Inicio / Bosquejos Biblicos / No juzguéis para que no seas juzgado

No juzguéis para que no seas juzgado

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

Mateo 7:1-2

Introducción:

Cristo quiere que nosotros vivamos una vida santa y apartada de todo mal. Pero, como humanos, cometemos errores y tendemos a usar este verso como excusa para que no nos digan nada. Hoy vamos a estudiar y entender que es lo que realmente estaba diciendo Jesús.

Anuncios


1. “No juzguemos……..”

* ¿Estaba implicando Jesús que debemos de ignorar todo mal?

* No, este versículo se ha usado equivocadamente

* Como excusa

* Como defensa contra los cristianos (cuando evangelizamos y decimos que necesitan arrepentirse de todo pecado)

Anuncios


2. ¿A qué se refería Jesús?

* Juzgar, como Jesús condenó en esto versos es

* Condenar a alguien y no perdonar- Mto. 7:2

* Alguien con un espíritu de hipocresía

Anuncios


* Alguien que busca descubrir los errores de los demás y sobre pasa sus propios errores

3. ¿Juzgo Jesús en la Biblia?

* Si, basado en las acciones de Jesús, nos damos cuenta que no podemos ignorar al que esta en pecado.

* Jesús mismo juzgo las acciones de otros- Mto. 21:13- 23:13-36, Jn. 6:70-71

* Los mismos profetas juzgaban y profetizaban arriesgando sus propias vidas

Conclusión:

Cristo quiere que vivamos vidas victoriosas y que podamos hacer saber a los demás que están en peligro y necesitan a Jesucristo. Dejemos de criticar y empezar a mejorar nuestras vidas antes de juzgar.

Acerca Rene Menjivar

Nacido en El Salvador. A una temprena edad emigro a los E.E.U.U Recibió al Señor como su Salvador personal a la edad de 20 años. Nunca se imagino que Dios lo llamaría al ministerio. Actualmente, tiene 11 años como pastor de Iglesia E. Filadelfia en Sherman,TX junto a su esposa.

Revise también

Predicas Cristianas - Nadando en el rio de Dios

La dignidad del sufrir

Bosquejos Biblicos - Hay una bendición cuando entendemos el porqué de nuestras luchas y pruebas. El gozo que debe producir en nosotros no se puede comparar con el dolor y la experiencia de perdidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *