Inicio / Predicas Cristianas / Los nombres de Dios revelados en el Salmo 23

Los nombres de Dios revelados en el Salmo 23

Salmo 23:1-6

Introducción

Esta noche quiero que veamos más de cerca un salmo muy conocido. Abran sus Biblias al Salmo 23.

Por casi 30 siglos el Salmo 23 has sido uno de los pasajes más amados de la Biblia. Spurgeon lo llamó la “perla de los salmos”. Miles han memorizado estas sencillas palabras escritas por un sencillo pastor. Este salmo se usa en bodas, bautismos y funerales. En él se encuentra confort, esperanza, paz y protección. El salmo está compuesto por solamente 104 palabras, sin embargo, estas 104 palabras penetran lo más profundo de nuestro ser y es la fundación sólida que nos sostiene durante los momentos más difíciles de nuestra vida.

Para una persona urbana del siglo 21, la figura de un pastor y un rebaño puede no ser algo con significado o que cause inspiración, sin embargo, creo que no hay otra generación que más haya necesitado de un Buen Pastor. El mundo en que vivimos hoy, los problemas que individual y colectivamente enfrentamos es alarmante. La humanidad busca y necesita un refugio, busca algo que satisfaga sus almas, algo que llene el gran vacío que hay.

La posición del salmo es digna de notar. Sigue al Salmo 22, que peculiarmente es el salmo de la cruz. Allí no hay pastos verdes, ni aguas de reposo. Nuestra atención se enfoca en las palabras “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?” Entonces está enseguida éste salmo preciado con sus palabras “Jehová es mi pastor…” Tenemos que  experimentar y saber el valor de la sangre que fue derramada. Debemos ver la espada que salió en contra del Buen Pastor antes que podamos entender la dulzura del Salmo 23.

¿Qué fue lo que impulsó a David a escribir este “canto”?

Si miramos detalladamente, encontramos que el salmo encierra algo más profundo que palabras de bálsamo emocional. Este salmo encierra una gran verdad teológica que, sin duda, David había experimentado y por consiguiente, supo expresarlo en forma poética. Aquí se encuentra la naturaleza de Dios expresa por ocho de sus nombres.

El primero:

1. Jehová Ra’ah o Ro’hi (Jehová es mi pastor)

¿Por qué le compara David con un pastor? David tenía buen conocimiento de lo que encierra el ser pastor.

a. El pastor conoce a sus ovejas: “Yo soy el buen pastor, y conozco mis ovejas, y las mias me conocen” (Juan 10:14).
b. El pastor se relaciona con sus ovejas. “…Las ovejas oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre,… y las ovejas le siguen, porque conocen su voz” (Juan 10:3,4).
c. El pastor ama sus ovejas. “…tuvo compasión de de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor” (Mateo 9:36).
d. El pastor las alimenta y cuida de ellas para que tengan buena calidad  de vida. “yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan 10:10).
e. El pastor se sacrifica por ellas. “el buen pastor su vida da por las ovejas” (Juan 10:11). “pongo mi vida por las ovejas” (Juan 10:15).

Enseguida de Adonai Ro’hi tenemos:

2. Jehová Yireh (Jehová proveerá)

“… nada me faltará…”

El Pastor alimenta y sacia la sed de sus ovejas. “Yo soy el Pan de Vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que a en mí cree, no tendrá sed jamás.” (Juan 6:35).

Porque Jehová es el Pastor, sabemos que Él satisface nuestro ser completamente. No necesitamos más que al Pastor. Aquella persona que tiene a Cristo como el Buen Pastor no necesita buscar nada en otro lado. El llena, satisface. Aún el más pobre financieramente puede descansar y saber que Dios provee todo lo necesario, tanto material como espiritualmente. El salmista lo dice tan elocuentemente en el Salmo 37:25 “joven fui, y he envejecido, y no he visto justo desamparado, ni su descendencia que mendigue pan.” Cuente todas las veces que el Pastor ha satisfecho sus necesidades.

Y si satisface, podemos tener paz…

3. Jehová Shalom (Jehová es paz)

“en lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará.”

Acerca A. Adrián Olivas D.

Revise también

Su vida puede cambiar… pero, ¿de quién depende? - Predicas

Sembrados por tu tierra y tu gente

PRedicas Cristianas... Estos son días determinantes, desafiantes y acelerados, y en tiempos como los que vivimos la visión demanda una entrega genuina, es decir la visión nos está impulsando sin necesariamente

3 comentarios

  1. napoleón Lezama

    Gracias Pastor por el bosquejo , la interpretación y aplicación llena los vacíos espirituales . Conocerlo a nuestro Pastor y sus cuidados permanentes, nos conduce a la reflexión.

  2. Olvera José Salvador

    son todo un gusto de leer para reflexionar cada ser humano…pasen bonita tarde.

  3. Eladia Sandoval

    Nuestro Señor es tan glorioso y sus nombres tan poderosos que hermoso estudio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *