Inicio / Bosquejos Biblicos / Reconociendo a Dios en tus caminos

Reconociendo a Dios en tus caminos

1 Corintios 3:18-20 – Nadie se engañe a sí mismo; si alguno entre vosotros se cree sabio en este siglo, hágase ignorante, para que llegue a ser sabio. 19 Porque la sabiduría de este mundo es insensatez para con Dios; pues escrito está: Él prende a los sabios en la astucia de ellos. 20 Y otra vez: El Señor conoce los pensamientos de los sabios, que son vanos.

PROPÓSITO:

Dios quiere que no nos apoyemos en nuestra sabiduría, aun nos dice que si nos creemos sabios hagamos ignorantes. Más bien Él quiere que lo reconozcamos a él como el único sabio:

Anuncios

Proverbios 3:5-7 – Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. 6 Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas. 7 No seas sabio en tu propia opinión; Teme a Jehová, y apártate del mal.

RECONOCER

1. Examinar con cuidado algo o a alguien para enterarse de su identidad, naturaleza y circunstancias.

ACEPTAR CREER

Anuncios

1. PARA PODER RECONOCER A DIOS DEBEMOS TENER UNA BUENA RELACIÓN CON ÉL

A. Conociéndolo sé que tengo un Dios omnisciente, y omnipotente, esto me da seguridad de saber en quién voy a poner mi confianza. El versículo 5 me dice fíate de Jehová de todo corazón, como voy a poder confiar en alguien que no conozco.

Salmo 9:10 – En ti confiarán los que conocen tu nombre, Por cuanto tú, oh Jehová, no desamparaste a los que te buscaron.

B. Reconociendo al Señor aprendo a depender de el, nos damos cuenta que nuestra sabiduría es limitada, y que no puedo apoyarme en mi propia opinión

C. Reconociéndolo en mi diario caminar voy a ser recompensado, porque va a enderezar lo que nosotros mismos hemos torcido, y aun mas no me dejara cometer errores

Anuncios

Proverbios 28:26 – El que confía en su propio corazón es un necio, pero el que anda con sabiduría será librado.

CONCLUSIÓN

Si tan solo entendiéramos cada palabra de la que nos dice el Señor y la pusiéramos en práctica nos ahorraríamos muchos quebrantos.

Solo porque confiamos en nosotros mismos, en lo que yo creo o yo pienso, dándonos como resultado quebrantamiento. El Señor nos conoce al punto que nos exhorta a fiarnos solamente de Jehová y con todo nuestro corazón, nos dice entonces con todo el corazón y no, nos debemos apoyar en nuestra prudencia pues siempre tenemos intereses escondidos, que nos llevan a derrota.

Isaías 26:3 – Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. 4 Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos.

Acerca Julieta Torres Victoria

Revise también

Bosquejos Biblicos... Aprendamos de los primeros cristianos

Aprendamos de los primeros cristianos

Bosquejos Biblicos... En la iglesia de los primeros cristianos era tan grande el amor. La iglesia primitiva era una iglesia perseguida, una iglesia que...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *