Inicio / Bosquejos Biblicos / ¿Por qué nos congregamos en una Iglesia?

¿Por qué nos congregamos en una Iglesia?

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

«…Servid a Jehová con alegría; Venid ante su presencia con regocijo. 3 Reconoced que Jehová es Dios; El nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos; Pueblo suyo somos, y ovejas de su prado. 4 Entrad por sus puertas con acción de gracias, Por sus atrios con alabanza; Alabadle, bendecid su nombre. 5 Porque Jehová es bueno; para siempre es su misericordia, Y su verdad por todas las generaciones…» Salmo 100:1-5

Objetivo: Enseñar a adorar a Dios en Acción de Gracias

Introducción:

Anuncios

Este es un Salmo que nos invita para entrar gozoso ante la presencia de Dios. Su fidelidad se extiende a nuestra Generación y va más allá de ella. También este Salmo resalta la naturaleza universal del reinado de Dios, es una bendición para la serie de salmos que se ocupan del gobierno del Señor.

Por otro lado es un Salmo de Alabanza, y es Anónimo, o posiblemente lo escribió David, y nos hace reflexionar porque muchas veces nosotros vamos a la congregación, con el objetivo de que Dios nos va a hablar por medio de Su Palabra, que será predicada por el ministro ese día. Pero no pensamos que ese no es el objetivo de asistir al servicio; porque el propio objetivo es ir a rendirle culto a Dios para alabarlo y adorarlo, pues Dios se deleita en la alabanza.

Entonces, estamos haciendo las cosas al revés, pero Dios que es tan fiel y misericordioso nos lo permite hacerlo; pero, si lo hacemos como debería ser, cuando salgamos del culto habremos cumplido dos grandes objetivos, uno es adorarlo y él nos bendice con su Palabra y nos dice lo que él desea de nosotros.

En este orden de idea este salmo presenta un llamado a toda la tierra para adorar al Señor. Ese llamado va mucho más allá de los estrechos límites de Israel y se extiende hacia los gentiles. La adoración no pertenece a una sola nación ni tiene características de una sola nación o cultura. La adoración no estaba ni está confinada a un solo pueblo. Tres motivaciones que nos da el salmista desafiando nuestro corazón a dorar a Dios.

Anuncios

1) Cantad Alegres a Dios (vers. 1)

A. ¿Qué quiere Dios de nosotros? Que lo adoremos y lo glorifiquemos siempre. Que estemos dispuestos a hacer el máximo sacrificio en todo lo que él nos mande y que nos ofrezcamos a hacerlo siempre, dándole la gloria en todo, (Levítico 22:29).

B. Esto se debe porque muchas veces hacemos cosas que a Dios no le agradan, tal vez solo nos agradan a nosotros, porque creemos que hemos hecho algo importante para él, pero la verdad que no lo hacemos de corazón, ni siquiera sentimos lo que estamos haciendo, no lo estamos haciendo en el Espíritu. (Efesios 5:19-20)

2) Porque reconocemos quién es Dios (verss. 3-5)

A. Porque es nuestro creador y nuestro padre, Triple motivo para que adoremos a Dios. El es el Pastor nosotros somos su rebano aquí hay un triple propósito: El es nuestro Padre; nosotros somos sus hijos, él es el creador nosotros somos sus criaturas. Si recordamos estas verdades básicas, honraremos al Señor y tendremos más motivación y confianza en cualquier situación que se presente.

Anuncios

B. Doble propósito: Somos pueblo suyo (1 Pedro 2:9-10) y Ovejas de su prado (Salmo 23:1-4; Juan 10:27-28).

C. Porque Jehová es bueno extremadamente (Salmo 103:2-6).

D. Tenemos el privilegio de entrar en su parecencia, en el lugar Santísimo (vers. 4)

E. Miremos los atributos de los que entran en su presencia, es decir de los adoradores (Salmo 24.3-6).

3) Servid (vers. 2)

Esto nos habla de varias cosas:

1) Si la parecencia del Señor nos produce gozo, servirle debería alegrarnos. Si no disfrutamos la parecencia de Dios, obedecerlo nos parece una tarea y carga gravosa.

2) Es un mandato una orden para todos.

3) Realizar el ministerio que Dios espera que realicemos.

4) Servicio viene del Griego Diakonia, significa funciones que debemos desarrollar en el Cuerpo de Jesucristo. (1 Corintios 12:14, 18.5). Diakonos, un sinónimo de Servidor, de Siervo y ministro. Líder (Romanos 12:6-7).

Conclusión:

Este salmo sienta las bases del verdadero adorador. Dios se deleita de gran manera en la alabanza de sus hijos y el escucha todas nuestras oraciones. Por eso debemos cantar alegres a Dios. Porque reconocemos quién es Dios, y le servimos hasta que venga a buscarnos.

Oración Final. Señor ayúdame a adorarte genuina mente, a servirte sin que sea una carga, a reconocerte que eres Dios, mi padre, mi pastor y yo tu hijo, oveja de tu prado. En Cristo Jesús.

Acerca Neptaly Molina

Pastor de la Iglesia Bautista Nuevo Renacer de Nacogdoches, Tx. Licenciado en Teología. Institución: Instituto Superior de Teológia (I.N.S.U.T.) Actualmente esta estudiando y sacando un Asociado de Divinidades, en el Seminario Jackson Ville de A.B.M.A, de Texas.

También Revise

Bosquejos Biblicos.. Capacitados

Capacitados por el Espíritu Santo

Bosquejos Biblicos. Si no somos capacitados para lo que hemos sido llamados, jamás seremos siervos y siervas efectivos en la obra del Señor. El ser capacitado..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *