Inicio / Bosquejos Biblicos / Agradezcamos a Dios por todo

Agradezcamos a Dios por todo

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

Hola, Dios les Bendiga. Hoy tengo el honor de darles a ustedes un mensaje, el cual será el primer mensaje que daré de los que espero sean muchos, en esta espacio y en otros, siempre para la Gloria de Dios. Amén.

Bueno, haciendo mención de un par de dichos populares «a lo que te truje checha» y «a darle que es mole de olla.» Es muy común que cuando a las personas, sobre todo si somos cristianos, nos pasa algo bueno digamos: Gloria a Dios, Aleluya, gracias a Dios o alguna otra palabra que exprese gratitud y reconocimiento hacia Dios. Pero ¿qué pasa cuando nos pasa algo malo? Pues lo más común es que digamos chiiiiiiiiiiiiiiiiiiiihuahua, de seguro ustedes se imaginaron otra palabra, ¿o no?, y también puede pasar que le echemos la culpa y nos desquitemos con alguien más.

Ahora voy a citar 1 de Tesalonicenses 5:18, dice así: «Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús

Anuncios

Este versículo me gustaría explicarlo en dos partes; la primera, dad gracias en todo. A mí me gusta mucho explicar las cosas con analogías, y esta parte la explicaré así: imagínense una casa, es una casa normal, con cocina, baños, recámaras y un cuarto de lavado.

En el cuarto de lavado hay lavadora, secadora y dos tambos. En un tambo se pone la ropa que acaba de ser lavada y en el otro la ropa que apenas van a lavar, no se asusten, no me he salido del tema, sean pacientes, jejejeje.

Volviendo al tema, la mamá le pide a su hijo que le traiga TODA la ropa que está en el cuarto de lavado, el hijo va con toda la intención de obedecer a la mamá, entra al cuarto de lavado y piensa, ¿para qué le llevo la ropa que apenas van a lavar, de qué le va a servir?, sí, de seguro nada más quiere la ropa recién lavada, y sólo le lleva la ropa recién lavada. ¿El hijo obedeció a la mamá?, pues no, no la obedeció o al menos no por completo.

Esto es lo que nos pasa nosotros, la Palabra de Dios nos dice «dad gracias en todo» pero pensamos, ¿para qué le doy gracias a Dios por lo malo, de qué le va a servir?, sí, de seguro nada más quiere que le dé gracias por lo bueno, y sólo agradecemos lo bueno. Pero, ¿por qué Dios quiere que demos gracias también por lo malo?, la respuesta está en la segunda parte del versículo, «porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.»

Anuncios

Para explicar esta parte antes tengo que explicar otra cosa: en estos momentos el mundo está bajo el control del diablo, en 1 de Juan 5:19 lo dice «…Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno…» El diablo nos tienta haciendo que nos pasen cosas malas para que nosotros le reclamemos, insultemos y seamos malagradecidos con Dios, y ¿para qué?, pues para que nos pongamos bajo su control, como ya lo había explicado en una ocasión el hermano Gerardo Sepúlveda.

Ahora sí, una pregunta si agradecemos por algo ¿qué somos?, pues somos agradecidos, otra pregunta, si no agradecemos por algo ¿qué somos?, pues somos malagradecidos. Es por esto que es la voluntad de Dios que demos gracias por TODO, porque nos quiere proteger del enemigo.

Por último, los invito a que a partir de hoy cuando tengamos dinero digamos ¡Gloria a Dios! Y cuando no tengamos dinero digamos ¡Gloria a Dios!, cuando tengamos algo qué hacer el fin de semana digamos ¡gracias Señor! Y cuando no tengamos algo qué hacer el fin de semana digamos ¡gracias Señor!

Cuando tengamos fuerzas para hacer nuestros deberes digamos ¡Aleluya! Y cuando no tengamos fuerzas para hacer nuestros deberes digamos ¡Aleluya!, cuando tengamos bueno, creo que ya se entendió la idea, ¡GLORIA A DIOS!

Agradezco mucho el tiempo que me dieron para dar este mensaje para la Gloria de Dios, ¡que Dios los Bendiga!

Anuncios

Acerca Central de Sermones

Central de Sermones; colección de predicas cristianas, mensajes cristianos, estudios biblicos, y bosquejos biblicos.

También Revise

Bosquejos Biblicos.. Llevado al desierto

Llevado al desierto

Si vivimos un ataque del enemigo y tratamos de solucionarlo en la carne enfrentamos al enemigo en su territorio y vamos a perder. La única manera de derrotarlo es desde el monte de Dios.

Un comentario

  1. hola quisiera saber si tienen la segunda parte de este bosquejo «Agradezcamos a Dios por todo» son de mucha ayuda, gracias por su pronta respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *