Inicio / Bosquejos Biblicos / Se puede – Bosquejos Biblicos

Se puede – Bosquejos Biblicos

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

Hechos 16:11-40

Introducción:

Podemos ver como Pablo y Silas, a pesar de estar encarcelados y azotados, oraban y cantaban al Señor y lo hacían con un gozo especial, y no era especialmente el que les venía por una emoción o por la situación por la que estaban pasando; era un gozo que invadía su ser y los llevaba a ser adoradores agradecidos todo el tiempo.

Anuncios

¿Cómo podemos lograr tener este gozo permanente?

Hay cuatro pasos claves que debemos realizar:

I. No debo endurecer mi corazón (Hebreos 3:7-8)

1. Si hemos oído la voz del Señor, a través de la palabra que ha sido sembrada en nosotros, no podemos hacer caso omiso al llamado del Rey, ya que ninguno en un reino rehusaría desobedecer al llamado del rey, porque le traería sus consecuencias. Así nosotros debemos dejar que la semilla sea plantada no en tierra dura sino en tierra arada para que la semilla pueda germinar. ¡Por lo tanto no endurezcas la tierra! (tu corazón).

Anuncios

II. Debo Acercarme (Hebreos 10:22)

1. Con un corazón sincero.

Sinceridad habla de no justificación como David, por el contrario Saúl se justificó frente a Samuel desobedeciendo el mandato de Dios y fue desechado.

2. En plena certidumbre de fe.

Debemos tener certeza que si Dios habla es SI, ¿acaso no dijo y se hizo todo lo creado?. Debemos confiar y descansar en su verdad.

Anuncios

III. Debo Limpiarme (Hebreos 10:22)

Así como nos cambiamos, vestimos y perfumamos para agradar a una novia, esposa o personalidades, de mayor manera y mejor, debo presentarme ante el Rey de Reyes y Señor de Señores, no puedo estar zarrapastroso, ni con mal olor (pecado) en su presencia.

a. Debo limpiarme de mala conciencia: esta es la voz interior distorsionada. Es como si se me hubiera roto el parlante y no se puede oír una voz clara de su Espíritu. Esto se debe a la desobediencia a su voz.

b. Debo limpiarme de todo lo que se llame carnalidad, que opaca la vida del Espíritu en mi y no me permite vivir la realidad espiritual que Dios desea para mí, no brilla su presencia a causa de que la carne ensombrece su gloria.

IV. Debo dejar «El Doble Animo». (Stgo 4:8)

Representa al Yo vivo y no El vive en mi. Representa la vida emocional y sentimental, que no tiene que ver nada que ver con la vida victoriosa en el Espíritu.

Conclusión:

Si deseo vivir una vida en victoria, con gozo permanente en mi ser, debo despojarme de todo lo que impida que pueda ser Templo de su Espíritu. Y, si así lo hago y lo decido, Dios ha prometido en su palabra que:

«Todo lo puedo en Cristo que me fortalece» (Filip.4:13) y con Él Verdaderamente SE PUEDE.

Acerca Central de Sermones

Central de Sermones; colección de predicas cristianas, mensajes cristianos, estudios biblicos, y bosquejos biblicos.

También Revise

Sermones Cristianos - Levantate y anda

«Levántate»

Bosquejos Biblicos.. En Jesús se haya todos los recursos necesarios para vivir en pie y firme compromiso en medio de todos los momentos de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *