Yo Soy la Puerta

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

TRASFONDO:

Estas palabras «Yo Soy» son palabras mayores; Estas palabras las dijo nuestro Dios a Moisés en el monte Horeb que está en el desierto de Egipto cuando lo mandó a Faraón a decirle que dejara ir a su pueblo Israel. El pueblo estaba sufriendo y estaba clamando a Dios por una liberación de la opresión del enemigo, es decir de Faraón, la Biblia dice que el clamor del pueblo llegó hasta Dios y que Él vio su aflicción y decidió liberarlos y sacarlos de ese lugar en donde estaban y llevarlos a una mejor tierra, una tierra donde fluía leche y miel.

Moisés le dijo a Dios, ¿quién soy yo para que vaya a decirle a Faraón que deje ir a tu pueblo?

Dios le dijo: Ve que Yo estaré contigo, Moisés le respondió a Dios diciendo ¿que le voy a decir a tu pueblo y a faraón que quien me manda a sacarlos?

TEXTO BÍBLICO:

Éxodo 3:14Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros.

INTRODUCCIÓN

Esta es una hermosa historia verdadera por cierto, en la que Dios dice estas palabras de «YO SOY EL QUE SOY» y donde Moisés va a donde el pueblo y a Faraón y les dice: YO SOY me envía a ustedes.

En esta mañana yo vengo de la misma manera, vengo de parte de YO SOY a traerles un mensaje, es decir, una palabra que sea de aliento a su vida.

El YO SOY es Jesús mismo, solo el se pudo adjudicar este nombre, es el nombre para siempre según el versículo 15 de Éxodo 3.

Jesús era el único que podía decir esas palabras que dicho sea de paso, entre el pueblo de Israel nunca se mencionan por ser sagradas, Jesús las dijo en un sin numero de veces y en una de ellas dejó ver su poder divino de modo que las personas que las escucharon cayeron a tierra.

Juan 18:6 Cuando les dijo: Yo soy, retrocedieron, y cayeron a tierra.

Esta mañana estamos empezando una serie acerca del YO SOY, así que les invito que no pierdan ninguna de las series ni tampoco pierda detalle alguno.

Hoy veremos YO SOY LA PUERTA

Juan 10:9 Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.

Proposición: Jesús es la puerta donde podemos…

I. SER SALVOS

A) Salvos de la condenación eterna

Toda persona que vive sin Cristo está condenada, lo dice la Biblia.

Juan 3:18 El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.

Pero si crees, hay garantía de que serás salvo.

Marcos 16:16 El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.

B) Salvos de toda opresión (sea enfermedad o dolor, etc.)

Isaías 53:4 Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.

Jesús es la puerta donde podemos entrar y hallar gracia y oportuno socorro para cualquiera que sea tu necesidad.

Dice la Biblia que debemos acercarnos a Él con toda confianza.

Hebreos 4:16 Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

II. ENCONTRAR PASTOS

A) Esto es, saciar nuestras necesidades

La Biblia dice que Dios suplirá lo que nos falte.

Filipenses 4:19 Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

B) Esto es tranquilidad del alma

Cuando tu decides entrar por la puerta que es Jesús encuentras salvación, sanidad, abundancia y por consecuencia esto trae tranquilidad para nuestra alma.

El Salmo 23:2-3 En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará.3 Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.

A esto también le llamamos la paz de Dios en nuestra vida, Jesús dijo al respecto que Él nos dejaba su paz.

Juan 14:27 La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

CONCLUSIÓN:

No tengas miedo entrar en la puerta que es Jesús, ahí podrás encontrar descanso, salvación, vida eterna, sanidad y sobre todo la paz de Cristo, que es la que sobrepasa el entendimiento. Que tu corazón este confiado sin turbaciones, Jesús está aquí, Él es la puerta, entra, encontraras lo que necesitas del otro lado, atrévete. ¡Ven a Cristo el gran YO SOY!

© Alejandro Solórzano Rodriguez. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Bosquejos para Predicar

Acerca Alejandro Solórzano Rodriguez

Siervo de Dios

También Revise

Bosquejos Biblicos.. Terrenos espinosos

Terrenos espinosos

Bosquejos para Predicar. La parábola del sembrador. Hoy vamos a reflexionar en El terreno espinoso. Es decir, personas de corazón ahogado por los espinos..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *