Inicio / Bosquejos Biblicos / Conociendo y entendiendo a Dios

Conociendo y entendiendo a Dios

“…Así dijo Jehová: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas.  Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová…” Jeremías 9:23-24

Propósito:

La única verdadera realidad es comprender y conocer a Dios. Todo lo demás es transitorio, incluyendo la sabiduría, la valentía y las riquezas. Muchos tendemos a admirar a las personas por su sabiduría porque es muy fuerte, y por lo que posee. Pero que mejor que conocer y entender a Dios.

Anuncios

1. Hay muchas cosas que le pertenecen solo a Dios, pero hay otras que el nos quiere reveler, para que nosotros le conozcamos mejor.

“…Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley…” Deuteronomio 29:29

Hay ciertas cosas que Dios decidió no revelarnos, posiblemente por las siguientes razones:

(1) Nuestras mentes finitas no pueden entender los aspectos infinitos del universo de Dios y su naturaleza (Eclesiastés 3:11).

Anuncios

(2) Algunas cosas no necesitamos conocerlas hasta que seamos más maduros.

(3) Como Dios es infinito y omnisciente, es simplemente imposible para nosotros saber todo lo que Él hace. Este versículo muestra que a pesar de que Dios no nos ha dicho todo lo que hay sobre la obediencia a Él, nos ha dicho bastante. Así, la desobediencia proviene de un acto de la voluntad, no por una falta de conocimiento. A través de la Palabra de Dios sabemos lo suficiente para ser salvos por fe y servirle. No debemos usar las limitaciones de nuestro conocimiento como una excusa para rechazar sus reclamos en nuestra vida.

2. En el texto inicial Dios nos pide que nos gocemos en dos cosas -En conocer y -Entender a Dios

3. Que quiere Dios que conozcamos de Él:

A.  Que Él es Dios. Isaías 42

Anuncios

B.  Que Él es misericordioso. Deuteronomio 4:31

C.  Que Él hace juicio O sea que va juzgar entre lo bueno y lo malo que nosotros hacemos:

Sal 19:7 – La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; el testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo.

Sal 19:8 – Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón; El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos.

Sal 19:9 – El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre; Los juicios de Jehová son verdad, todos justos.

En esta parte el Señor nos habla que el siempre será justo para juzgarnos, Dios nunca nos va a pedir cuentas por algo que no nos ha enseñado o revelado.

D. JUSTICIA. La equidad de Dios

Sal 9:4 – Porque has mantenido mi derecho y mi causa; Te has sentado en el trono juzgando con justicia. (Él pone la balanza, esto les enseñe, esto hicieron)

4. Cuando nosotros aprendemos a conocer a ese Dios, misericordioso, justo equitativo, el espera de nosotros los mismo. Porque el dice que esas cosas espera de nosotros, que esas son las cosas que quiere ver en nosotros.

5. Este lo podemos lograr nosotros cuando adquirimos el conocimiento de Dios. Proverbios 2:1-15

6. El apóstol, Pablo pedía que la iglesia de Colosa fuera llena del conocimiento del Señor. Colosenses 1:9-10

7. Cuando tenemos conocimiento de Dios, este conocimiento se hace notorio, cuando Salomón tomó un decisión equitativa, el pueblo vio que su conocimiento era Divino

1 Re 3:28 – Y todo Israel oyó aquel juicio que había dado el rey; y temieron al rey, porque vieron que había en él sabiduría de Dios para juzgar.

Conclusión:

Hermanos si nosotros aprendemos a conocer verdaderamente a Dios, podemos actuar en todo como el quiere que lo hagamos. Porque el dice estas cosa el quiere de nosotros, justicia, juicio y equidad.

Acerca Julieta Torres Victoria

Revise también

Bosquejos Biblicos... Aprendamos de los primeros cristianos

Aprendamos de los primeros cristianos

Bosquejos Biblicos... En la iglesia de los primeros cristianos era tan grande el amor. La iglesia primitiva era una iglesia perseguida, una iglesia que...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *