romanos 10:17

2.- Crea en Jesucristo. Hechos 16:31;  Marcos 16:15 ;Romanos 10:9

3.- Arrepientase de sus pecados. Hechos 2:38 ; Lucas 13:3-5

4.- Confiese a Jesús como Hijo de Dios. Hechos 8:37; Lucas12:8,9 ;Romanos 10:9

5.- Sea bautizado. Marcos 16:15 ;Hechos 2:38

6.- Persevere hasta el fin. Mateo 24:13

Nuestra visón evangélica

Centraldesermones.com promueve el evangelio de el señor Jesucristo ofreciendole la oportunidad a todo siervo/sierva de Dios que comparta su predicación cristiana, sermones escritos, estudios de la Biblia, cursos bíblicos, bosquejos para sermones, mensajes cristianos, y devocionales completamente gratis. Aprenda como hacer una predicación expositiva cristiana escrita usando los estudios bíblicos en Español; aprenda que significa la palabra Cristiano, que significa santidad, a través de las miles de predicaciones de la Biblia, y bosquejos para sermones Cristianos.