Santidad a Jehová

Escrito por Gerardo González Cruz. Publicado en Sermones

Ratio:  / 11
MaloBueno 
AddThis Social Bookmark Button

2ª Timoteo 2:19-21  

Introducción

En varias ocasiones cuando surge la oportunidad, pregunto a hermanos ¿Es usted santo?, en manera general la respuesta es la misma –“bueno, santo, lo que se dice santo, no tanto, aún no creo llegar a serlo”. Lo triste de esta respuesta no saber el concepto bíblico de santo, pues esta respuesta refleja más que un poco de ignorancia acerca de las bases fundamentales de la Biblia, más bien reflejan una realidad en nuestro comportamiento en medio de este mundo. La santidad es un hecho que ocurre cuando verdaderamente hacemos de Cristo nuestro Señor y Salvador; somos santos por Cristo Jesús, en el momento mismo que experimentamos la salvación, así pues la santidad es algo que se otorga y no algo que se alcanza en base a esfuerzos; para muchos hasta aquí creen y dice ¡a que bueno! entonces no hay que esforzarse. Pues no, si bien el estado de santidad es algo que nos es dado por la presencia del Espíritu Santo de Dios en nosotros; esto si se debe reflejar a través de nuestro comportamiento, no como quién finge o representa ser algo, sino como un etilo de vida. Ser santo es confiar en Cristo para salvación y apartarse para adorarle y servirle en su nombre. Nuestra conducta es la señal más clara del reconocimiento de la santidad d Dios en medio de nosotros. Pero veamos que dice Pablo al joven Timoteo acerca de este tópico y reflexionemos en ello.

I. La Santidad es una base para el creyente (v. 19ª)

Pablo dice a Timoteo que el fundamento de Dios esta firme, otras traducciones dice: “A pesar de todo no se hunden los sólidos cimiento puestos por Dios”. Cuando hablamos de cimientos, indudablemente hablamos de las bases que sostienen a algo o a alguien cuando somos fundamentados o cimentados en bases sólida, pueden venir sismos, etc. Y permanecer firmes ante estos. La santidad es un cimiento colocado por Dios para sostener al creyente, es un principio inmovible que no puede ser cambiado, negociado o destruido, ni por el diablo y menos por los seres humanos. La PALABRA, dice que a pesar de todo; esto nos conduce a saber que no importando lo que ocurra el mal nunca podrá vencer a Dios y lo puesto por él.

II. La santidad nos identifica (19b)

En un mundo tan poblado y lleno de tantas expresiones, los cristianos debemos ser la diferencia o mejor dicho debemos ser identificados por tener un comportamiento que integro entre lo que se dice que se cree y lo que se practica, nuestra manera de hablar, la forma en como vemos el mundo, etc. En todo debemos honrar el nombre de Dios, hacer, comprar, ver experimentar solo aquellas cosas que muestran a los demás que creemos y servimos a un Dios santo

III. Ser santo es apartarse del mal (19c)

Decíamos al principio que ser santo es un evento que consiste en recibir la santidad a través del Espíritu Santo y que la santidad es algo que soy y algo que hago; pero si debe reflejarse en mi manera en como conduzco i vida, mis acciones, mis actos, no solo con las palabras, sino con los hechos.

IV. La santidad hace la diferencia (v.20)

En una casa existen diferentes objetos y para diferentes usos, Pablo dice que hay de oro y plata y esos son para usos honrosos, pero los de madera y barro son de uso deshonroso. Uno puede decidir que es y para que quiere servir; si al mundo y sus deseos, voluntariamente me hago instrumento de barro. La voluntad es utilizada para elegir el rumbo de nuestra vida y Pablo dice nosotros escogemos que queremos ser. Practicar la santidad nos hace instrumentos honrosos limpios ante los ojos de Dios y de mundo incrédulo.

V. La santidad da poder en la obra de Dios (v.21)

Un balón de Baloncesto en mis manos vale  aproximadamente $ , pero en manos Michael Jordan vale 33 millones de dólares. Una honda en mis manos es un juego de niños, en manos de David, era una poderosa arma para matar a un gigante. Dos panes y cinco peces en nuestras manos son un par de sanwiches, pero en manos de Jesús es alimento para miles. Unos clavos pueden ser utilizados para construir una pajarera. Uno clavos en las manos de Cristo producen salvación y libertad a nuestras almas. La santidad a los ojos del mundo es inservible, aburrida y pesada, en manos de Dios puede transformar vidas. Todo depende en manos de quién están las cosas y el uso que se le da.

Desafío

Ser santos, como yo soy santo, dice el apóstol Pedro. Esto no es una opción para el creyente es una bendición y a la vez responsabilidad. La santidad no es un purga que debemos experimentar, es una maravillosa forma de vida, sustentada en la verdad de que Cristo vive en mi y debo agradarlo en mi manera de comportarme. El desafío es que vivamos vidas que muestran nuestra santidad como los sacerdotes lo mostraban con esa placa sobre sus frentes diciendo SANTIDAD A JEHOVÁ.

Contacte al Autor: geraglezcruz [arroba] aol.com
Ministerio: Iglesia Bautista Dios es Amor

Nuestra visón evangélica

Centraldesermones.com promueve el evangelio de el señor Jesucristo ofreciendole la oportunidad a todo siervo/sierva de Dios que comparta su predicación cristiana, sermones escritos, estudios de la Biblia, cursos bíblicos, bosquejos para sermones, mensajes cristianos, y devocionales completamente gratis. Aprenda como hacer una predicación expositiva cristiana escrita usando los estudios bíblicos en Español; aprenda que significa la palabra Cristiano, que significa santidad, a través de las miles de predicaciones de la Biblia, y bosquejos para sermones Cristianos.