Inicio / Predicas Cristianas / La Sangre de Jesús

La Sangre de Jesús

1.   INTRODUCCIÓN

2.   ¿QUÉ ES UN PACTO DE SANGRE?

3.   ¿POR QUÉ LA SANGRE?

4.    LO QUE LA SANGRE DE CRISTO HACE EN EL HOMBRE

5.    LA SANGRE DE CRISTO AFECTA AL DIABLO

6.    LAS 4 DIMENSIONES DE LA SANGRE DE JESÚS

7.    CONCLUSIÓN

INTRODUCCIÓN

En un principio Dios creó al mundo y creó al hombre, y lo creo para que tuviera comunión con Él, ese fue el plan divino original. La idea era que camináramos delante de Dios y no muriéramos, es decir, que fuera eterno, la idea era que se multiplicara, llenara la tierra y ejerciera dominio sobre ella. Pero todo se rompió por la desobediencia y rebelión en el Edén, y perdimos la comunión con Él. Entonces entro en la raza humana la muerte y todas las consecuencias que hoy en día vemos: Enfermedad, esclavitud, opresión, etc…, el hombre fue echado del paraíso.

Cuando el hombre peca, obtiene como consecuencia la muerte, la paga del pecado es muerte pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro (Ro 6:23). El Señor Jesús, pagó un precio por nosotros los pecadores, con Su propia Sangre, cuando murió en aquella cruz. El Señor Jesús, dio Su vida, para poder expiar o redimir nuestro pecado. Esto fue lo que hizo posible, para que nosotros fuésemos: Uno con Dios.

Se entiende, que al mencionar la Sangre de Cristo, se hace una referencia a Su muerte expiatoria, sin derramamiento de sangre no se hay remisión de pecado (He 9:22), por la cual se logra la reconciliación de los hombres con Dios. Esa muerte, establece la paz con Dios y hace posible la comunión con El.

Es por la muerte expiatoria del Señor Jesús en la cruz del Calvario, que el hombre puede obtener el perdón de los pecados, limpieza de su alma y entrada, a la Presencia de Dios.

La Sangre del Señor Jesús en nuestras vidas, significa que, ya no somos sus enemigos; sino que somos sus hijos, Jesús dijo: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios (Jn 20:17).

Por medio de la fe, nosotros aceptamos, lo que el Señor Jesús hizo por nosotros.

El Señor Jesús dio su vida, para pagar la deuda que ni usted ni yo podemos pagar, esto se llama redención y ¿Qué es la redención?: La redención implica un pago para librar a alguien o algo. La redención del hombre enfatiza la compra de un esclavo de su antiguo dueño, el pecado, de modo que está libre para servir a su nuevo amo Dios:

(Ex 6:6): Por tanto, di a los hijos de Israel: “Yo soy el SEÑOR, y os sacaré de debajo de las cargas de los egipcios, y os libraré de su esclavitud, y os redimiré con brazo extendido y con juicios grandes.

(Ga 3:13): Cristo nos redimió de la maldición de la ley, habiéndose hecho maldición por nosotros porque escrito está: MALDITO TODO EL QUE CUELGA DE UN MADERO, (Dt 21:23).

La muerte expiatoria del Señor Jesús, es el precio del rescate para librar del pecado a la humanidad,  (1P 1:18-20): Como bien saben, ustedes fueron rescatados de la vida absurda que heredaron de sus antepasados. El precio de su rescate no se pagó con cosas perecederas, como el oro o la plata, sino con la preciosa sangre de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin defecto. Cristo, a quien Dios escogió antes de la creación del mundo, se ha manifestado en estos últimos tiempos en beneficio de ustedes. (NVI)

(Ap 5:9): Y cantaban un cántico nuevo, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos, porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre compraste para Dios a gente de toda tribu, lengua, pueblo y nación.

Es la Sangre del Señor Jesucristo, la que satisface plenamente la ley de Dios, Sangre libre de mancha y de culpa, la ley de Dios cuando es quebrantada requiere un castigo:Pues el pecado es infracción de la ley (1Jn 3:4). La Sangre nos protege, de la culpabilidad de quebrantar la ley obtener como consecuencia la muerte.

En (Ex 12),Dios ordena al pueblo de Israel, untar con la sangre de un cordero, los umbrales de las puertas; de esa manera estarían protegidos del ángel destructor de la muerte, que pasaría por toda la tierra de Egipto, matando a todos los primogénitos. Este es un cuadro representativo, del Cordero de Dios; el Señor Jesús, quien encarnaría más tarde en la humanidad. Por medio de Jesús y a través de su Sangre tenemos un pacto inquebrantable con Dios, un pacto de sangre.

 ¿QUE ES UN PACTO DE SANGRE?

Es un acuerdo o contrato entre dos personas o partes el cual es sellado por el derramamiento de sangre. El más íntimo, más duradero y más sagrado contrato conocido por el hombre que forma un lazo o unión indisoluble. Es el más antiguo pacto conocido por el hombre, que comenzó en el Jardín del Edén, Dios mató animales para cubrir la desnudez de Adán y Eva, la sangre de los animales cubrió sus pecados (Gn 3:21).

Es un pacto ilimitado, todos los bienes, deudas, talentos y propiedades son incluidos en el pacto, los bienes del uno son compartidos con el otro, un pacto de sangre, sin embargo, es un contrato que afecta todas las áreas de la vida, es un contrato inquebrantable, el pacto de sangre es universal una vez hecho, nunca puede ser quebrantado, la penalidad por quebrantar un pacto de sangre es la muerte, (En la Biblia muerte quiere decir “separación”).

1.   ¿Por qué es necesario que tengamos un pacto de sangre con Dios?:

Dios hizo a Adán dueño de esta tierra (Gn 1:26-28). Dios dio al hombre libertad de escoger y Adán escogió desobedecer a Dios, entonces dio su autoridad a Satanás, su espíritu murió en ese momento y él fue separado espiritualmente de Dios, al mismo tiempo, la maldición de pobreza, enfermedad y muerte cayó sobre el género humano.

Dios deseaba comunión con el hombre entonces puso en acción un plan para reconciliar al hombre, pero ¿Por qué Dios no destruyo a Adán y formó otro hombre del polvo de la tierra? Porque la tierra y todo lo que en ella había ya le pertenecían a Satanás, en la tierra ya existía el pecado, Dios tenía que traer un segundo Adán, Cristo Jesús, a esta tierra. Un hombre causó la caída otro hombre tenía que redimirnos (Ro 5:17-18).

Sólo la Sangre de Jesús elimina el pecado, el hombre había pecado; un hombre debía morir para reconciliar al género humano, no cualquier hombre podía hacerlo, el redentor tenía que ser alguien libre de la naturaleza pecaminosa, sólo Jesús, completamente hombre y completamente Dios, podía hacerlo, la Sangre de Jesús era libre de la naturaleza pecaminosa, por tanto es un sacrificio aceptable.

Acerca Antonio Ibáñez Andreu

Revise también

Predicas Cristianas - ¡La Madurez Espiritual!

¿Preferencias Sexuales o Vida Pecaminosa?

Predicas Cristianas - Con un nuevo vestuario se ha querido arropar al homosexualismo. Por todas las vías posibles se escucha el término repetido una y otra vez, como para grabarlo en el alma...

Un comentario

  1. Leslie Viscarra

    Muy buena enseñanza, es importante conocer lo que significa el verdadero significado de la sangre de Cristo… Dios lo bendiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *