Inicio / Bosquejos Biblicos / Acercamiento estratégico de Jesús con Nicodemo

Acercamiento estratégico de Jesús con Nicodemo

Bosquejos Biblicos… Bosquejos para Predicar

Texto Bíblico: Juan 3

Para alcanzar a los hombres religiosos, intelectuales y contemporáneos hay que:

I. Reconocer la lucha que tiene en cuanto “al qué dirán”. (vers. 2) (Este fue de noche a visitar a Jesús) (NVI).

Esto sin duda constituye un miedo no expresado por las personas de la alta sociedad. Ellos viven, no podemos negarlo, en un mundo que examina cada paso que dan, de amistades que apoyaran o criticaran cada una de sus decisiones. Aunque parezca un problema trivial, para ellos no lo es. Y si queremos Alcanzarlos, debemos tomar muy en cuenta esto. Recordemos el verso 1 de Juan dice que Nicodemo “fue de noche a visitar a Jesús (NVI)”, ¿de noche? ¿Pro que? sin duda para la gente no lo viera y sus correligionarios no lo criticaran. Así son las cosas. Hay que partir de allí.

II. Reconocer que son intelectuales, pero su conocimiento es limitado, equivoca o mal enfocado en materia de la voluntad de Dios. (vers. 2) (“…Rabí—le dijo—sabemos que eres un maestro que has venido de Dios…”) (NVI).

Esta era es la llamada la era de la Información. Nunca antes hubo tanta información tan a la mano para todos como ahora. El hombre contemporáneo vive en este mundo. Aunque este cosmos los aleja cada vez mas de Dios recordemos que TAMBIÉN son objeto del amor del Salvador, y por tanto nosotros como representantes de Cristo somos los responsables (lo creamos a no, hagamos algo a no), de llevar el evangelio a estas personas. Pero debemos hacerlo con una fe estructurada y real, con bases firmes (el cristianismo no es una fe ciega). Con determinación pero con amor, con paciencia llevando los pensamientos modernos cautivo a la obediencia a Cristo, derribando argumentos y toda altivez que se levante contra el conocimiento de Dios. (2 Corintios 10:5). Hay que reconocer los supuestos en sus mentes y edificar des de allí.

III. Explicar con argumentos prácticos y simples las grandes verdades de Dios. (vers. 4) (… el que no naciere de nuevo… el viento sopla… (vers. 8).

Jesús en otras partes de la Biblia nos da paradigmas claros de este tipo de enseñanza; por ejemplo las parábolas de Mateo 13. El uso un evento cotidiano y conocido para echar luz sobre conceptos espirituales. Esto mismo debemos hacer nosotros con la persona moderna, intelectual y religiosa que nos toca confrontar. Esto requiere oración, practica y sobre todo guía del Espíritu Santo.

IV. Reconocer sus necesidades internas y no dejarnos llevar por su apariencia externa. (vers. 3) (–De veraz te aseguro que quien no nazca de nuevo no puede ver el Reino de Dios –dijo Jesús. (NVI).

El comentario de Jesús no sigue el hilo de pensamiento del versículo dos (por lo menos no a simple vista). La razón es que Jesús por ser Dios conoce todo y nos conoce a todos, el conoce cual es nuestra necesidad antes de que lo digamos. Jesús vio el alma necesitada de Nicodemo y quiso consolarla. Cuando lo vio venir no vio a un Fariseo hipócrita (el mismo les da este título después Mateo 23), lo que vio fue una oveja perdida a y desamparada sin pastor (Mateo 8:35). Oremos para que nosotros veamos con los ojos de Jesús, sintamos como el siente el corazón de Jesús, y respondamos como lo hizo El con Nicodemo.

V. Poner el evangelio en palabras sencillas y comprensibles (vers. 16) (“…porque tanto amo Dios al mundo que dio su Hijo unigénito, para que todo el que cree en el no se pierda, sino que tenga vida eterna…”)

Un dicho popular dice “el que explica mucho se hunde”. Esto es, relativamente cierto cuando llenamos a la gente con tanta Teología, que la cansamos y confundimos. Jesús se esforzó porque su mensaje central fuera fácil de descifrar. ¿No deberíamos hacer lo mismo nosotros? Hay que dejar que la luz brille, confundir a la gente con exagerada verborragia evangélica es una forma de poner la luz bajo el almud.

VI. Ser directos, pero con amor (vers. 17) (“…Esta es la causa de la condenación, que la luz vino al mundo pero la humanidad amo más las tinieblas a la luz, porque sus hechos eran perversos…”) (NVI).

Ser amables, no significa ser mentiroso. ¡Tampoco ser directo significa ser grosero! Jesús dijo muchas cosas fuertes pero las supo decir. Nunca tuvo la intención de herir a nadie. Si queremos alcanzar al hombre contemporáneo, no debemos ser “fanáticos insensibles”, sino apasionados y amorosos embajadores del Reino. Después de todo queremos atraer la gente a Jesús no alejarla.

VII. Hay que prepararse lo mejor que podamos. (vers. 10) (“…¿Tu eres maestro de Israel y no entiendes estas cosas?—respondió Jesús...”)  (NVI).

El apóstol Pedro dice que debemos estar preparados para responder a todo lo que demande razón de la esperanza que hay en nosotros (1 Pedro 3.15). Una estrategia lógica de guerra es que para ganar una batalla hay que conocer lo mejor posible al enemigo. Poniéndolo en términos de evangelización seria: entre mas conozcamos a nuestro objetivo más efectivos seremos. Si intentamos evangelizar a hombre religioso e intelectual sin preparación, los avergonzados seremos nosotros.

VIII. Ir donde ellos están (Juan 2.23 y 3.1) (“…mientras estaba Jesús en Jerusalén…” (Juan 2.23)… 3.1 “…Había entre los fariseos… uno llamado Nicodemo…”) (NVI).

Jesús iba a pescar donde habían peces. En el texto se nos dice que fue Nicodemo quien se acerco, ¡pero Jesús estaba accesible donde Nicodemo podía buscarlo! Fácil: queremos alcanzar el hombre intelectual, vayamos donde él se halla cotidianamente. Enfoquemos nuestra flecha. Si lo hacemos seguro que tendremos resultados. Hagamos evangelismo intencionado.

IX. Usar todo lo que esta ha nuestro alcance (Juan 3).

Jesús uso todo medio a su alcance para difundir su mensaje. En este caso para enseñar uso las herramientas que le da la naturaleza. En otros casos viajo en barca, uso la sinagoga, los lugares públicos, entre otros. Aquí y ahora para alcanzar el hombre del siglo XXI sin duda que debemos usar todo “el arsenal” con que disponemos. La tecnología debe ser nuestra aliada y no nuestra enemiga. Hay que usarla para la gloria de Dios.

X. Llevar la iglesia a ellos (Juan 3.1-2) (“…Había entre los fariseos un dirigente de los judíos… (vers. 2) “…Este fue de noche a visitar a Jesús…”)

¿Donde estaba Jesús cuando llego Nicodemo? En una casa de un amigo (lo más probable, porque el acostumbraba esto). El ambiente hogareño sin duda más amplio para espontáneo e informal que las instalaciones de la iglesia.

Una estrategia funcional es la reunión en las casas de los miembros de la iglesia. ¡Muchos tendrán excusas para no ir a la iglesia pero nunca rechazaran la invitación a la casa de un amigo íntimo! Aprovechemos esta coyuntura para alcanzar al hombre moderno.

© Mizraim Adalid Tovar Torres

Acerca Mizraim Adalid Tovar Torres

Director de Vida de Espiritual en Ministerio Evangelicos Centroamericanos, y Pastor de En la obra de Dios. San Pedro Sula, Cortés, Honduras.

Revise también

Predicas Cristianas - Jesucristo el unico fundamento

Formando a Jesús en nosotros

Bosquejos para Predicar; el Apóstol Pablo nos dice que Jesús tiene que ser formado en nosotros, por lo cual él sufre dolores de parto; hay que pagar un precio...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *