Inicio / Bosquejos Biblicos / No tratemos de engañar a Dios

No tratemos de engañar a Dios

Bosquejos Biblicos… Bosquejos para Predicar

TEXTO: Gálatas 6:7

INTRODUCCIÓN

Dios es un Dios que ama la verdad y aborrece la mentira, todo lo que tiene que ver con nuestro Dios es verdadero, la falsedad no es de Dios, los mentirosos no agradan a Dios.

Lastimosamente la mentira es algo que los seres humanos tenemos en nuestra naturaleza pecaminosa, es decir que podríamos decir que somos mentirosos por naturaleza, de hecho hay personas que son expertos en la mentira, viven en la mentira y se deleitan mintiendo.

Hay tantas personas que mienten y que son falsas en nuestra sociedad que la mentira ha penetrado en los distintos ámbitos de la sociedad, la mentira está en la política, la mentira esta en las empresas, la mentira esta en las relaciones humanas, en las relaciones de pareja, aun en la actualidad la mentira y la falsedad ya penetro grandemente en las redes sociales pues por ejemplo en Facebook hay millones de perfiles falsos de personas que se hacen pasar por alguien que no son.

La mentira es tan común en la vida de nosotros los seres humanos que se ha tenido que inventar aparatos para diferenciar la verdad de la mentira en lo que hablamos, se han tenido que utilizar drogas sedantes para hacer que las personas digan la verdad, y se ha tenido que hacer estudios psicológicos y psiquiátricos para reconocer cuales son las señales que nos indican que alguien esta mintiéndonos.

Pero cuál es el objetivo de un mentiroso? O cual es el objetivo de la mentira? El objetivo es engañar a alguien, hacer que alguien crea lo que dicen o lo que hacen y muchas personas son expertas en eso.

Pero esta mañana la palabra de Dios nos deja algo bien claro a cada uno de nosotros: NO PODEMOS ENGAÑAR A DIOS!! Dios no puede ser burlado, cuando alguien cree que puede engañar a Dios verdaderamente el engañado es el mismo, pues nadie puede burlar la verdad de nuestro Dios.

Pero lastimosamente cuando nosotros los hijos de Dios estamos en situaciones de aflicción, de angustia, muchas veces causadas por nuestras propias malas decisiones, cuando nos sentimos acorralados sin salida por los problemas, por las deudas, por las enfermedades, lo primero que hacemos es tratar de engañar al Señor, tratar de convencerlo de algo que no es verdad.

I. NO TRATEMOS DE ENGAÑAR A DIOS CON FALSOS ARREPENTIMIENTOS (Mateo 3:7-8)

Muchas veces pensamos que podemos convencer a Dios con nuestras lágrimas falsas, diciéndole: Nunca lo vuelvo a hacer.

Pensamos que Dios es como nuestra esposa o como nuestros padres que los podemos engañar con lágrimas o con actitudes de tristeza, pero Dios no puede ser burlado.

El verdadero arrepentimiento tal como lo predicaba Juan el Bautista no es de lágrimas o de palabras, el verdadero arrepentimiento se manifiesta en los frutos de un cambio de vida, apartándonos de lo que no agrada a Dios, dejando de hacer lo que le ofende.

II. NO TRATEMOS DE ENGAÑAR A DIOS CON FALSAS PALABRAS (Salmo 78:34-38)

Si los hacia morir dice el vs 34, entonces buscaban a Dios y se volvían solícitos en busca suya. Este versículo refleja exactamente la vida de muchos de nosotros, cuando todo está bien en nuestra vida no nos acordamos de Dios, cuando todo está bien no leemos su palabra, cuando todo está bien no tenemos tiempo para orar, pero cuando el Señor nos hace pasar por el fuego de la prueba entonces lo buscamos, entonces nos volvemos cristianos de oración.

Pero lastimosamente no le buscamos con sinceridad, lastimosamente no le buscamos por amor sino por necesidad, lo buscamos con la única intención de salir del problema.

Por eso al igual que el pueblo de Israel le lisonjeamos con nuestra boca y con nuestra lengua le mentimos.

Lisonjear: Alabar de forma exagerada y generalmente interesada a una persona para conseguir un favor o para ganar su voluntad. Cuantas veces en angustia hemos dicho si me sacas de este problema o si me das esto que necesito: Te voy a servir, voy a ganar almas, voy a ser un diezmador, voy a congregarme constantemente, etc.

El Señor nos dice que no debemos prometer lo que no vamos a cumplir (Deuteronomio 23:21-23)

III. NO TRATEMOS DE ENGAÑAR A DIOS DICIENDO QUE LO AMAMOS SI ODIAMOS A NUESTRO HERMANO (1 Juan 4:20)

No podemos amar a Dios y al mismo tiempo aborrecer a nuestro hermano, toda persona que dice amar a Dios pero aborrece a su prójimo es un mentiroso.

Si verdaderamente amamos a Dios tenemos que amar a nuestro hermano, porque no podemos amar a Dios sin verlo si no tenemos la capacidad de amar a nuestro prójimo que si lo vemos.

Y nosotros los hijos de Dios tenemos este mandamiento: (vers. 21) AMAR A NUESTRO HERMANO.

Dios no puede ser burlado, busquémoslo de corazón y en verdad en lo íntimo, pues el ama la sinceridad de corazón (Salmo 51:6)

© Oscar Alberto Flores

Acerca Oscar Alberto Flores

Pastor de Tabernáculo Bíblico Bautista Amigos de Israel de Santo Tomas desde el año 2009, graduado en el Seminario Teológico Bautista de El Salvador, y ordenado al pastorado, poseo un blog de bosquejos de sermones y estudios bíblicos llamado El Blog del Pastor Oscar Flores (https://pastoroscarflores.wordpress.com/) en el cual siempre estoy agregando nuevos bosquejos que espero que sean de bendición para sus vidas y para sus ministerios. Whatsapp: +503 6313-7669, email: pastoroscarflores@gmail.com

Revise también

Predicas Cristianas - Alabanza y adoración

Adoracion al unico Dios

Bosquejos Biblicos... Es necesario que el pueblo no se aparte de una adoración genuina con entrega y servicio a nuestro señor y cumplir con el llamado a la predicación de su palabra.

2 comentarios

  1. Pastor Dios te bendiga pastor poderosas esa palabra vivo en Nicaragua me han bendecido mucho mí vida espiritual Oren por mí vida espiritual ayúdame mándenme sus predicas que me bendicen

  2. Muchas bendiciones exelente consejo de la poderosa palabra de nuestro Dios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *