!De mendigos a reyes!

Escrito por Alejandra Borda. Publicado en Sermones

Ratio:  / 19
MaloBueno 
AddThis Social Bookmark Button

Predicas Cristianas | Sermones Cristianos

Apocalipsis 1:4-6 , 5:10 Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir, y de los siete espíritus que están delante de su trono; 5 y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre, 6 y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén.” ….. “10 y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.”

En los tiempos antiguos, los hijos de los grandes acostumbraban a separarse desde muy pequeños de sus casas para recluirse en claustros donde aprendían diferentes artes en cuanto a la religión, las ciencias, la política.

Esto era parte de un proceso para crecer en sabiduría y conocimiento y luego poder cumplir con el papel de ser los herederos y reyes de toda una nación. De la misma forma, nuestro paso por la tierra es un tiempo de adquirir conocimiento y sabiduría, es un tiempo para formarnos como reyes al servicio de Dios, lo dice su palabra, al servicio del Padre. Pero desafortunadamente muchos en alguna etapa de nuestras vidas nos olvidamos de nuestro linaje, nos olvidamos de que venimos de la realeza y en ocasiones hemos actuado como mendigos. Hoy, a través de esta palabra, quiero exhortarles a dejar nuestros comportamientos de mendigos y a actuar como verdaderos reyes escogidos para Dios. Para entender esto, vamos a ver que cosas giran en torno a un mendigo y que comportamientos inadecuados debemos cambiar.

1. LOS MENDIGOS NO HUELEN BIEN

El olor de un mendigo o de una persona que lleva días sin bañarse, verdaderamente es muy desagradable. En lo espiritual el mendigo que huele mal es aquella persona que aun conociendo de Cristo vive en una vida de pecado y no hacen nada por cambiar esta situación. Así como el olor del mendigo es desagradable, nos hace taparnos la nariz, algunos les produce nauseas; este es el mismo efecto que produce el pecado, cuando una persona da mal testimonio.

Juan 12:1-3. “Seis días antes de la pascua, vino Jesús a Betania, donde estaba Lázaro, el que había estado muerto, y a quien había resucitado de los muertos. 2 Y le hicieron allí una cena; Marta servía, y Lázaro era uno de los que estaban sentados a la mesa con él. 3 Entonces María tomó una libra de perfume de nardo puro, de mucho precio, y ungió los pies de Jesús, y los enjugó con sus cabellos; y la casa se llenó del olor del perfume.”

Jesús en este momento siendo el gran Rey de reyes, permitió que Maria vertiera todo su frasco de perfume sobre sus pies. Que estaba reclamando esta mujer en el espíritu? Ella simplemente estaba corroborando que toda su casa olía bien ya que Jesús era el claro ejemplo de buen testimonio, el buen testimonio de un gran Rey, por eso seguramente ahorro mas de 3.5000.000, para comprar no cualquier perfume sino el mejor perfume. De la misma manera Dios quiere que nosotros sus hijos tengamos el mejor olor; que las personas del mundo nos busquen y nos imiten en nuestros caminos por nuestro testimonio. Judas sintió egoísmo, envidia, pero como dice un refrán: ¡Envidia!, es mejor despertarla que sentirla. Y es mejor que cuando hablen de nosotros, sea, por que damos buen fruto. Tú eres un rey, hijo del gran Rey y un rey siempre usa el mejor perfume (el perfume del buen testimonio). No permitas que en tu vida espiritual entren los malos olores.

2. LOS MENDIGOS NO COMEN BIEN.

Por lo general los mendigos comen de lo que la gente les da, comen de las sobras de los restaurantes, comen lo que la gente desecha, sacan de la basura y utilizan drogas y pegante bóxer para calmar el hambre. Su comida es siempre una incertidumbre, ya que si desayunan no sabe que van a almorzar, y si almuerzan no saben que van a comer. En lo espiritual los mendigos que no comen bien, son aquellos Cristianos que no leen la palabra o que muchas veces la leen pero no la mastican, ni se nutren de ella, y hacen de esta una comida rápida o como dicen comida de chatarra. La palabra que nutre es la que se medita, se recibe, y como resultado se aplica.

Lucas 4:4 “4 Jesús, respondiéndole, dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios.”

Estos pasajes nos muestran la tentación de Jesús, que aunque estuvo en el desierto, debilitado en la carne y bien lejos de un supermercado, de una tienda, de una maquina surtidora de coca cola; saco fuerzas para resistir la tentación porque estaba NUTRIDO ESPIRITUALMENTE. En el antiguo testamento la palabra de Dios fue revelada a los hombres. Al presentarse Jesús en la tierra, El se hizo palabra. De la misma forma hermanos, tus fuerzas en esos tiempos de desierto, donde te sientes debilitado, solo serán recobradas por medio de la palabra de Dios, Esta es la que te sostiene y no te deja caer. Iglesia, es necesario hacer de esta palabra un diario vivir; aun en eso momentos de desierto y no solo contentarse con comerla, es necesario que te nutra. A veces buscamos resultados en los ayunos, pero no podemos pretender tener respuesta de Dios, sino se ha meditado en la palabra. Es cuestión de un principio: LOS REYES NUNCA DEJAN DE ALIMENTARSE. EL AYUNO SIN PALABRA SE CONVIERTE EN UNA DIETA DE MENDIGO.

3. LOS MENDIGOS PADECEN DE FRIÓ.

Si vemos a un mendigo en una noche fría, vemos que siempre buscan refugio en los lugares más ocultos (puentes, casas abandonadas, lugares desolados), y esto con el fin de que no sientan frío y a la vez nadie los moleste. Si vemos a un mendigo vemos que su mejor cobertor es un saco sucio y roto, o una cobija que tiene respiraderos por todos lados. Desafortunadamente por mas que lo intenten siempre sienten frío, y lo peor aun, se vuelven insensibles. Espiritualmente hablando el mendigo sin abrigo es el que no tiene cabeza o no se sujeta a la autoridad; son aquellos que andan diciendo Dios me dijo, Dios me hablo, ejercen un ministerio sin cobertura, dan profecías sin pasar antes por el pastor de la iglesia y a todo le ve cara de demonios.

Lucas 16:1-3 "Dijo también a sus discípulos: Había un hombre rico que tenía un mayordomo, y éste fue acusado ante él como disipador de sus bienes. 2 Entonces le llamó, y le dijo: ¿Qué es esto que oigo acerca de ti? Da cuenta de tu mayordomía, porque ya no podrás más ser mayordomo. 3 Entonces el mayordomo dijo para sí: ¿Qué haré? Porque mi amo me quita la mayordomía. Cavar, no puedo; mendigar, me da vergüenza.”

En este pasaje vemos como un hombre que esta bajo la sujeción de su amo, comienza a hacer las cosas a su manera; no cumple con la visión de su cabeza y como resultado pierde su lugar. Automáticamente su primer pensamiento es: La única opción para vivir es mendigar. Un Cristiano que no es participe de la visión de su cabeza (esposo, padre, Autoridad espiritual, pastor) quedara fuera del lugar y el respaldo de Dios se apartara de el. La reacción de este hombre fue ir donde los deudores de su amo, y cobrar parte de la deuda para si, para no quedarse mendigando y no tener hambre. Iglesia, todo aquel que se aparta de la autoridad, simplemente se equivoca; y así como este hombre perdió su lugar, puede perder hasta la vida eterna.

Nuestra visón evangélica

Centraldesermones.com promueve el evangelio de el señor Jesucristo ofreciendole la oportunidad a todo siervo/sierva de Dios que comparta su predicación cristiana, sermones escritos, estudios de la Biblia, cursos bíblicos, bosquejos para sermones, mensajes cristianos, y devocionales completamente gratis. Aprenda como hacer una predicación expositiva cristiana escrita usando los estudios bíblicos en Español; aprenda que significa la palabra Cristiano, que significa santidad, a través de las miles de predicaciones de la Biblia, y bosquejos para sermones Cristianos.

Suscripción Gratis

Suscríbase para recibir nuestra publicación semanal en su email. Confirmación de dirección de email es requerida.
 

Dirección de email:

Ofrecido por FeedBurner

Ayudenos a Crecer

Ayudenos a crecer recomendando este sitio en las redes sociales y motores de busqueda; también puede ayudarnos enviandonos sus estudios bíblicos, predicas cristianas, y mensajes cristianos para que unidos cumplamos con el mandato de Jesucristo. Comienze a publicar ahora.  

Crear Cuenta

"...Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo..." Mateo 28:19