Inicio / Bosquejos Biblicos / La oportunidad de tu vida

La oportunidad de tu vida

Bosquejos Biblicos… Bosquejos para Predicar

“…Y dijo a Jeter su primogénito: Levántate, y mátalos. Pero el joven no desenvainó su espada, porque tenía temor, pues era aún muchacho…”. (Jueces 8:20)

Gedeón y sus 300 valientes habían vencido a la coalición de miles que formaron los madianitas con los amalecitas y los hijos del oriente, que la Biblia dice Jueces 7:12eran como langostas en multitud, y sus camellos eran innumerables como la arena que está a la ribera del mar en multitud”.

Cuando Gedeón los venció trajo a sus reyes Zeba y Zalmuna y llegamos al pasaje que leímos, entiendo que el quería hacer un traspaso de autoridad para su hijo mayor Jeter, por ello le dice que se levante y los mate.

¿Cuál iba a ser la noticia en los diarios al día siguiente? No iba a hablar de Gedeón, iban a hablar de Jeter que había matado a los reyes enemigos. Iban a entrevistar a Jeter para saber cómo se sintió matarlos, iban a averiguar sobre Jeter que le gustaba, su vida privada y empezar a seguirlo porque se levantaba como alguien de referencia.

Iba todo bien hasta esa primera parte del versículo, era una invitación a ascender, a tomar lugar de protagonismo, era una oportunidad de promoción, a salir del anonimato. Hasta que aparece “Pero”.

Pero el joven no desenvainó su espada, porque tenía temor, pues era aún muchacho”. Que bárbaro!!! Esto es para decir “bueno, ya salgo, no vuelvo más, acá terminó todo”. ¡Que locura!

¿Cómo no aceptar una oportunidad así? ¿Por qué no hacerlo?

¿Sabían que muchas veces esta historia podría tenernos a nosotros como actores? Gedeón hizo en cierta forma lo que Dios hizo! La Biblia dice que el venció principados y potestades, que al morir fue hasta el propio Seol a quitar la llave al enemigo para que tengamos la autoridad de Cristo y tengamos vida.

Jeter en cierta forma nos representa muchas veces a nosotros! La victoria ya la obtuvo Cristo, pero… nosotros no nos levantamos a matar a los reyes enemigos que quedaron! ¿Por qué? Nose, explícame vos porque no lo haces.

Los reyes madianitas que quedaron eran Zeba y Zalmuna: Madian significa contienda

En uno de los salmos hay una plegaria pidiendo por la destrucción de enemigos, y son citados estos reyes Salmo 83:9-12hazles como a Madián, como a Sísara, como a Jabín en el arroyo de Cisón; que perecieron en Endor, fueron hechos como estiércol para la tierra. Por a sus capitanes como a Oreb y a Zeeb; como a Zeba y Zalmuna a todos sus príncipes, que han dicho:  heredemos para nosotros las moradas de Dios”.

Algunas conclusiones importantes provienen de estos versículos.

Dios quiere reducir nuestros enemigos a nada, Él no está interesado en neutralizarlos o simplemente vencerlos. Él quiere “eliminarlos” de una manera que haga totalmente imposible que puedan ser de alguna utilidad o afectar a nadie nunca más. Con los enemigos de tu alma no podes ser pasivo, tolerante, permisivo! ¿O acaso las secuelas del pecado no son horrendas y devastadoras? Pero a veces vienen disfrazados de Zeba (victima) o como Zalmuna (protección rechazada). Claro que Dios va a rechazar a quienes no se alinean a su voluntad y dañan a sus hijos.

Dios quiere destruir todas las cabezas de las estructuras del enemigo. De acuerdo a los versículos 9-12 del ejército de los madianitas tuvo seis diferentes “cabezas”. El ejército de Deborah lucho contra las dos primeras cabezas, Sisara y Jabín, mientras que el ejército de Gedeón persiguió a los nobles y príncipes Oreb, Zeeb, Zeba y Zalmuna. Cada jefe madianita trajo una dimensión diferente a la batalla. Esto se puede ver en los nombres de cada uno:

Zeba: altar falso, victima

Zalmuna: cubre en la oscuridad, el de protección rechazada

Nosotros debemos luchar contra altares falsos, el único altar que podemos tener es aquel en el cual adoramos a Dios. Luchar contra la victimización, Dios no nos creo para eso!

¿Cristo se hizo la victima alguna vez? ¿Acaso no tendría motivos para mostrarse como la victima? Pero no lo hizo, no dejo precedente de algo así! Sus discípulos tampoco!

Ante el único que se postraban, rendían y a quien temían era a Cristo Jesús, ante nadie más lo hacían.

También tenemos que luchar y despertarnos, no demos protección a aquello que Dios rechazó! No des lugar en tu día a día a esas cosas, el adulterio, la mentira, la idolatría, la religiosidad, las apariencias, el orgullo, la envidia, los celos, esas cosas ustedes nunca van a ver que Dios acobija o sugiere a sus hijos que tengan, sino que las resiste y hecha fuera.

CONCLUSIÓN:

¿Seguiremos actuando como Jeter después de la victoria que Cristo obtuvo en la cruz?

¿Seguiremos agregando “pero” ante el llamado, la oportunidad que Cristo nos presenta?

Hoy hay un llamado para tu vida “levántate”, no sigas tirado, dejado, deprimido, angustiado y menos apartado. “levántate” y “mátalos”, estoy hablando de esos hábitos corrompidos, esos deseos carnales que te alejan de los espirituales.

© Esteban Wiens

Acerca Esteban Wiens

Casado con Romina Diez Perez, padre de 2 hijas. Pastor de jóvenes en la Iglesia Centro Familiar de Adoración de Ciudad del Este. Escritor de los libros “Algo por Contar”, “De Sueños Si se Vive”. Conductor de los programas televisivos “Debate Final” y “Punto de Encuentro” y del programa radial “Franca Conversación”.

Revise también

Predicaciones Cristianas - ¡Es tiempo de rompimiento!

Carnal o espiritual

Bosquejos Biblicos - Debemos ser claros con nosotros mismos y ser realistas en aceptar que hay una lucha constante en entre la carne y el espíritu. En muchas ocasiones la carne...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *