Anuncios

Inicio / Bosquejos Biblicos / Una buena noticia

Una buena noticia

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

Juan 1:9-13

Introducción

Imagine un barco a punto de naufragar, los tripulantes se sienten llenos de miedo, sin esperanza. De repente alguien mira a lo lejos y observa otro barco que se acerca dispuesto a rescatarles, y da aviso a los demás. ¿Qué cree que sentiría la gente?

Imagine a una persona con una enfermedad mortal, ya ha sido desahuciada, entregada a sus familiares para que muera en casa.

Anuncios

Repentinamente aparece un antídoto el cual se le administra y luego de ser sometida a un nuevo examen se descubre que ha vencido la enfermedad. ¿Cómo se sienten los involucrados?

Estos son ejemplos de algunas situaciones extremas en las cuales una buena noticia provoca un desenlace totalmente opuesto a lo esperado.

¿A cuantos les gusta recibir buenas noticias? Creo que a todos nos agrada. Hoy yo quiero darles una y muy buena. Pero antes debo hacer de su conocimiento cual es la situación de la humanidad desde la antigüedad hasta el día de hoy.

Dice la Biblia por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios (Romanos 3:23.

¿Qué significa estar destituido de la gloria de Dios? Sencillamente significa estar separado, en sentido opuesto a Él. Todo esto sucedió porque el ser humano desobedeció a las normas que Dios le había establecido.

Enlaces Patrocinados

Esto es semejante a la madre o el padre que le prohíben a su hijo tocar un florero porque puede partirlo y causarse una herida, el niño por un tiempo obedece pero luego al no soportar la curiosidad lo toca, este se cae, se parte y el niño se corta.

Vemos una norma (no toques), una advertencia (se quiebra y te hieres) una respuesta (contraria a la norma) y una consecuencia que afecta negativamente a quien desobedece. ¿Cuál es la respuesta del padre o la madre? Castigo, pero también se preocupan por atender a su hijo en esa necesidad de ser curado.

Dios le dijo al ser humano: “No comas del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal”. Dios le dio una advertencia: “el día que lo hagas ciertamente morirás” sin embargo, este no lo hizo así, sino todo lo contrario. Por esta razón quedamos muertos espiritualmente, separados de la gloria de Dios y sin una esperanza.

Ahora comienza la buena noticia:

I. Dios nuestro padre nos ofrece el remedio para esta herida mortal causada por la desobediencia.

Anuncios

Romanos 5:6-8Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos. 7 Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. 8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

Juan 3:16Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

II. Esta solución está al alcance de todos mientras dure nuestra vida.

Juan 3:16b – para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

III. La solución de Dios es la que proporciona todo lo que el ser humano necesita.

Acercamiento a Dios: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto. Juan 14:6-7

Verdad: Juan 14:6

Vida: Juan 14:6; “… Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.…”

“…El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia…” Juan 10:10; “…De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna…” Juan 6:47

Libertad: “…Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado. 35 Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí queda para siempre. 36 Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres…” Juan 8:34-36

Paz: “…La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo…” Juan 14:27

Perdón: “…Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad…” 1 Juan 1:9

© 2012, Gabriel Rojas

Acerca Gabriel Rojas

Licenciado en Teología.
Pastor de la Primera Iglesia Evangélica Bautista de Malargüe, Argentina.

Revise también

Predicaciones Cristianas - ¡Volved a las bases!

Los tres Pilares del Cristiano

Bosquejos para Predicar.. Esta semana celebramos en los Estados Unidos el Día de Acción de Gracias, el cual estableció el Presidente Abraham Lincoln en 1863...

Un comentario

  1. Aun mas siendo como niños desobedientes y tercos a lo que mi Señor nos dice el hace por donde todos los podamos ver sin importar la situación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *