Él llama, no hullas

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

Jeremías 1:5-6Antes que yo te formase en el vientre, te conocí; y antes que salieses de la matriz, te consagré y te di por profeta a las naciones. 6 Y yo dije: ¡Oh Señor Jehová! He aquí que no sé hablar, porque soy un muchacho. (RVA)

No te has preguntado por qué algunos parecieran que ya vienen destinados a cumplir un propósito en esta vida, pues aquí miramos que Dios tiene un propósito para cada uno de nosotros, él antes de formarnos ya había escogido nuestras vidas, él ya sabía donde naceríamos y donde viviríamos, que estudiaríamos y con quién nos casaríamos, porque el lo diseño así, tu no eres resultado de la casualidad.

No sé como naciste, o si no fuiste planeado por tus padre, tal vez ellos solo esperaban uno y salieron dos, o querían niño y salio niña, no importa él ya sabía para que te había formado en el vientre de tu madre, no importa si tu mama o tu papa te despreciaron, nuestro padre celestial ya sabía para que te había formado porque no eran los planes de nuestros padres, eran los planes de Dios.  Dile a tu hermano: yo no nací por voluntad de hombre, yo nací por voluntad de Dios.

Y qué difícil es darnos cuenta de esto, pero el enemigo te quiere apartar de este propósito, porque él no quiere que tu cumplas con el llamado de Dios en tu vida, y comienza a recordarte tus defectos.  Aquí Jeremías dice no sé hablar porque soy muchacho, algunos diremos estoy muy joven déjame disfrutar primero y luego te doy lo que quede de mi vida, otros dirán te equivocas la consagrada es mi madre o mi hermana, otros dirán, eso no va conmigo, pero tu sabes que solo tu sabes que eso no es así porque ese llamado corre por tus venas y se hace más fuerte y te encaprichas queriendo huir de él, y dices voy a pecar y así me alejo de él y él te sigue y tu huyes más lejos y aunque hagas lo que hagas no lo podrás resistir, porque adonde huirás y no encontraras a Dios.

Romanos 8:38-39 – Porque estoy convencido de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni lo presente, ni lo por venir, ni los poderes, 39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús Señor nuestro. (LBLA)

Dónde te esconderás hermano, dile al que tienes a tu lado: no huyas ¿donde te esconderás?  Ni lo alto, no puedes estar más arriba de Él para que no te mire, ni lo profundo, no puedes estar debajo de Él donde no te encuentre, y ¿quien te esconderá de su presencia?, ni ángeles, ni principados, nadie te puede separar ni esconder del Dios vivo así que no te queda de otra.

Así que si alguien te dijo peca y Él se apartara de ti, o ven aquí te escondo detrás del pecado, no mi hermano eso solo empeora la situación.

Jeremías 20:7-9 – Tú me has persuadido, oh Jehová, y yo fui persuadido. Fuiste más fuerte que yo, y has prevalecido. Todo el día he sido objeto de risa; cada cual se burla de mí. 8 Porque cada vez que hablo, grito; proclamo: “¡Violencia y destrucción!” Pues la palabra de Jehová me ha sido afrenta y escarnio todo el día. 9 Digo: “No me acordaré más de él, ni hablaré más en su nombre.” Pero hay en mi corazón como un fuego ardiente, apresado en mis huesos. Me canso de contenerlo y no puedo.  (RVA)

Dice Jeremías, quise luchar contra el llamado porque tuve miedo; hermano tienes miedo, yo también lo tuve, todos lo tenemos es natural, lo que no es natural es que lo pongas de pretexto para no seguir la voluntad de Dios, pero mira hermano Jeremías dice, pelee contigo y me ganaste, me sedujiste y me deje seducir dice otra versión, como no pude pelear contigo me quise olvidar de ti, y fuiste como un fuego que arde dentro de mi y no me dejaste hasta cumplir tu propósito en mi.

Mira Jonás recibió el llamado pero salió huyendo y tomó un barco, y el barco casi se hunde debido a la desobediencia de Jonás y lo echaron al mar; pero Jonás no entendía todavía, y se lo trago un pez grande y no seguía entendiendo, y allí estuvo por tres días dice la palabra hasta que entendió que tenía que ir y le dijo Señor ahora si voy sálvame y lo salvó, y Jonás fue a predicar la palabra de Dios y Nínive se salvo por las palabras de Dios dadas a Jonás.

Él utiliza muchas formas para que cumplas su propósito y una de ellas puede ser tu salud, quebrántale la salud para ver si así viene y se entrega, quítale un miembro de su cuerpo, quítale lo más querido, para ver y así hasta que llegas rendido y dispuesto a cumplir su palabra y su voluntad.

Tu decides por el camino fácil o el difícil, pero que cumples su propósito lo cumples, Él no deja nada a medias, y tu no eres el primero ni el último que Él utilizara para hacer establecer su reino en la tierra.

Ríndete a Él y Él hará cosas grandes en tu vida, Él te ama y desea que tu lo ames también y te tiene reservado una vida eterna llena de cosas buenas para ti y tu familia.

Acerca Edwyn Cordon

Edwyn Cordon

También Revise

Crecer, transformación necesaria

Crecer, transformación necesaria

Bosquejos Bíblicos.. Sí queremos ser parte de la obra de Dios, debemos involucrarnos y crecer. Dios no quiere cristianos tibios o inmovibles. Dios esta buscando

Leave a Reply

You have to agree to the comment policy.