Inicio / Bosquejos Biblicos / Siete secretos para edificar la iglesia local

Siete secretos para edificar la iglesia local

Bosquejos Biblicos… Bosquejos para Predicar

SIETE SECRETOS PARA EDIFICAR LA IGLESIA LOCAL

(Romanos 14:19; Efesios 4:11-16)

Hoy quiero proponer siete cosas que podemos hacer para edificar la iglesia local del Señor. A todos nos interesa el fortalecimiento y la edificación de nuestra iglesia, ¿No es así?

INTRODUCCIÓN

Anuncios

Este mensaje se trata de La Edificación, una de las tres áreas principales del trabajo de una iglesia (Evangelismo, Edificación, Compasión). Dios ha autorizado a la iglesia local para la edificación de sus miembros – Hechos 9:31; 1 Corintios 14:26.

¿Qué significa y a qué se refiere la EDIFICACIÓN?

El término EDIFICACIÓN, se traduce de una palabra griega compuesta “OIKODOMEO” (OIKOS, hogar, y DEMO, construir), y se refiere al acto de construir, como cuando edificamos una casa. Se usa también figuradamente, en el sentido de edificar o promover el crecimiento espiritual y el desarrollo del carácter de los miembros de una iglesia local como edificio espiritual

1 Corintios 3:6-9 “…Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios. 7 Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento. 8 Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor. 9 Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios…”

La idea es aprender “Que el progreso es el resultado del esfuerzo”

Anuncios

Un recién convertido es una persona que fluctúa todavía, que no está bien establecida en el Señor. La meta es que se establezca bien; que este firme, que sea confirmado, que esté bien fundado en el Señor.

  • La edificación es especialmente necesaria a los nuevos convertidos (Mateo 28:20), pero es un proceso continuo en el que toda la iglesia debe estar involucrada.
  • Pablo, el apóstol inspirado, llamó a este proceso “el perfeccionamiento de los santos” (Efesios 4:12) “…A fin de perfeccionar a los santos…”

La idea es que por medio de la enseñanza, el ejemplo y la corrección; cada uno llegue a un estado completo, para que esté bien equipado y capacitado para hacer la obra de Cristo en la iglesia.

  • La Iglesia es como un “edificio” (espiritual) que está en continua construcción.   (1 Pedro 2:5) “…Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo…”
  • La Biblia a menudo habla de edificios. Dios mismo es un constructor y el primer edificador, Hebreo 3:4 “…Porque toda casa es hecha por alguno; pero el que hizo todas las cosas es Dios…”

A Dios siempre lo vemos edificando: En el A.T. el arca habla de construcción… el altar habla de construcción… el tabernáculo habla de construcción…  Esdras y Nehemías, también encontramos al pueblo del Señor construyendo, edificando. ¡DIOS ES UN EDIFICADOR!

Cuando uno llega al Nuevo Testamento, uno ve que: el Señor edificó la iglesia (Mateo 16:18), y espera que siga siendo edificada (Efesio 4:12).

Si la iglesia ha de ser edificada, una cosa absolutamente esencial es que nosotros la edifiquemos. Veremos aquí Siete Cosas que Nosotros Podemos Hacer para Edificar la Iglesia.

I. ASISTA FIELMENTE A LAS REUNIONES

Anuncios

Una buena forma de ayudar a edificar la iglesia es por medio de asistir fielmente (Mateo 10:24-25; 6:33) Pregunta: ¿Estaremos buscando primeramente el reino, si faltamos por cualquier cosa? Todo lo que se hace en las reuniones tiene el propósito de edificar: la enseñanza, las oraciones, los cantos, los testimonios, las predicaciones.

Al cantar, animamos a otros, (Colosenses 3:16) al dar, al asistir, etc. No solamente el domingo sino también el Miércoles. Debemos ayudar a esto, con una actitud de orden, respeto, reverencia, entusiasmo. (1 Corintios 14:26; 14:40 “…¿Qué hay pues entre vosotros hermanos cuando os reunís…” “…40 Hágalo decentemente y en orden…”

Por el contrario, la inasistencia desalienta. Una de las razones de asistir es para estimular y exhortar a otros (Hebreos 10:24).

Si tomáramos en cuenta que nuestra ausencia es tropiezo a otros, trataríamos de asistir siempre – 1 Corintios 10:32-33. “…32 No seáis tropiezo ni a judíos, ni a gentiles, ni a la iglesia de Dios; 33 como también yo en todas las cosas agrado a todos, no procurando mi propio beneficio, sino el de muchos, para que sean salvos…”

¿Por qué no se compromete a estar en cada servicio para ayudar a edificar la iglesia?

II. BUSQUE Y COMPARTA EL CONOCIMIENTO.

Una de las cosas más fundamentales para la edificación es el conocimiento de la Palabra de Dios. 1 Pedro 2:2, la “leche espiritual”, son los primeros rudimentos de la Palabra de Dios. Efesios 4:15-16 “siguiendo la verdad en amor…”

Hechos 20:32 – “…Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificaros y daros herencia con todos los santificados…” Cuando ya hemos crecido un poco, la Palabra siempre puede hacernos crecer más.

El propósito de este conocimiento es saber cómo podemos llegar a ser participantes de la naturaleza divina y mantener una relación con Dios, (Juan 17:3). Aprender nosotros y compartir con otros el conocimiento de la Palabra, ayuda a la edificación de la iglesia.  Todos, en cierta forma, debemos llegar a ser maestros a otros a nuevos conversos (necesitan mucha enseñanza). A nuestros hijos, a los jóvenes (varones, mujeres) – Tito 2:3-4, 6.

Anuncios

Para esto, aprovechemos las muchas vías en que este conocimiento puede llegar a nosotros: el estudio personal (Romanos 10:17, es imposible que la fe pueda crecer sin leer la Palabra de Dios diariamente). Aproveche los estudios y materiales impresos que algunos regalan. La radio, la televisión, úselas para edificación personal. Los estudios en la congregación (domingo y miércoles); la femenil, las Conferencias Bíblicas, etc.

Los estudios en los hogares. Mucho del trabajo de evangelistas y maestros está orientado a este propósito.

Que este conocimiento sea aplicado en su vida – No siendo oidores olvidadizos. Santiago 1:22 “…Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos…”  Solo así, nuestro crecimiento (edificación) podrá tener repercusión efectiva en otros – 1 Timoteo 4:13-16.

Acerca Pastor Jose Alfredo

Pastor en Comunidad Cristiana Epifanía (Ministerio Manifestacion de Cristo) Tijuana Mexico.

Revise también

Predicas Cristianas - Alabanza y adoración

El corazón de un adorador

Bosquejos para Predicar.. Usted será afectado por lo que estaremos experimentando en estos momentos, no importan si lo entienda o no.

3 comentarios

  1. Bendiciones, exelente enseñanza, si todos la aplicaramos a nuestra vida, nuestras iglesias serian verdaderamente unidas y satanas no tomaria ventaja, gracias por compartirla me edifico mucho.

  2. Jose de Jesus Sema

    Es una enseñanza excelente para edificar iglesias fuertes productivas para la gloria de Dios. Donde puedo encontrar esta enseñanza completa? muchas gracias.

  3. David Mejia Estela

    Estos sermones son de mucha ayuda para la Iglesia del Señor. Me ayudan a desarrollar el saludable crecimiento de la Iglesia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *