En los pasos de la bendición

Escrito por Pedro Araujo Lemus. Publicado en Sermones

Ratio:  / 21
MaloBueno 
AddThis Social Bookmark Button

INTRODUCCIÓN

Es muy común al inicio de una actividad o época, que nos tracemos propósitos:

- si tenemos un nuevo trabajo nos proponemos: ahorrar, mejorar el estatus, mayor desempeño, entre otros.
- Si ingresamos al colegio o la universidad, nos proponemos prepararnos mejor, para ser los mejores.
- Si tenemos un carro nuevo nos proponemos cuidarlo y darle un buen mantenimiento para conservarlo en perfecta condición.
- …y así sucesivamente.

El mejor ejemplo de estos propósitos, lo constituye el inicio de un nuevo año, nos proponemos infinidades de metas. Una casa nueva, un carro nuevo, tener mayor comunión con Dios, estudiar La Biblia todos los días, y pare usted de contar.

Noten ustedes que todos estos propósitos se formulan con la finalidad de esperar una recompensa, que en este caso llamaremos, bendición, cabe entonces, preguntarse:

¿Qué es una Bendición?
¿Qué debo hacer cuando espero una bendición?
¿Cómo puedo obtener una Bendición?

Las respuestas a estas interrogantes, la encontramos en la lectura Bíblica de Lucas 10:30-37. Sin embargo, revisemos, previamente un concepto importante para la mejor comprensión de lo que trataremos:

El diccionario Bíblico reina Valera, 1.995, define la bendición como: ”La acción por la que Dios concede por su bien, la de su gracia, a la naturaleza, a la humanidad, a las naciones y a las personas”

Si ilustramos este concepto, pudiéramos expresar que por ejemplo, una nevada en el pico del águila de Mérida, Venezuela, es una bendición para la naturaleza y para quien la vive, como lo es el invento de la penicilina para la humanidad , una zona de libre comercio entre varios países representa una bendición, la restauración de su salud o su hogar, también lo es. Bajo esta perspectiva, vale la pena preguntar ¿Cuántos están esperando y luchando por una bendición este año?

Pues bien revisemos a la luz de esta palabra, tres principios básicos que me preparan para recibir una bendición, que me guiaran en la manera de actuar cuando espero una bendición

1. Debes adelantarte a las intenciones del adversario (V30)

Cuando una persona centra su esperanza en una bendición de parte de Dios, está tomando para sí el único camino que permitirá cristalizar el sueño que, quizás, durante mucho tiempo ha representado, el motor que mantiene su accionar. No piense usted que el adversario, el enemigo o más específicamente, Satanás, se quedará tranquilo, viendo como se apodera de la alegría, la paz y el regocijo, que significa obtener esa bendición. En sus esfuerzos desesperados, pero vencibles, el enemigo hará todo lo posible por robarle esa bendición, la palabra de Dios, expresa, en Juan 10:10 “El ladrón no viene sino para hurtar, matar y destruir…”y es que la naturaleza malévola del adversario, usando tanto, los medios disponibles, como lo son: personas, hechos o circunstancias, le hace que concentre toda su energía destructora, en el objetivo, para robarle la bendición.

Los hechos de esta palabra, hacen ver que quienes transitaban por estos caminos de unos, 25 kilómetros, aproximadamente, que separaban a Jericó de Jerusalén, eran precisamente, los judíos, es decir los hijos del pueblo de Dios. En este caso, este hombre que bajaba de Jerusalén a Jericó, seguramente conocedor de Jesús, salio un día de su casa tras una promesa, a lo mejor a resolver asuntos, a hacer negocios, quizás tras un sueño o una bendición, sin embargo, debía transitar por un paraje que para la época, estaba lleno de maleantes, ladrones, asesinos salteadores del camino que sin compasión y ante la ingenuidad y la falta de precaución de aquel hombre, lo atacaron, lo golpearon, lo robaron y lo dejaron medio muerto. Fíjese usted que estamos hablando de aproximadamente, poco mas de 2.000 años atrás, cualquier semejanza con la actualidad actual no es mera coincidencia, no es producto del azar, de la suerte, o de que aquel judío se levanto ese día por el lado izquierdo de su cama, no amigo, se trata de que ayer hoy y hasta la venida de nuestro Señor Jesucristo, el diablo, Satanás ha ejercido un control directo sobre este mundo, para tratar de robar la bendición que por herencia divina de Abraham, Isaac, y Jacob, le corresponde a usted y a mi y a la humanidad entera. ¿Sabe porque?

En retaliación, en venganza, porque Dios le privó de todas las bendiciones que como creación divina, gozaba antes de la rebelión contra su autoridad, dice la palabra de Dios en Apocalipsis 12:9 “ y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero. Fue arrojado a la tierra y sus ángeles fueron arrojados con él”.¡Pero en este momento nos ponemos todos de acuerdo y te decimos Satanás, que hemos empuñado la espada del Espíritu Santo, la palabra de Dios, que hemos tomado las armas de nuestras milicias que no son carnales sino poderosas en Dios y hoy destruimos tus fortalezas, tus patrañas, tus mentiras, en el nombre de Jesús, hoy te echamos fuera de nuestra vida y no permitiremos que interfieras en los planes que Dios ha colocado en nuestro corazón para bendecirnos! ¡Aleluya! Seguramente amigos se presentaran obstáculos, problemas, dificultades, pero no te rindas, porque Dios te está preparando, te quiere apto, para que en el momento en que recibas esta bendición, la aproveches al máximo. ¡Aleluya!

Jericó, a la luz de esta palabra representa la bendición, el sueño que usted y yo estamos próximos a hacer realidad, Jericó formaba parte de la tierra prometida por Dios al pueblo de Israel, primero a Abraham, Isaac, Jacob y luego mostrada a Moisés (Dt 34:3),y conquistada por los israelitas de la mano de Josué (Josué 6). Pero note usted, si revisa el capitulo 6 del libro de Josué que hubo, ciertas condiciones que hicieron posible la toma de Jericó por parte de Josué y que son válidas en el proceso que significa conquistar la bendición:

Nuestra visón evangélica

Centraldesermones.com promueve el evangelio de el señor Jesucristo ofreciendole la oportunidad a todo siervo/sierva de Dios que comparta su predicación cristiana, sermones escritos, estudios de la Biblia, cursos bíblicos, bosquejos para sermones, mensajes cristianos, y devocionales completamente gratis. Aprenda como hacer una predicación expositiva cristiana escrita usando los estudios bíblicos en Español; aprenda que significa la palabra Cristiano, que significa santidad, a través de las miles de predicaciones de la Biblia, y bosquejos para sermones Cristianos.