La Sangre de Jesús

Escrito por Antonio Ibáñez Andreu. Publicado en Sermones

Ratio:  / 34
MaloBueno 
AddThis Social Bookmark Button

2.   Establece un Nuevo Pacto:

        Jesús estableció en la Ultima Cena, como un memorial de él, cada vez que participamos de la comunión recordamos su muerte y resurrección: Mientras comían, Jesús tomó pan, y habiéndolo bendecido, lo partió, y dándoselo a los discípulos, dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo. Y tomando una copa, y habiendo dado gracias, se la dio, diciendo: Bebed todos de ella; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que es derramada por muchos para el perdón de los pecados (Mt 26:26-28).

Comida del pacto: La última cena es la comida del pacto, consistía en pan y vino, da significado a lo que Jesús hizo.

En la antigua tradición Judía se usaban tres bolsas llenas de pan sobre la mesa de la Pascua, Jesús tomó la bolsa de pan del centro, así era la tradición, y la partió, los judíos creían que el pan representaba a Abraham, Isaac y Jacob. Pero ellos no sabían realmente porque el de Isaac era el que se partía, el pan significa el Padre, Hijo y Espíritu Santo,  Jesús partió el pan del centro, el de Isaac mostrando con ello el cuerpo partido del Hijo. El pan representa Su cuerpo el cual fue roto por la sanidad de nuestro cuerpo.

En la antigua tradición Judía también usaban cuatro copas sobre la mesa de la Pascua: Tres de ellas llenas y una vacía la cual colocaban boca abajo, las copas llenas simbolizan a Abraham, Isaac y Jacob, la copa vacía es el Mesías, Jesús tomó la copa del Mesías, la llenó y tomó de ella:Jesús entonces dijo a Pedro: Mete la espada en la vaina. La copa que el Padre me ha dado, ¿acaso no la he de beber?(Jn 18:11), para que la escritura fuese completa en su persona, con esta acción Él estaba diciendo, Yo soy el Mesías.

3.   Tenemos un mejor pacto por causa de Jesús:

        Por medio de Jesús tenemos un mejor pacto con mejores promesas ya que el Antiguo Pacto no fue perfecto (He 8:6-7), no podía reconciliar completamente al hombre con Dios.

        La Ley fue una medida temporal para mostrarle al hombre su pecado y su inhabilidad para llenar los requerimientos de Dios (Ga 3:24-25).

        Una vez que Jesús derramó Su Sangre, el sacrificio de animales era innecesario ¿Por qué tratar de cubrir lo que ya ha sido eliminado? Jesús en la cruz, borró las ordenanzas escritas en contra nuestra (Col 2:14), el derramamiento de sangre siempre ha sido necesario en un pacto de sangre, el Nuevo Pacto es mejor porque fue sellado con la Sangre de Dios, la Sangre de Jesús fue el único precio suficiente para pagar la deuda de pecado de la humanidad.

4.   Siete pasos posibles en un Pacto de Sangre:

1)  Jesús intercambió vestiduras por el pecado (Is 64:6), (Ro 3:23).

2)  Jesús tomó nuestras vestiduras sucias de injusticia y nos dio sus vestiduras nuevas de justificación (2Co 5:21).

3)  Hemos recibido las armas de Dios (Ef 6:13-17).

4)  Jesús derramó su sangre para ratificar (aprobar formalmente, validar) el pacto, el derramamiento de sangre es siempre necesario en un pacto de sangre.

5)  La sangre de Jesús trajo de regreso nuestra relación con Dios, el velo del templo se rasgó en dos de arriba abajo cuando Jesús murió, lo cual significa que ya no hay separación entre el hombre y Dios (Mt 27:51).

6)  La maldición sobre el hombre fue quitada de una vez y para siempre.

7)  Jesús fue el último cordero para ser sacrificado en la Pascua (1Co 5:7).

¿POR QUÉ LA SANGRE?

        En tiempos del A. T., el sumo sacerdote entraba en el lugar santísimo cada año para esparcir la sangre de un sacrificio animal ante el símbolo de la presencia de Dios, el arca del testimonio. Esta era una manera temporal de hacer la expiación de una nación ante Dios, por todo el pecado de la nación durante un año, ayuda a explicar el significado de la sangre. Dice: (Lv 17:11) Porque la vida de la carne está en la sangre, y yo os la he dado sobre el altar para hacer expiación por vuestras almas; porque es la sangre, por razón de la vida, la que hace expiación.Se necesita notar dos puntos aquí:

·   Primero: La sangre del sacrificio es una provisión divina, Dios la ha provisto, "Yo os la he dado".

·  Segundo: El uso de la sangre en el sacrificio es un hecho de pagar un precio, es hacer expiación o reconciliar, lo que significa sencillamente, “dar satisfacción por” o “pagar la consecuencia de”.

        Por un tiempo la sangre del animal cubría el pecado, pero no lo eliminaba. El pecado es el problema y la sangre es el precio redentor que nos rescata o redime de la consecuencia del pecado que es la muerte. La sangre paga el precio que iguala o anula la ofensa del pecador; por tanto, la vida es perdida o entregada en pago por el pecado.

        Cristo Jesús vino como ofrenda sin pecado, derramó su propia Sangre y dio su propia vida, para que todos los que en Él creen y le confiesen como Señor no necesiten morir por su propio pecado.

        Necesitó hacerlo una sola vez porque Dios lo puso por rescate de los hombres. Este fue el costo necesario para que nosotros llegáramos a estar sin pecado ante los ojos de Dios (He 9:22) Y según la ley, casi todo es purificado con sangre, y sin derramamiento de sangre no hay perdón. 

LO QUE LA SANGRE DE CRISTO HACE EN EL HOMBRE

        La Sangre del Señor Jesús, ha satisfecho a Dios; ahora esta, para satisfacer a cada persona que reciba a Su Hijo, como salvador, trayendo limpieza en la conciencia, de la culpa. De esta manera, opera de una forma sobrenatural en el creyente:

1.   Le limpia de la culpa y somos perdonados:

        (He 9:14): ¿Cuánto más la sangre de Cristo, el cual por el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, purificará vuestra conciencia de obras muertas para servir al Dios vivo?Por la sangre de Jesús nuestra conciencia es limpiada de toda culpabilidad y somos libres en cuerpo, mente, alma y espíritu para servir al Señor Jesucristo.

        Por la sangre de Jesús todos nuestros pecados son perdonados si los confesamos. Al caminar en la luz con Jesús, su sangre nos limpia continuamente de todo pecado (1Jn 1:7-9).

2.   Le santifica y somos justificados:

        (He 13:12): Por lo cual también Jesús, para santificar al pueblo mediante su propia sangre, padeció fuera de la puerta.Por la sangre de Jesús somos santificados, hechos santos y apartados para Dios. Por la sangre de Jesús somos justificados, hechos justos, tal como si nunca hubiéramos pecado. Estamos vestidos con Su justicia (Ro 5:9).

3.   Le perfecciona ante la presencia de Dios:

Nuestra visón evangélica

Centraldesermones.com promueve el evangelio de el señor Jesucristo ofreciendole la oportunidad a todo siervo/sierva de Dios que comparta su predicación cristiana, sermones escritos, estudios de la Biblia, cursos bíblicos, bosquejos para sermones, mensajes cristianos, y devocionales completamente gratis. Aprenda como hacer una predicación expositiva cristiana escrita usando los estudios bíblicos en Español; aprenda que significa la palabra Cristiano, que significa santidad, a través de las miles de predicaciones de la Biblia, y bosquejos para sermones Cristianos.