Lo que cuesta seguir a Jesús – Parte I

Lucas 14:25-35

Introducción.

Hoy en día hay gente que “sigue a Jesús” solo por ver que recibe de Él. Lo buscan para pedirle milagros, salud, dinero, bienestar familiar etc; pero se olvidan de lo que Él busca y pide de nosotros.

Anuncios

Veamos a continuación lo que Jesús mismo dijo que sería el costo por seguirle y ser así, sus discípulos.

I. EL COSTO DE LAS RELACIONES PERSONALES (vs 26)

• Jesús no nos pide que “odiemos” a nuestros seres queridos o a nosotros mismos, decir tajantemente que el nos ordena tal cosa es contraponerse a lo que el mismo Jesús nos enseño: amar a nuestros semejantes como a nosotros mismos.
• La palaba “aborrecer” en el original griego es “Miseo” que significa: “amar menos- aborrecer”
• Significa entonces que nadie, por muy cercano a nosotros que sea, puede recibir mayor amor del que recibe Jesucristo. Debemos entonces amar a Jesús por encima de cualquier cosa o persona si en verdad queremos califica como discípulos de Jesucristo (Mat10:37)

II. EL COSTO DE LOS ANHELOS Y METAS PERSONALES (vs 27)

Anuncios

• Para entender l que significa “llevar la cruz”, debemos de mirar hacia el pasado, en la cultura judía de ese tiempo.
• Cuando un judío veía a un hombre condenado a muerte llevar su cruz, (porque los condenados eran obligados a cargarla) entonces sabia que ese hombre ya no tenía voluntad, ni derechos, y que su vida estaba a expensas del gobierno y las autoridades, y el nada podía hacer al respecto.
• Cuando Jesús nos pide que llevemos su cruz, nos está diciendo que renunciemos a nuestros propios sueños y anhelos, y que llevemos los de El. Que nuestra vida sea conducida y dirigida por el.

III. EL COSTO DE LAS POSESIONES (vs 33)

• La palabra clave en este verso es “Renuncia”
• Esta palabra, en el original griego es: “Apotasomai”= decir adiós, (al partir o despedir), renunciar. “apo” = fuera, lejos (de algo cercano)
• Jesús nos pide entonces que “soltemos” nuestro apego a las cosa materiales, que las “miremos de lejos” que les “digamos adiós” en el sentido de no poner nuestro corazón en ellas.
• El no nos pide que seamos pobres, o que no busquemos nada material, no se confundan con esto, sino que renunciemos a ellas, que no las amemos para poder “ganarlo” a El.

CONCLUSIÓN:

Si queremos ser varaderos discípulos de Jesucristo, necesitamos estar dispuestos a renunciar a estas cosas: relaciones personales, nuestros propios deseos y nuestras posesiones.

Anuncios

El costo de dejar todo esto, no se compara, si obedecemos, a las bendiciones que tendremos aquí y ahora, y por la eternidad.

Acerca Omar Hernández Díaz

Siervo de Dios.

También Revise

Predicas Cristianas - Un corazón agradecido

Un corazón apasionado por Dios

Bosquejos Biblicos, ¿tienes un corazón apasionado por Dios? debemos recordar que Jesús le dijo a la iglesia de Éfeso: Tengo contra ti que has abandonado tu....

2 comentarios

  1. Muchas gracias y bendiciones , que Dios le bendiga por estos comentarios

  2. blank

    excelente bosquejos Cristianos, Dios los bendiga grandemente y le siga dando sabiduría de lo alto para continúen dado mucho mas palabra del Señor y enseñanzas que para DIOS sea la Gloria. Amen

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.