Inicio / Bosquejos Biblicos / Dios quiere que usted este bien

Dios quiere que usted este bien

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

¿Sabes?, Dios quiere que a ti te vaya bien, Él desea que estés fuerte y saludable en cada área de tu vida.

Él desea que seas espiritualmente fuerte, fuerte en la fe, fuerte en la Palabra, fuerte en el testimonio,  fuerte en el amor de Dios. Él desea que estés bien en tu mente, y que emocionalmente estés fuerte y estable, esa es la intención de Dios. Él anhela que tu estés en control, el quiere que tengas una voluntad sana,una voluntad que se acople a la voluntad de Él.

El desea que tu cuerpo este saludable, te desea libre de las ataduras del dolor, de la enfermedad, del miedo y de los afanes. Este es el interés de Dios: que tú estés libre de las preocupaciones y las ataduras terrenales. Es lo que Dios, desde el principio de la creación dispuso, planeó, intencionó para Sus hijos. Tu Padre celestial quiere que tú estés bien.

Te lo estoy reiterando una y otra vez para que lo grabes en tu espíritu.

Es más, en este día y hora Dios necesita que tú estés bien. Si, escuchaste bien, Dios necesita, a El le interesa que en este mismo momento tú estés bien, El necesita que tú estés fuerte, sano, feliz, que vivas en victoria para que les enseñes a otros cómo también pueden hacerlo. Estamos llegando a un tiempo en que esa clase de conocimiento es una absoluta necesidad. Si, vuelvo a decírtelo, me has oído bien: Dios necesita que tú vivas en victoria y sanidad para que puedas mostrarle a otros cómo también ellos pueden vivir en victoria y sanidad.

Ya no hay más tiempo para que el cuerpo de Cristo, su iglesia, se mueva desinformado y sin preparación contra los ataques de su enemigo el diablo. De hecho, esto es lo que el Señor habla sobre este asunto: “Yo te restauraré y sanaré tus heridas” Jeremías 30:17

¿Sabes? Algunos cristianos pecamos por ignorantes, algunos hijos de Dios estamos por debajo de nuestros privilegios por flojos, a veces por comodidad, pero Dios quiere que tú y yo estemos bien, El quiere que vivamos en victoria. Dios no planeó para ti una vida en depresión, en derrota, vencido por las pruebas, doblegado por los problemas, rendido ante las adversidades. El no nos salvó únicamente para llevarnos para el cielo, Dios nos salvó en Cristo para que estemos bien, para que vivamos una vida plena de salud, de prosperidad, de paz, de amor, de esperanza, de bienaventuranza, para que el mundo pueda ver cómo El nos tiene, para que el mundo conozca de Dios según El se manifiesta en nuestras vidas.

¿Sabes? Tú y yo somos la imagen de Dios, y el mundo, aún las autoridades espirituales van a conocer de Dios según cómo luzcamos nosotros. Tú eres la imagen de Dios, y si tú eres la imagen de Dios, entonces tú tienes que estar bien. Si tú eres la imagen de Dios, entonces debes estar libre de aflicciones, debes estar libre de vanas preocupaciones, libre de la escasez, libre de la enfermedad, libre del temor, libre de la angustia y  del dolor, libre de la mediocridad, libre de toda cosa negativa en tu vida, porque la imagen de Dios, es decir tú, debe estar reflejando Su gloria.

Jesús se entregó a sí mismo hasta la muerte para que nosotros pudiéramos estar bien, el resucitó y ascendió a la presencia del Padre, y se sentó a Su diestra y desde allí esta intercediendo para que tú y yo estemos bien. El desea que estemos sanos y fuertes como testimonio en todo lugar, a toda criatura, a toda potestad de que en El somos realmente nuevas criaturas, hechura suya. Si no fuese así ¿para qué fue el sacrificio de Cristo? ¿Por qué crees tú que El derramó hasta su última gota de sangre en aquella cruz? Tú me dirás que ese sacrificio fue para perdón de nuestros pecados, pero razona esto: si los pecados son perdonados… ¿por qué no es eliminada también la consecuencia? ¿Crees tú que Dios iba a hacer en Cristo un trabajo a medias? Si El perdonó tus pecados, y tú te estas guardando para Dios, entonces también tu cuerpo debe dar las evidencias de un cuerpo restaurado, de una vida completamente en comunión con Dios y todos los beneficios que eso también trae: que tú estés bien.

El desea que estemos sanos y fuertes para que a donde quiera que vayamos seamos testimonio de que El nos ha trasladado del reino de las tinieblas al reino de Su amado Hijo. Recibe el poder sanador de Jesús en todas las áreas de tu vida, empieza a creerlo y a aplicarlo por fe en este momento. Comprométete a estar bien y a fortalecerte en todas las áreas de tu vida, para poder ser de bendición para muchos que van a anhelar tener lo que ven que tienes tú. Piénsalo.

ISAÍAS 53:

1. ¿Quién ha creído a nuestro mensaje? ¿A quién se ha revelado el brazo del SEÑOR?

2. Creció delante de El como renuevo tierno, como raíz de tierra seca; no tiene aspecto hermoso ni majestad para que le miremos, ni apariencia para que le deseemos.

3. Fue despreciado y desechado de los hombres, varón de dolores y experimentado en aflicción; y como uno de quien los hombres esconden el rostro, fue despreciado, y no le estimamos.

4. Ciertamente El llevó nuestras enfermedades, y cargó con nuestros dolores; con todo, nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y afligido.

5. Más El fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre El, y por sus heridas hemos sido sanados.

Anuncios

6. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, nos apartamos cada cual por su camino; pero el SEÑOR hizo que cayera sobre El la iniquidad de todos nosotros.

7. Fue oprimido y afligido, pero no abrió su boca; como cordero que es llevado al matadero, y como oveja que ante sus trasquiladores permanece muda, no abrió El su boca.

8. Por opresión y juicio fue quitado; y en cuanto a su generación, ¿quién tuvo en cuenta que El fuera cortado de la tierra de los vivientes por la transgresión de mi pueblo, a quien correspondía la herida?

9. Se dispuso con los impíos su sepultura, pero con el rico fue en su muerte, aunque no había hecho violencia, ni había engaño en su boca.

10. Pero quiso el SEÑOR quebrantarle, sometiéndole a padecimiento. Cuando El se entregue a sí mismo como ofrenda de expiación, verá a su descendencia, prolongará sus días, y la voluntad del SEÑOR en su mano prosperará.

Anuncios

11. Debido a la angustia de su alma, El lo verá y quedará satisfecho. Por su conocimiento, el Justo, mi Siervo, justificará a muchos, y cargará las iniquidades de ellos.

12. Por tanto, yo le daré parte con los grandes y con los fuertes repartirá despojos, porque derramó su alma hasta la muerte y con los transgresores fue contado, llevando El el pecado de muchos, e intercediendo por los transgresores.

Acerca Daniel Edgardo Colazo

Revise también

¿Qué hay acerca de tu Futuro?

Dios nos dice hoy: conóceme y te haré sabio

Bosquejos Biblicos - No dejes hermano que las presiones de la vida opaquen tu necesidad de conocimiento y de comunión con Jesucristo nuestro Dios. Deseas venir a su presencia, hoy el Señor te esta llamando a comprometerte, ven, no te niegues, ven, el quiere darte sabiduría, ven, Él es quien perdona todos nuestras...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *