Inicio / Predicas Cristianas / Debo permanecer

Debo permanecer

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Juan 15:1-17

Es la orden que debemos darle cada día a nuestra alma: “Alma mía permanece en Cristo”.

El éxito en la vida cristiana está íntimamente relacionado con la palabra “permanecer”. Los grandes triunfadores que durante los tiempos han hecho historia, fueron personas que supieron permanecer hasta lograr sus propósitos. La falta de permanecer en los planes, propósitos y en alguna visión trazada, lleva a la persona a la frustración y al fracaso.

Cristo nunca podrá contar con una persona que sea inconstante porque en cualquier momento le abandona la misión encomendada. El inconstante es como la ola del mar que esta allá y acá y por último se desvanece.

En la vida cristiana no podemos lograr las metas trazadas, sino permanecemos.

PERMANECER es estar aferrados al Señor, seguir adelante, no importa lo que suceda a nuestro alrededor, es saber que tenemos que llegar al final.

Cristo en su contacto con la naturaleza ilustró esta palabra cuando dijo que el pámpano no podía llevar fruto por si mismo si no permanecía en la vid Juan.15:4 “permaneced en mi y Yo en vosotros..”

El Señor nos está diciendo que el camino al éxito depende de si permanecemos en Él, por lo tanto esos continuos fracasos o falta de fe se debe a que no se está permaneciendo en Él. El ser inconstantes impedirá que el hombre alcance sus metas fijadas.

Algunos cristianos por momentos como que se animan pero a los pocos días bajan otra vez la guardia y están otra vez en pecado, no saben permanecer. El camino de la vida cristiana es para permanecer en el Señor siempre no por momentos. 1 Corintios 15:58Así que hermanos míos y amados estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre…”

Él permanecer en Cristo indica una relación muy estrecha y diaria con Él, en todo momento unidos al Señor renunciando a aquellas cosas que a Él no le agradan para dar paso a que Su vida se refleje en nosotros.

Permaneced en mi y Yo en vosotros” es un llamado a una comunión viva, santa y única con Cristo. Jesús tiene buenos propósitos para nuestra vida, y solo se lograran si permanecemos en Él. Toda la Palabra que ha sido desatada sobre tu vida se llevará a cabo si permaneces en Él, de manera que no depende de Dios que seas un exitoso, sino que depende de ti, de tu permanecer en Él.

Nuestro permanecer no depende de las circunstancias, es decir como tengo problemas no vuelvo por la iglesia…. NO, debemos permanecer en todo tiempo. Los esposos permanecen juntos hasta siempre….. Nuestra relación con Dios es de esposos, Él es nuestro esposo y nosotros la iglesia somos Su esposa.

Cristo también habló de las consecuencias de no permanecer en él dijo: vers. 6Él que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen y los echan en el fuego y arden.” Cuando no se permanece en Cristo obviamente se pierde la comunión con Él y lo más propenso es que esa persona se seque porque no esta siendo nutrida con la vida abundante que da Cristo.

La manera de conocer cuando un cristiano permanece en Cristo es por sus frutos.  Nuestra vida cambia, es transformada, cuando permanecemos en Cristo, entonces el mundo, pecado ya no te atrae, el vicio no es tu placer, surgen frutos nuevos y muy especiales en tu vida.

Los frutos no pueden ser llevados por sí mismo vers. 4b, “..como el pámpano no puede llevar frutos por si mismo…” es imposible vivir la vida cristiana sin Jesucristo. No se puede ir a un almacén a comprar amor, paz, felicidad son frutos que solo se reciben cuando permanecemos en Cristo.

Todo aquel que dice permanecer en Cristo es conocido por sus frutos, por eso no podemos decir que es cristiano porque va a una iglesia cristiana, es cristiano por sus frutos.

vers. 16 b “..Yo os elegí a vosotros y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto…”

Jesucristo no te eligió para que seas solo un árbol otoñal, muy frondoso y con buen follaje, Él te escogió para que des fruto.

Cristo desea que des mucho fruto y tu fruto permanecerá vers. 8En esto es glorificado mi Padre en que llevéis mucho fruto…” vers. 16 “..y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto y vuestro fruto permanezca…”

Que buen deseo de Jesús para ti que seas una persona próspera en todo, con frutos.  Cuando permanecemos en Cristo, llegamos a ser sus amigos y Él nos revelará sus buenos planes y propósitos para estos tiempos.

Ya has vivido mucho tiempo para ti, dale la oportunidad en tu vida a Jesucristo y empieza a vivir solo para Él y vas a comprobar que perdiste el tiempo separado de Él.

Acerca Fredy Patiño Lizaraz

Revise también

Desanimado, Sin Fuerzas y sin Deseos de Seguir Adelante

La infertilidad

Predicas Cristianas - La Biblia no esquiva el tema de la infertilidad. De hecho, las Escrituras dan más espacio a las luchas de Abraham y Sara por no tener hijos que a la creación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *