El secreto de las primicias

Escrito por Alexis Ramos. Publicado en Sermones



Ratio:  / 40
MaloBueno 
AddThis Social Bookmark Button

Texto: Deuteronomio 26:1, 2; Proverbios 3:9, 10.

Introducción:

Las primicias constituyeron en el Antiguo Testamento un recordatorio de la salida de Egipto, por parte de los israelitas, y de su arribo a la tierra prometida, Canaán. En el mes de Nisán (entre Marzo y Abril), el día 16, el sacerdote mecía las primicias llevadas por el pueblo. Cincuenta días más tarde, en la fiesta de los Panes sin Levadura, también llevaban los frutos de sus cosechas (Levítico 23:145-17). Los frutos eran llevados al Santuario (Deuteronomio 26:1, 2).

La Ley no definía ni un mínimo ni tampoco un tope. Todo se circunscribía a la generosidad del dador; no obstante, debía dar lo mejor.

I.  LAS PRIMICIAS PRUEBAN NUESTRA FIDELIDAD:

1.  Cada creyente es administrador de todo lo que posee (1 Pedro 4:10).      

2.  Cada creyente debe ser fiel como administrador (1 Crónicas 4:2 )

3.  Somos administradores por que Dios es dueño de todo (Sal 124:1)

4.  Cada creyente dará cuenta personal a Dios de su Administración

II.  LAS PRIMICIAS SON UNA DEMANDA DIVINA:

1.  El pueblo de Dios estaba llamado a dar primicias por los primogénitos, los animales y los frutos de la tierra (Éxodo 22:29, 30; 23:19; Deuteronomio 18:4, 5).

a.  No debían demorarse.
b.  Nadie estaba eximido de dar sus primicias.


2.  A Dios se le ofrece lo menor de las primicias (Números 18:12; Cf. Éxodo 34:26).

3.  Las primicias se destinaban al sostenimiento de los levitas (Números 18:8-13 ). EN LA ACTUALIDAD ESTAS PRIMICIAS TAMBIEN SE DAN A LOS MINISTROS QUE DIOS TIENE AL FRENTE DE SU GREY, SU IGLESIA.

III.  LAS PRIMICIAS DETERMINAN NUESTRA BENDICION:

1.  Determinan la provisión abundante de Dios  (Lucas 6:38).

2.   Alejan la escasez y rompen maldiciones económicas (Hechos 4:34-37).

3.   Aseguran el futuro del hogar Cristiano (Ezequiel. 44: 29-30 ) “Para que repose la bendición en vuestras casas

Conclusión:

Al ofrendar a Dios las primicias y lo mejor de los frutos, se reconocía que el Señor es dueño y dador de los frutos del campo; todo se debe a su bendición. Habiendo consagrado las primicias a Dios, el hombre podía disfrutar con limpia conciencia del resto de los bienes. El ofrecimiento de las primicias fue regulado por Dios.

Nuestra visón evangélica

Centraldesermones.com promueve el evangelio de el señor Jesucristo ofreciendole la oportunidad a todo siervo/sierva de Dios que comparta su predicación cristiana, sermones escritos, estudios de la Biblia, cursos bíblicos, bosquejos para sermones, mensajes cristianos, y devocionales completamente gratis. Aprenda como hacer una predicación expositiva cristiana escrita usando los estudios bíblicos en Español; aprenda que significa la palabra Cristiano, que significa santidad, a través de las miles de predicaciones de la Biblia, y bosquejos para sermones Cristianos.