Inicio / Bosquejos Biblicos / Tres fuerzas protectoras

Tres fuerzas protectoras

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

Eclesiastés 7:12

INTRODUCCIÓN:

El ser humano tiene la tendencia natural de valorar lo malo y menospreciar lo bueno. Salomón, un hombre de ciencia, adinerado y sabio, nos hace reflexionar en tres fuerzas protectoras de la vida:

Anuncios

¿Cuáles son esas tres fuerzas?

I. EL CONOCIMIENTO (“Escudo es la ciencia”)

A. El conocimiento nos puede edificar y también puede destruir, dependiendo lo que estudiemos

B. Los grandes hombres de la historia fueron de conocimiento (Daniel, Moisés, Jesús, Pablo, etc.)

Anuncios

C. Los conocimientos que Ud. debe tener:

1) La Biblia.
2) El diablo
3) Los demás
4) Uno mismo

II. EL DINERO (“Escudo es el dinero”)

A. Hay que ganarlo honradamente (Efesios 4:28)

B. Administrémoslo correctamente (Malaquías 3:10)

Anuncios

C. Dios da la inteligencia para obtener dinero (Deuteronomio 8:18)

D. ¡Cuidado con Mamón! (Mateo 6:24)

E. El dinero no es malo; el amor al dinero sí (1ª Timoteo 6:16)

III. LA SABIDURÍA (“Mas la sabiduría excede, en que da vida a sus poseedores”)

A. La sabiduría debe acompañarnos en nuestro diario vivir (Mateo 7:24—27)

B. El principio de la sabiduría es el temor de Jehová (Proverbios 1:7; Eclesiastés 12:13)

C. Debemos ser sabios ante las tentaciones (Santiago 1:5)

D. Santiago habla de la “sabiduría terrenal, animal, diabólica” y de la “sabiduría que es de lo alto” (Santiago 3:15-17)

CONCLUSIÓN:

El conocimiento es muy importante en el desarrollo humano, el dinero es fundamental para la vida, pero la sabiduría es mucho mejor y más excelente que las demás cosas de valor. Estas se disfrutan mejor cuando las usamos según el deseo de Dios.

© 2012, Jorge Caballero.

Acerca Jorge Caballero

Revise también

Bosquejos Biblicos... El poder del gozo de Dios

El poder del gozo de Dios

Bosquejos para Predicar.. Con frecuencia cometemos el error de poner nuestro corazón en las cosas materiales, de modo que cuando éstas se pierden nuestra...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *