La palabra genera paz al corazón

Bosquejos Biblicos.. Bosquejos para Predicar

Juan 4:43-54

Introducción:

Para este cometido tomaremos como ejemplo a un personaje que vivía en Capernaúm, de alto rango y descrito en la Biblia como el “noble”. Era un oficial del rey, un funcionario gubernamental al servicio de la nobleza o realeza (de la corte de Herodes Antipas o tetrarca). Un palaciego, cortesano, preeminente, mensajero que gozaba de un buen puesto público, una buena posición social y económica. Veamos:

Anuncios

I. La situación del noble.

a. Vino a Jesús: lo buscó, acudió, se dirigió, se acercó y fue a Él (vers. 47b)

  • Hizo un viaje desde Capernaum (su tierra) hasta Caná: 30 km.

b. Rogó a Jesús que descendiera (a su casa) para curar a su hijo, que estaba a punto de morir (vers. 47)

  • Una una fiebre lo tenía al borde de la muerte (vers. 52).

c. Insistió a Jesús descender con él antes que su hijo muriera (vers. 49)

Anuncios

  • Esto habla de lo preocupado que estaba.

II. La Palabra del Señor al Noble.

a. Fue una Palabra de vida al Noble (vers. 50a)

  • Jesús le dijo: «Ve, tu hijo vive»: regresa a casa que no se morirá, sino que vivirá, lo encontrarás sano y vivo.

b. Fue una Palabra que el Noble creyó (vers. 50b)

  • Creer (griego protos): confianza, certeza, seguridad, convicción, fe (pistis).
  • La Palabra d Dios s para creerla (Génesis 15: 1-6).
  • La Palabra de Dios despierta y estimula nuestra fe (Romanos 10: 17).

c. Fue una Palabra que el Noble obedeció (vers. 50c)

  • La Palabra que le creyó al Maestro, el Noble la obedeció y volvió a su casa.
  • Había venido por el mismo Maestro, pero regresó en fe y obediencia con una Palabra.

d. Fue una Palabra que el Noble confesó de regreso a casa.

Anuncios

  • ¿Que venía diciendo, declarando y confesando el Noble por el camino de regreso a casa, de acuerdo a la Palabra que Jesús le dio?
  • Tal vez: «Dejé a mi hijo moribundo, pero lo encontraré vivo porque Jesús lo dijo. No se morirá porque el Hijo de Dios lo dijo. Lo encontraré sano y vivo.

III. Lo que la Palabra Generó en el Noble.

a. Generó paz en el corazón y en la vida del noble.

  • ¿Cómo estaba el Noble, cuando llegó a Caná en busca de Jesús? (tal vez desesperado, preocupado, inquieto, atemorizado).
  • Pero al oír y recibir la Palabra directa del Señor, se tranquilizó.

b. Generó buenas nuevas y noticias al noble (vers. 51-53)

  • La buena nueva que recibió fue una noticia de vida y sanidad.

c. Generó salvación espiritual junto a su familia (vers. 53)

  • El relato enseña que: «creyó el Noble, su casa (familia) y tal vez sus siervos.

CONCLUSIÓN:

Después de haber explicado esta Palabra, de la manera más sencilla, termino preguntando: ¿vale la pena oír, creer, obedecer y confesar la Palabra de Dios? ¿Es poderosa Su Palabra? ¿Funciona, es efectiva y eficaz? ¿Genera y trae paz al corazón, buenas noticias y salvación física (sanidad) y espiritual? ¡Amén que sí! Manos a la obra!

© Evangelista Garys Leandro.

Acerca Garys Leandro

Desde niño en la iglesia Cristo rey Corozal, Sucre (Colombia). Bautizado evangelicamente a los 15 años, casado con Yorjani Salgado Hernández y dos hijos, (Karolyn y Joel), se capacitó en el instituto bíblico de su denominación: Corporación instituto para la educación pastoral (CIPEP), Seminario por extensión alcanzando las naciones (SEAN), Facultad Latinoamericana de estudios Teológicos (FLET), Corporación Teológica Betshalom e incluyendo seminarios y diplomados en teología con las sociedades bíblica de Colombia. Al servicio de Dios y Su obra 24/7 como evangelista y salmista, en el ministerio Kerygma: una palabra a tiempo. ¡Amén que sí! ¡Manos a la obra!

También Revise

¿Qué hay acerca de tu Futuro?

En el nombre de Jesús

Bosquejos Biblicos, Jesús es el único nombre que tiene autoridad sobre los demonios. Jesús es el mediador entre Dios y los hombres. El es el camino, la verdad y la vida.

2 comentarios

  1. evangelistas z1 c2 aiec

    Palabra de bendición. A Dios sea la gloria.
    Vamos a creer en Su Palabra, la obedecemos y la confesamos.

  2. blank

    Amén, Gloria al Señor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *