Inicio / Bosquejos Biblicos / Primero lo primero

Primero lo primero

Bosquejos Biblicos… Bosquejos para Predicar

Hay 500 versículos que hablan de la fe, más de 1.000 versículos que se refieren al dinero, “Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón“, Mateo 6:21.

Hay que ver unos principios:

1. PRIMERO LO PRIMERO.

Anuncios

En Éxodo 13:1-2, Jehová habló a Moisés diciendo, conságrame todo primogénito… El Señor dice: el primogénito es mío.

En Éxodo 13:12-13 se habla que el primogénito debe ser sacrificado o redimido. Cada vez que un pastor tenía ovejas debía matar el primer cordero. Los puros debían ser sacrificados y los impuros redimidos.

Jesús es el diezmo de Dios, Cristo murió por nosotros cuando éramos pecadores. No se trata de dinero, sino de ¿quién está primero en nuestra vida? De eso se trata el diezmo, de poner a Dios en primer lugar.

Dios tenía el derecho de tomar los primogénitos si no liberaban a su pueblo. Israel era el primogénito del Señor, Dios es el dueño de todos los primogénitos.

Anuncios

En el Éxodo, cuando ellos pintaron con la sangre las puertas, ellos formaron la cruz en la puerta. El Señor los salvó con la forma de la cruz.

Por eso es que a Dios hay que darle las primicias. La Iglesia se reunía el primer día de la semana (domingo), porque ellos dedicaron el primer día de la semana a Dios. La semana comienza el domingo y no el lunes, cuando conocemos este principio le damos a Dios el día ofreciéndole la semana al Señor.

Se deben ofrecer los primeros frutos: Éxodo 23:19. Se sacrifica o redime el primogénito, pero con los primeros frutos. Primera parte del día a Dios, y darle a Dios el primer día de la semana, lo primero de nuestra vida se lo damos a Dios. Los mejores de entre los primero frutos deben ir a la casa del Señor.

2. EL PRINCIPIO DE LA MULTIPLICACIÓN.

Cuando ponemos a Dios primero en las finanzas veremos multiplicación sobre nuestra vida.

Anuncios

La experiencia del dar lo vemos en Lucas 9.12-17, que habla de la multiplicación de los panes. Luego de una jornada extensa de la palabra, la gente se cansó y los discípulos le dijeron a Jesús que despidiera la multitud. Jesús les dijo: “Dadles vosotros de comer”. Habían por todas unas quince a veinte mil personas, ¿cómo Jesús les pedía que les dieran de comer?

Un chico pasó y tenía cinco panes y dos peces. Los discípulos no tenían ni idea que iba a hacer Jesús, habían sanado enfermos, resucitado muertos, pagado impuestos, pero esto no lo habían visto. Lucas 9.16 “Los bendijo y lo partió y dio a sus discípulos para que los pusieran delante de la gente”.

Primero le dieron al Señor, lo bendijo aunque aún no se había multiplicado, eso requería FE. El milagro no sucedió en las manos del maestro, sino en la de sus discípulos:

1. En primer lugar hay que dárselo al Señor primero. Debe ser bendecido antes de que pueda multiplicarse. Es por eso que mucha gente no ve la multiplicación, no le ofrecen la primera parte a Dios. Por eso sus posesiones no son bendecidas.

2. Hay que ofrecerlo antes de que pueda multiplicarse. El diezmo y la ofrenda son dos cosas distintas, personalmente creo que el diezmo no significa dar sino significa devolver, porque el diezmo pertenece a Dios. En Mateo 25 está la parábola de los talentos.

A una persona dio cinco talentos, a otra dos y a otro uno, cada uno le devuelve al Señor, cinco talentos y dos talentos más. El que había recibido uno dijo, te devuelvo lo que es tuyo. A los demás les dijo, buen siervo y fiel, al que le devolvió lo que era suyo le dijo: siervo malo y perezoso, no hay muchos pastores que le digan a la gente que quienes diezman son malos y perezosos, si usted descubre el principio le dará más a Dios para ver las bendiciones, reprenderá al devorador por nosotros.

Todo lo que tengo es del Señor. El problema aparece cuando pensamos que el dinero es nuestro, por eso Dios tiene que hacer un milagro en nuestros corazones.

Lo mejor es dar cuando Dios te lo pide.

Hay tres niveles en el dar:

  • El diezmo
  • Las ofrendas
  • Las ofrendas extravagantes

Hacer lo correcto significa obedecer los principios bíblicos, el diezmo era uno de ellos y salir de deudas era el otro principio.

Nunca podrán dar todo lo que tengan si no tienen sus finanzas en orden.

La Biblia hace mención del don de DAR, es un don.

Una persona en obediencia al Señor sintió que debía llevar al pastor a Israel, y lo hizo, como resultado de esto, el Señor le ha bendecido mucho más de lo que siquiera pudo imaginar.

Tengan en cuenta lo siguiente:

  • Todo es de Dios, todo le pertenece.
  • Oren y den lo que Dios les pida.
  • Dios te bendecirá para que puedas bendecir a otros

© Juan Carlos López Torres

Acerca Juan Carlos Lopez

El Pastor Juan Carlos López es Ingeniero Industrial de la Universidad Libre de Colombia. Trabajó en multinacionales de donde el Señor lo llamó al ministerio, es graduado en el Seminario Bíblico Filadelfia de Bogotá, cuenta con una licenciatura en Teología, en Filadelfia, y una Maestría en curso en Doxa International University.

Revise también

Bosquejos Biblicos.. Metanoia de reino

Metanoia de reino

Bosquejos para Predicar.. Un ejército de ovejas lideradas por un león siempre vencerá un ejército de leones liderado por una oveja. El liderazgo tiene que...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *