Inicio / Bosquejos Biblicos / El banco de la eternidad

El banco de la eternidad

Bosquejos Biblicos… Bosquejos para Predicar

“…Como no conocidos, pero bien conocidos; como moribundos, pero llenos de vida; como castigados,° pero no condenados a muerte; 10. como entristecidos, pero siempre gozosos; como pobres, pero enriqueciendo a muchos; como no teniendo nada, aunque poseyéndolo todo….” 2 Corintios 6:9-10

Como que para el mundo no tenemos privilegios de nada, pero poseemos la verdadera riqueza que el ser humano pueda obtener, porque somos conocidos de Dios como dice Gálatas 4:9 “…Mas ahora, habiendo conocido á Dios, ó más bien, siendo conocidos de Dios, ¿cómo os volvéis de nuevo á los flacos y pobres rudimentos, en los cuales queréis volver á servir?..”

El asunto es que Jehová nos hizo entender, que los flacos y pobres rudimentos, no tuvieron el resultado deseado, por lo cual ahora nuestras riquezas están guardadas en un lugar inaccesible para el ladrón o avaro o fraudulento.

Anuncios


Porque los hombres insensatos que insisten en practicar los flacos y pobres rudimentos, Jehová les puso el arduo trabajo de acumulan para otros, lo que nunca ellos podrán poseer para siempre, porque Dios mismo les pregunta en Lucas 12:20 “…Y dijo Dios: Necio, esta noche vuelven á pedir tu alma; y lo que has prevenido, ¿de quién será?..”

Las riquezas acumuladas aquí te las pueden robar, o las puedes perder en un mal trato, o en un fraude, o en una inundación, o desastre natural; además, no se las pueden llevar cuando mueran, y no existe lugar seguro aquí en el planeta tierra por mas que traten de esconder sus riquezas; por lo tanto, sus riquezas no se acumulan en la eternidad, “AQUÍ SE QUEDAN” en la tierra.

Por lo contrario, nosotros acumulamos nuestras riquezas diariamente en el banco de la eternidad, las cuales podemos disfrutar desde ya y para siempre, sin tener que preocuparnos de fraudes, o alguien quiera robarlas, porque están marcadas con nuestros testimonios, nombres, adn’s, huellas, y obediencia a ÉL.

Jehová nos ha dado el gran privilegio de enriquecer a muchos, trayéndoles la verdad que liberta de la avaricia, de la interminable carrera por enriquecerse y nunca estar satisfecho, o sea; esclavizado y enfermo del deseo del mucho tener, porque el hombre insensato nunca esta conforme con lo que tiene.

Cuando acumula algo de riqueza, cree que lo tiene todo, cuando en realidad tiene un deslizadero delante de él; por mentir, defraudar a sus mejores amigos y familias para mantener sus millones, con cosas vergonzosas, acumulado quizá billones de papeles que vuelan y desaparecen como si tuvieran alas, y entonces se da cuenta de su gran fracaso, porque Lucas 12:15 dice: “…Y les díjo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee…”

Anuncios


NUESTRAS RIQUEZAS ESTÁN EN EL BANCO DE LA ETERNIDAD, y es muy triste saber, que muchos cristianos no están disfrutando de los intereses que produce el banco de la eternidad, los cuales están disponibles cada mañana, desde el primer día: PERO NO LOS RECIBEN PORQUE LOS PIDEN MAL.

Santiago 4:3 “…Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites…”

LA ORACIÓN NO SE USA PARA PEDIR BIENES, sino para afligirnos, humillarnos, adorar, agradecer, e interceder. Presentándose delante de Jehová para decirle; Aquí estoy Señor en que te puedo servir, tu siervo escucha y esta atento esperando en ti.

Pero muchos usan la oración solamente para pedir finanzas, autos, casas, lujos, negocios, posición, y hasta múltiples riquezas, y todavía escogen el color, la marca y señas particulares, porque se han dejado engañar por vientos de doctrina, que los empujan a la avaricia del mucho tener y gastar en deleites, y yo les digo que pierden su tiempo en estar pidiendo, porque esa no es una oración, es una demanda a Dios.

Anuncios


Porque nosotros no somos de los que andan detrás de las bendiciones; nosotros somos de los que las bendiciones andan detrás de nosotros, porque buscamos el reino de Jehová y su justicia primero.

  • Deuteronomio 28:2 dice: “…Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios….”
  • Salmo 37:4 dice: “…Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón…”
  • Mateo 6:33 dice: “…Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas…”
  • Lamentaciones 3:22-25 dice: “…Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. 23 Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad. 24 Mi porción es Jehová, dijo mi alma; por tanto, en él esperaré. 25 Bueno es Jehová a los que en él esperan, al alma que le busca…”

Nunca ha decaído la misericordia de Jehová porque Él es fiel a sus promesas, y en él debemos esperar cada mañana que nos presentemos delante de Su presencia, porque esta es una promesa de Jehová para los que esperamos y buscamos calladamente en recibir la salud y bienestar de Jehová.

TRES COSAS POR LAS CUALES NO ORAMOS CADA MAÑANA

  1. Se me olvida orar porque no tengo la buena costumbre, ni estoy ejercitado en ello.
  2. La flojera o vergüenza de orar delante de alguien.
  3. No se ora porque no se cree. Y esta es la más peligrosa.

© Marco Gudino

Acerca Marco Gudino

Conferencista - pastor -Instructor y Escritor en Fuente de Salvación - Alaba Church - Fuego Maravilloso - Alfa y Omega - Iglesia de Dios Grupo Hispano.

Revise también

Predicas Cristianas - Nadando en el rio de Dios

La dignidad del sufrir

Bosquejos Biblicos - Hay una bendición cuando entendemos el porqué de nuestras luchas y pruebas. El gozo que debe producir en nosotros no se puede comparar con el dolor y la experiencia de perdidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *